Martes, 3 de julio de 2012

EL CONFIDENCIAL

ENCUESTA

¿A qué presentadora echaría más de menos en TVE?
Ana Pastor
Pepa Bueno
Mariló Montero
Anne Igartiburu
Ana Blanco
Julia Otero

EDICIONES ANTERIORES

· ARCHIVO

belleza

Verdades y mentiras sobre la cirugía estética

Verdades y mentiras sobre la cirugía estética

@L.V. - Sígueme en    Twitter  - 03/07/2012

A lo largo de los años y como sucede con cualquier actividad humana, la cirugía estética se ha visto a veces rodeada de polémica y sitiada por leyendas urbanas que pertenecen más al folklore popular que a la realidad. El doctor Moisés Martín Anaya, uno de nuestros más reputados especialistas en cirugía estética, nos regala este decálogo de mitos sobre la cirugía. Algunos bordean lo real y otros son directamente mentira.

1. El lifting facial estira la piel. El lifting facial no consiste solamente en estirar la piel, sino en reestructurar las distintas partes del rostro que se han deteriorado o descolgado con el paso de los años. Hoy en día, esta intervención puede realizarse de manera aislada o asociada a otros procedimientos como la blefaroplastia o la rinoplastia, o con otras técnicas como la lipoescultura (rellenos con grasa propia).
2. Los resultados de una liposucción desaparecen al cabo de un año. La liposucción es una técnica quirúrgica que trata de eliminar los cúmulos de grasa localizados en muslos, abdomen, caderas, brazos, tobillos, pantorrillas, cuello y bajo el mentón, mediante pequeñas incisiones. Puede usarse con una finalidad puramente estética o puede asociarse a métodos reconstructivos. La liposucción no es un método de adelgazamiento, si no de una operación que remodela la silueta de su cuerpo y cuyos resultados son permanentes. 
3. Las prótesis explotan en los aviones. Es uno de esos mitos que nadie sabe de dónde han salido pero que se perpetúan en el tiempo. La prótesis de mamas han pasado por decenas de controles médicos antes de aprobarse, entre ellos están los de resistencia a la presión. Así que si se ponen se puede realizar una vida normal con ellas, y uno de los aspectos de la vida normal es, claro, montar en avión. 
4. Se puede retirar una costilla para reducir y afinar la cintura. Un mito ligado a la cirugía plástica es el que plantea la posibilidad de extirparse costillas para parecer más delgado. Es cierto que existen casos en los que se requiere cartílago costal para reconstruir una nariz o una oreja pero ésta no es una opción para lograr reducir la cintura. Las costillas no ensanchan la cintura. Para lograr este efecto se acostumbra a quitar una fracción de grasa y piel de la parte inferior del ombligo con el fin de crear una figura más delgada, pero nunca se extirpan las costillas. 
5. Las cicatrices pueden desaparecer. La cirugía en sí siempre deja una cicatriz. Lo que sucede es que se intenta esconder de la mejor forma (por ejemplo, en pliegues y surcos de la piel). La condición última de la cicatriz dependerá de la piel del paciente, su tamaño, y que sean más o menos visibles dependerá de la capacidad del paciente para cicatrizar y de los cuidados a los que se haya sometido nada más acabar la intervención.
6. La cirugía resuelve problemas personales. Naturalmente una operación de cirugía estética nos puede ayudar a sentirnos mejor. Un tiempo después de hacernos la cirugía nos miraremos al espejo y seguro que nos gusta lo que vemos en él. Donde no llega la cirugía es a rincones más profundos: mejoramos el aspecto físico pero la cirugía no cambia la personalidad de los pacientes. 
7. Todas las prótesis mamarias hay que cambiarlas cada 10 años. La mujer que se someta por vez primera a una cirugía de aumento mamario debe saber que, en algunos casos, necesitará cirugías mamarias adicionales durante su vida. Algunas prótesis deberán ser cambiadas a los 10 años, otras a los 15 e incluso a los 20 años, y algunas no deben ser cambiadas nunca. Los cambios se deben generalmente debido a la ruptura protésica, a pinchazos en la superficie externa de las prótesis o debido al encapsulamiento de prótesis o al cambio por mayor tamaño o forma. 
8. Puedo quitarme la grasa acumulada con una dieta milagro. Muchas personas piensan que haciendo dieta y ejercicio pueden hacer desaparecer determinados cúmulos grasos que en realidad sólo terminan desapareciendo con la liposucción. 
9. La celulitis desaparece tras una liposucción. Lamentablemente a día de hoy no existe ningún tratamiento quirúrgico que acabe totalmente con la celulitis. No se debe confundir la celulitis con los cúmulos de grasa localizada, que son los que sí se pueden eliminar mediante una liposucción. Sin embargo, la liposucción puede atenuar y mejorar los efectos de la celulitis, puesto que alisa la piel. 
10. La cirugía estética es solo para personas con gran poder adquisitivo. Hace 20 años conceptos como el de teléfono móvil o Internet era definitivamente una quimera. Hace 20 años las únicas que pasaban por el quirófano para realizarse operaciones de cirugía estética era ese reducido grupo de mujeres que salían en las revistas y vivían dentro del mundo de la jet set. Pero con el paso de los años la cirugía estética no sólo ha mejorado sino que se ha democratizado y ahora mucha más gente tiene acceso a ella. 
Compártelo en Facebook

Noticias Anteriores

Un Lugar... para comer carne

Un Lugar... para comer carne

Luis Castroverde

Abierto hace ya poco más de tres años, Un Lugar es el establecimiento que la familia Martínez ha decidido montar en Madrid, en base a la experiencia que acumulan de más de 30 años con restaurantes...

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados