Domingo, 3 de junio de 2012

EL CONFIDENCIAL

EDICIONES ANTERIORES

· ARCHIVO

business class

Koh Samui, un paraíso de playas, templos y elefantes

Koh Samui, un paraíso de playas, templos y elefantes

Fotos: Cortesía de MyDestination.

@Daniel Camiroaga 01/06/2012

Una hora después de haber dejado el bullicio de Bangkok, aterrizamos en un aeropuerto de película. Grandes palapas o cabañas de madera y bambú hacen de terminal. Bajo el techo cuelgan lámparas enteladas, la cinta de recogida de equipajes están entre troncos de bambú y vegetación, al aire libre, las salas de espera parecen sacadas del hall de un hotel de lujo. Todo el aeropuerto es abierto. ¡Fascinante! (Ver galería de imágenes)

Dicen que el nombre de Koh Samui proviene del árbol local mui o del chino saboey (cielo seguro), bellas evocaciones que bien definen esta isla paradisíaca situada en la costa este del istmo de Kra, en Tailandia. La frondosa vegetación de un verde tupido e intenso cubre desde el centro de la isla hasta la misma línea de cocoteros de playa. Al revés que el resto del país, en la estación del monzón, de abril a septiembre, aquí llueve poco.
A Koh Samui se viene por las idílicas playas desperdigadas por la isla, en algunas de las cuales tienes la sensación que son solo para ti, te pertenecen durante todo el día. Pero no solo son playas, si dejas atrás la arena y el agua, tendrás la ocasión de visitar templos que no debes perderte:
Por la mañana, una visita a Bang Rak, para ver el templo y la estatua gigante de Buda. Los simpáticos monjes te invitan a escribir una petición en una pizarra y a cambio se les suele dejar un donativo. Al salir del mismo hay varios puestos de frutas donde refrescase con el agua de un coco.
En Wat Khunaram se exhibe una momia (con gafas de sol) del abad Loung Por Daeng, reverenciado como un santo. Se muestra sentado, en la misma posición de meditación en la que murió.
Wat Samret es otro templo fantástico, alejado de las rutas turísticas, que dispone de una pequeña estancia con 80 estatuas de buda.
Una excursión en elefante, el símbolo de la realeza, no es algo que hagamos todos los días. Para alejarnos del resto de turistas y sentirnos verdaderos exploradores, te aconsejo reservar al menos medio día y adentrarte en la selva a lomos de un paquidermo conducido por su mahout sentado en el cuello. ¡Toda una experiencia!
Todavía hay pueblos casi intactos, como estaban antes de la explosión turística en los 90. Bophut, en el norte, es un buen ejemplo; pequeñas casas de madera de pescadores y tiendecillas a lo largo de la calle principal. Para cenar buen pescado fresco, cualquiera de los restaurantes de su fabulosa y tranquila playa. Si la isla mantiene algún secreto aún, ese es Taling Ngam, gran playa solitaria y auténtica todavía. No dejes de tomar una copa en el Five Islands Cafe, mientras el sol se pone tras los 5 islotes.
Prueba la comida de los múltiples, pequeños y destartalados restaurantes de la calle. Cocina en diminutos chamizos de bambú que es donde comen los locales, y prueba los típicos cuencos de noodles, ensaladas y carnes. Si no te gusta la comida picante, di que no te pongan nada, porque aunque te lo pondrán de todas formas, se cortaran en la cantidad. Comer aquí te sale por menos de 100 baht (2 €). Uno de mis favoritos es Khao Hom Restaurant, en Bang Rak.
Para dormir: Conrad Koh Samui, lujosas villas con piscina infinity privada, increíbles terrazas para cenar prácticamente sobre el mar. ¡De lujo!
Por la cuarta parte del precio del anterior, pero suficiente, el Samui Native Resort & Spa, Desde el que puedes ir andando a la tranquila playa de Mae Nam.

álbum

Postales desde Koh Samui

Five Islands Café Bang Rak Café en la playa en Taling Ngam Playa de Mae Nam
Compártelo en Facebook

1 .- También es muy interesante ir a Phuket para luego tomar rumbo a las Phi Phi y la James Bond...

lepeluis

02/06/2012, 23:04 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

 

ACERCA DE

Daniel Camiroaga.- Pasé parte de mi vida viajando por todo el mundo gracias a mi trabajo como ejecutivo de una gran empresa. Me pudo mi vocación de viajero. Siempre llevaba un blog de notas. Notas que ahora se están convirtiendo en guías de viajes para Mydestination

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados