Viernes, 14 de junio de 2013

EL CONFIDENCIAL

EDICIONES ANTERIORES

· ARCHIVO

Sonia Ferrer no aguanta más y se rebela

Sonia Ferrer

Sonia Ferrer no aguanta más y se rebela

Sonia Ferrer, en una imagen de archivo (I.C.)

Paloma Barrientos - Sígueme en    Twitter  - 11/06/2013

“No he visto a nadie al que linchen como han hecho conmigo, que no he atracado un banco ni he matado a nadie. ¡Ya está bien!”. Con estas frases tan contundentes Sonia Ferrer quiere zanjar de una vez  por todas los ataques y maledicencias que se lanzan contra ella tras conocerse su relación con Álvaro Muñoz Escassi.

A raíz de la publicación de un reportaje donde la periodista y su chico son la viva estampa de Memorias de África en versión Casablanca, se desataron la polémica y las versiones encontradas. Unos aseguraban que era un “posado robado”, refiriéndose a esos pactos entre famoso y paparazzi para que parezca real lo que es irreal. Otros que la traición del jinete era manifiesta, al haber organizado la estrategia gráfica sin conocimiento de su chica. Y un tercer punto en que la pareja de enamorados era consciente de lo que se publicaría unas semanas después, porque era imposible que no se percataran de la presencia de un profesional en un lugar donde esconderse era imposible. Dunas y más dunas y sólo ellos y camellos.

Este último aspecto es el que ha provocado la sublevación de la presentadora, que niega que tuviera nada que ver con montajes y estrategias. “¿A ver, que es lo que he hecho? ¿Irme de viaje con Alvaro? Pues sí, me he ido con él. ¿Que nos han fotografiado? Sí, ¿y qué? Y te  aseguro que no tenía ni idea, pero que en el caso de que fuera así, a mí no me beneficia. Estoy en un proceso de divorcio que preferiría que fuera de mutuo acuerdo y estas informaciones lo que hacen es empantanar todo”, ha declarado. Y se mosquea porque tampoco entiende la necesidad de algunos informadores de llamar traidor a Escassi sin tener ninguna base para catalogarlo así.

Sonia Ferrer, que ha sido siempre una mujer tranquila, que no ha vendido su vida, que fue gratis total a El Programa de Ana Rosa, cuando “me han ofrecido dinero por dar mi versión”, se encuentra en un estado de perplejidad, por definirlo de una manera suave. En realidad, considera totalmente desmesurados los comentarios, le parecen de un machismo supino y por eso ha dicho que no aguanta más y que se rebela. “¿Pero por qué me tienen que juzgar cuando no he hecho nada malo? ¿Y qué es eso de que estoy exigiendo y presionando a mi marido? Mentira, yo no pido nada que no me corresponda”.  Dicho y rubricado por la periodista  

Compártelo en Facebook

3 .- Después de leer el articulo estoy mucho más tranquilo, una noticia de este calibre no se me podía pasar. Que diferencia de foreros con el día de ayer. Está comprobado que cuando lanza su odio y sus mentiras sobre la princesa Letizia tiene más lectores. Aunque bien pensado , lo mismo mi comentario anima a los detractores clasistas y puritanos de pacotilla a escribir algo. No se desanime Barrientos, al menos tres opiniones le salvan el trasero a ese curriculum tan flamante. No tengo duda alguna que usted se rodeó de excelentes profesionales. Que descanse después de este ejercicio metafísico .

JD

11/06/2013, 19:20 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

2 .- Artículo imprescindible, un prodigio de redacción .

SOSCA

11/06/2013, 17:32 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (1)

|

#

1 .- Somos mala gente! Ni un comentario a esta pobre chica que sueña con que a alguien le importe con quien echa un polvete... Pues hala guapa, ya lo sabemos, que lo tuyo es amor, que te persigue la Inquisicion...y a que tu marido no le vas a sacar un puñetero duro.... Si es que no se puede tener el cerebro tan bajo, te traiciona y pasan estas cosas

antonlo54

11/06/2013, 17:24 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

 

ACERCA DE

Paloma Barrientos.- Cuando se ha trabajado en la mayoría de medios de este país (radio, tele, periódicos, revistas…) resulta muy complicado hacer un resumen equilibrado de la vida laboral. Diré que he pasado muchas horas de mi vida (a veces en horarios indescriptibles) con los mejores compañeros que se puedan tener. Con ellos he compartido risas, alguna que otra lágrima y, sobre todo, mucha solidaridad. Que muchos de ellos son mis grandes amigos. Que he tenido jefes vanidosos, jefes excelentes que enseñaban, formaban y organizaban equipos fantásticos, jefes pasotas y divertidos, y también analfabetos funcionales, que suelen pasar al olvido. Que esta profesión me ha permitido conocer casi el mundo entero y a gente única, que de otra forma no me hubiera encontrado en mi camino. En general, y echando la vista atrás, puedo decir que elegí la mejor profesión. Al menos para mí.

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados