Lunes, 25 de marzo de 2013

EL CONFIDENCIAL

ENCUESTA

¿Cree que Cayetano Martínez de Irujo se merece el Premio Príncipe de Asturias del Deporte?
Sí, es un gran jinete
No, los hay mejores

EDICIONES ANTERIORES

· ARCHIVO

malditos spoilers

... Y la televisión rescató al galán de los ochenta,
Tom Berenger

... Y la televisión rescató al galán de los ochenta, <br>Tom Berenger

Juan M. Fdez - Sígueme en    Twitter  - 03/11/2012

A pesar de ser uno de los actores más prolíficos de Hollywood, Tom Berenger pasó de cosechar éxitos importantes en los años ochenta como en Reencuentro, por el que consiguió una nominación al Oscar, o en Platoon, por el que ganó el Globo de Oro; a que sus trabajos pasaran desapercibidos en los años noventa. Y eso que llegó a rodar una veintena de películas o tv movies.

Sin embargo no sería hasta 2010, con su papel en Origen, cuando Berenger resurgiera de sus cenizas. Una 'resurreción' que quedaba constatada en la última gala de los Emmy cuando conseguía alzarse con el galardón a mejor actor secundario en una miniserie de televisión gracias a su papel del tosco y violento Jim Vance en Hatfields & McCoys, serie que este miércoles estrena FOX Crime a partir de las 22:30 horas.

Producida y protagonizada por Kevin Costner, la ficción recrea la historia real del violento enfrentamiento vivido durante décadas entre dos familias vecinas tras la guerra civil americana. "Mucha gente no conocía la historia. Sin embargo, la historia tiene poco de leyenda. No se exagera, Hatfields & McCoys narra unos hechos verídicos", comenta el actor a Vanitatis durante su visita a Madrid.

"En cierta medida y con todos nuestros respetos hacía El Padrino, esta serie tiene mucho de esta excelente saga: la dinámica de la familia con los patriarcas, hijos, sobrinos, mujeres. Luego está la venganza, las dos son de épocas. Y sobre todo es una serie con un guión perfecto, una dirección perfecta, unos personajes reales. Estoy totalmente convencido de que todos los planetas se confabularon para que esta serie fuera y tuviera el éxito que está cosechando".

Una historia zanjada en 2003

Una historia que incluso ha llegado hasta nuestros días. Y es que no fue hasta 2003 que los descendientes de ambas familias firmaron la paz. "Se lo han tomado bien. De hecho uno de los actores era un descendiente de los Hatfields pero interpretó a un McCoy en la serie. De hecho yo soy el que lo mata con mi sobrino", confiesa. "Estados Unidos es un país democrático y como tal nos gusta a la mayoría aprender de nuestros errores. Esa es la mejor forma de poder cambiar".

Un cambio que podría llegar este mismo martes si Mitt Romney vence al presidente Barack Obama. "Hace unas semanas diría que ganaría Obama, pero ahora van a estar muy igualados. Lo que sí me gustaría es que hubiera un tercer partido. No soy muy político. Me gusta más hablar de historia y me preocupan los temas relacionados con la economía. Aunque para ser honesto no he visto buenos políticos en los últimos años", confiesa.

Tampoco es muy honesto su personaje en la serie Jim Vance. "En el fondo es un rudo hombre de campo con sus propias y particulares reglas. También es un ser solitario e individualista. Sin esposa, con hijos mayores y que se dedica a enseñar a sus sobrinos, aunque a veces estas enseñanzas no son las más adecuadas. Yo lo definiría como una bala perdida que hay que tratar de esquivar".

En cuanto a su entrada por la puerta grande en la televisión, la cual parece se ha convertido en refugio de muchos actores de su edad, Berenger cree que "esta miniserie ha hecho que resurja el interés por las miniseries. Ahora estamos haciendo una miniserie sobre los vikingos y parece que las cadenas de cable está muy interesadas en este tipo de producción. Y la verdad es que es positivo por que se puede cubrir una novela entera incluyendo todos los personajes y subtramas o tomar un hecho histórico".
Compártelo en Facebook
 

ACERCA DE

Juan M. Fdez.- Siempre he dicho que lo de ser periodista es vocacional. Después llegan los estudios, las licenciaturas, los doctorados, los papeles inservibles que certifican que estás ‘capacitado’ para contarles a los ciudadanos lo que ocurre en este loco mundo. Pero periodista de raza es aquel que de niño se graba a escondidas sus propios programas radiofónicos con un simple radiocasette, el que sale a la calle con su cámara de vídeo en mano para informar a sus familiares y amigos sobre las últimas inundaciones de su ciudad, el que sueña con llegar a la gran ciudad y entrevistar a todo tipo de personajes. De momento, algunos de esos sueños se han cumplido gracias a Reuters, 20 Minutos, Telecinco.es y ahora El Confidencial-Vanitatis. Pero aún quedan muchos por cumplir. The show must go on.

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados