Domingo, 6 de enero de 2013

EL CONFIDENCIAL

ENCUESTA

La noticia de 2012 que más le sorprendió en el mundo del cuore fue...
El accidente de caza de Froilán
El romance de Pilar Rubio y Sergio Ramos
La guerra de los Sánchez Vicario
La demanda de Fran Rivera a Eugenia

EDICIONES ANTERIORES

· ARCHIVO

Letizia sustituye las tiaras de diamantes por joyas de 50 euros

Letizia sustituye las tiaras de diamantes por joyas de 50 euros

Paloma Barrientos 06/12/2012

Cuando la periodista Letizia Ortiz se convirtió en princesa, su joyero aumentó en la misma proporción que su estatus. La consorte del heredero se inició en un mundo hasta ese momento casi desconocido para ella.

Por un lado, porque empezó a utilizar tiaras, diademas, pulseras, pendientes y condecoraciones en sus tareas oficiales; por otro, porque el Príncipe le regalaba en cada fecha señalada piezas importantes que compraba en los establecimientos de los proveedores no oficiales, porque ya la Casa Real no tiene, como antaño, ese sistema de compromiso con ninguna firma comercial de lujo.

Ansorena, Perodri, Durán y Aldao son algunas de las joyerías tradicionales que visitaba el Príncipe con regularidad. En unas se dejaba asesorar y en otras era él mismo el que se encargaba de diseñar la joya en cuestión, como sucedió con una tiara de perlas y cuajada de brillantes que le regaló por el quinto aniversario de boda y que estaba valorada en aquel momento en 50.000 euros.

La crisis hizo su aparición y las compras de este tipo se convirtieron en un secreto de estado. Salvo en las recepciones de gala, donde sigue luciendo las piezas más espectaculares, en su vida privada y oficial la Princesa ha bajado su perfil. Es raro que se adorne con alhajas llamativas y mucho más que no sean de firma española. Ha sustituido el oro por la plata desde que conoció a Alejandra Yagüe, dueña de la marca Alexandra Plata, en un encuentro de mujeres empresarias en IFEMA.

La emprendedora, abogada y experta en Derecho Comunitario abandonó hace doce años su trabajo para dedicarse al diseño de joyas y así lo contó en presencia de la consorte real, que se interesó por su historia, según narran a Vanitatis testigos del encuentro. Le hicieron llegar el catálogo y desde ese momento se convirtió en compradora reincidente, luciendo pulseras y collares que hacen juego con los pendientes. Se trata de unos aros que llevan incorporados unas bolas de amatista, cuarzos, ágatas, turmalinas, circonitas y demás piedras semipreciosas intercambiables y cuyo precio oscila entre los cincuenta y cien euros.

La princesa los ha lucido en sus últimos viajes internacionales, mientras guarda en un cajón las joyas que, en tiempos de crisis, podrían suscitar grandes críticas entre sus súbditos.

Compártelo en Facebook

1 .- Pero, se cree que con eso soluciona algo??? vamos a ver, que las joyas las sigue teniendo, que las sigue acumulando, que sigue viviendo a todo tren a costa nuestra, de los españoles que estamos con salarios congelados, o rebajados o desaparecidos...que se deje de hipocresias;lo que deberia hacer junto con el resto de toda esa panda, es desaparecer

estrellafugaz

08/12/2012, 20:23 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

 

ACERCA DE

Paloma Barrientos.- Cuando se ha trabajado en la mayoría de medios de este país (radio, tele, periódicos, revistas…) resulta muy complicado hacer un resumen equilibrado de la vida laboral. Diré que he pasado muchas horas de mi vida (a veces en horarios indescriptibles) con los mejores compañeros que se puedan tener. Con ellos he compartido risas, alguna que otra lágrima y, sobre todo, mucha solidaridad. Que muchos de ellos son mis grandes amigos. Que he tenido jefes vanidosos, jefes excelentes que enseñaban, formaban y organizaban equipos fantásticos, jefes pasotas y divertidos, y también analfabetos funcionales, que suelen pasar al olvido. Que esta profesión me ha permitido conocer casi el mundo entero y a gente única, que de otra forma no me hubiera encontrado en mi camino. En general, y echando la vista atrás, puedo decir que elegí la mejor profesión. Al menos para mí.

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados