Jueves, 17 de enero de 2013

EL CONFIDENCIAL

ENCUESTA

De las novias del Real Madrid, usted se queda con...
Sara Carbonero
Pilar Rubio
Irina Shayk
Nagore Aramburu

EDICIONES ANTERIORES

· ARCHIVO

la guía miguelín

Un clásico castellano: el rincón de Esteban

@Miguel Casas 14/01/2013

Este restaurante está situado muy cerca del Congreso de los Diputados, tan solo cruzar la Carrera de San Jerónimo, te encuentras con él, en el popular barrio de Las Letras. Se accede al restaurante a través de una puerta de madera con cristales emplomados, donde está grabado su escudo heráldico. El comedor está decorado con gusto, sus paredes están pintadas en tono salmón  claro, las columnas forradas en ladrillo visto y colgando de sus paredes cuadros con motivos taurinos, fotografías del Jefe del Estado, del Príncipe y de los Presidentes de Gobierno, amén de políticos y de personalidades del mundo de la cultura y de farándula que han pasado por allí.

 

Su propietario Esteban González, persona que ha dedicado más de cuarenta años de su vida al mundo de la restauración. Comenzó en el restaurante Los Galayos y en 1991 inauguró su Rincón. Es fácil encontrarse a medio día con alguna cara conocida de la política, sin embargo por la noche, la clientela está formada por turistas, que se alojan en los hoteles de la zona, que son atendidos por el responsable del comedor y de que todo esté en orden,  Aquilino Funtán, que se defiende en varios idiomas.

 

El comedor situado en la zona de bodega, está formado por una bonita bóveda de ladrillos a cara vista y una espléndida mesa con capacidad para 16 personas. Su cocina es familiar y casera y su carta bastante extensa, si bien me voy a referir a sus sugerencias. Como plato más solicitado es el popular “manda huevos”, frase que hizo famosa el que fuera Presidente del Congreso de los Diputados Federico Trillo, con motivo de una comparecencia de una Señoría. Como recordatorio a esta magna expresión, le confeccionaron el plato, que consiste en unos huevos fritos acompañados de patatas, jamón y angulas.

 

 

De entre los guisos, el cocido a la madrileña y el arroz marinero. De sus pescados destaco los chipirones a la parrilla con gambas, el bonito encebollado, el rape a la bilbaína con patatas panaderas, el bacalao al horno, el cogote de merluza y la merluza en salsa verde con angulas y almejas. De sus carnes sobresale el Foie de oca al Pedro Ximenez con pasas de Corintio, la perdiz roja al estilo Toledano, el entrecot de cebón gallego, los medallones de solomillo a la parrilla, el steak tartare, la paletilla de lechal al horno, el cochinillo al estilo Arévalo y el solomillo de jabalí.

 

La carta de postres en muy variada, hecha por ellos mismos, para los golosos les recomendaría los borrachos rellenos de crema y nata, los buñuelos rellenos de crema, las torrijas con helado y las tartas de manzana y chocolate,  las presentan en un carro y te entran por los ojos.

 

La bodega es buena, con bastantes referencias de las distintas denominaciones de origen. De vino de la casa tienen un crianza de la Ribera del Duero, Valdubón y otro de La Rioja Solar Viejo.

 

Desde hace 20 años, tiene instauradas las Jornadas Gastronómicas dedicadas a la Caza, se celebran a finales de noviembre, en concreto las del pasado año fueron del 21 de noviembre al 9 de diciembre. Consisten en unas entradas, un primero a elegir, entre siete platos distintos, un plato principal, también a elegir entre ocho y algo dulce. Con vino y copa, 45 €.

 

También durante la feria taurina de San Isidro, preparan unas jornadas gastronómicas y una tertulia taurina a medio día, en colaboración con Onda Cero, de similares características.

 

No cierran ningún día y tiene aparcamiento concertado en el de la Plaza de las Cortes.

 

Precio 45 €.

 

Santa Catalina, 3.-  Madrid

 

Teléfono 914299289

Compártelo en Facebook
 

ACERCA DE

Miguel Casas.- Recomendado en la Guía Miguelín “Comer bien en un restaurante de renombre no tiene mérito”. La guía Miguelín es perfecta para unos tiempos que no llaman al esnobismo: Miguel Casas, un profesional de las relaciones comerciales y aficionado a la buena mesa, nos ofrece una selección de restaurantes adeptos a la buena cocina, la limpieza, la simpatía de sus propietarios y la relación calidad-precio. La mayoría de los restaurantes incluidos en 'La Guía Miguelín' se encuentran en Madrid y su comunidad, aunque también figuran algunos de Segovia, Toledo, Alicante y Cádiz, su patria chica. El autor ha dividido Madrid en cuatro zonas, cada una acompañada de un plano en perspectiva de Pedro J. Villeta.

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados