Publicidad

@Amaya Cervera (Todovino) - Sígueme en    Twitter  -  13/01/2012

¿Se pueden beber buenos vinos sin gastar mucho dinero? Por supuesto que sí. La cuesta de enero siempre se hará más llevadera con una sonrisa y qué mejor forma de pasar un buen rato que montar una reunión de amigos o familia en torno a platos y vinos muy bien elegidos.

Lo cierto es que el contexto general de crisis ayuda a apurar la relación calidad-precio y las bodegas están más pendientes que nunca de este segmento del mercado, ya sea desplazando parte de su producción hacia sus etiquetas más asequibles o creando marcas específicas que destaquen en este terreno.

Hoy os proponemos cinco vinos (un espumoso, un blanco y tres tintos) elaborados por bodegas de prestigio y con una sólida trayectoria en el mercado. Todos ellos se sitúan por debajo de los 10 euros la botella, son etiquetas representativas de sus distintas denominaciones y pertenecen a cosechas especialmente destacadas para la zona o la bodega. Son mucho más que vinos de diario y tomados con la copa adecuada y a la temperatura correcta pueden dar las mismas satisfacciones que otras etiquetas de precio bastante superior.

Agustí Torelló Mata Reserva Brut 2008 (Cava. 9,45 euros). Ya decíamos hace unas semanas que los espumosos son vinos para todo el año. Es más, pueden convertir una reunión o una comida sencilla en algo realmente especial y el factor sorpresa siempre está asegurado cuando se recibe a los invitados con una copa de cava o se empieza la comida con un espumoso. Este Brut Reserva de Agustí Torelló tiene una crianza de 24 meses que le da la suficiente complejidad y cremosidad para no pasar desapercibido y la bodega es toda una institución dentro del universo del cava. Quien no tenga la clásica copa alargada de espumosos puede servirlo en una copa normal de vino. No es ningún sacrilegio. Para mantener la temperatura bajo control y no perder vivacidad, lo mejor es tener una cubitera con agua y hielo a mano o recurrir al truco de dar un golpe de frío en el congelador antes de servir.

Anxo Martín 2010 (Rías Baixas. 7,70 euros). La gama de blancos que ha creado el grupo Martín Códax bajo el sello Alma Atlántica en distintas regiones gallegas parece hecha a medida de los tiempos que corren. Son etiquetas muy bien elaboradoras y que reflejan muy bien su respectivas zonas y uvas. Éste nos gusta especialmente porque junto a la albariño mayoritaria en Rías Baixas, incluye pequeños porcentaje de uvas minoritarias, la caíño blanco y la loureiro, lo que le aporta complejidad y personalidad. Es muy fresco, con aromas de hierbas aromáticas, abundantes notas cítricas y una boca de textura grasa y bien equilibrada. Se bebe muy bien a 6-7 grados y no quedará empequeñecido en una copa de cierto tamaño.

Vallobera Crianza 2009 (Rioja. 6,95 euros). Bodegas San Pedro (Laguardia, Álava) no es muy conocida del gran público, pero siempre figura en los rankings de relación calidad-precio de los expertos. De hecho, hace unos días destacábamos la cosecha 2008 entre nuestras compras favoritas de su denominación. La 2009 que acaba de salir al mercado y probamos hace unos días es incluso superior. Ofrece una muy buena combinación de fruta roja y golosidad, con un juego de maderas tan discreto como efectivo. Hay profundidad de sabores dentro de este estilo de tinto jugoso, más bien ligero y muy frutal característico de Rioja Alavesa que puede servirse sin problemas bastante fresco (a unos 13-15 grados). La relación calidad-precio es realmente destacable.

Sembro 2010 (Ribera del Duero. 8,45 euros). ¿Quién dijo que los riberas eran caros? Aunque más tarde que otras zonas, esta denominación también se ha apuntado, más o menos obligada por la crisis, a los tintos de relación calidad-precio. Viñas del Jaro, bodega fundada a principios de los 2000 por una rama de la familia Osborne, fue pionera con Sembro en la creación de un estilo de tintos con mucha fruta y un corto envejecimiento en madera que prescindía del indicativo de “roble”, muy habitual en la zona, pero a menudo asociado a un excesivo sabor a barrica. En Sembro hay mucha fruta roja, golosas notas lácticas y la expresión limpia e intensa de la excelente cosecha 2010.

Cepa Gavilán 2009 (Ribera del Duero. 8,45 euros). Los muy reconocidos Pérez Pascuas, famosos por su marca Viña Pedrosa, lanzaron hace unos años esta etiqueta más asequible y que tiene el mismo tiempo de envejecimiento en barrica (12 meses) que se le exige a un crianza. De ahí que haya un carácter más tostado en nariz y mayor consistencia en boca, a tono con el perfil de una añada potente como 2009 y de buena madurez frutal. Aunque no lo necesita, es el tinto de la lista que podría soportar mejor la decantación, una ceremonia asociada a vinos potentes y a vinos de cierta edad y que siempre añade un toque de glamour en la mesa.

Si tienes alguna pregunta para el experto en vino, pincha aquí.
Sigue a Todovino desde Twitter

Compártelo en Facebook
 

ACERCA DE

Todovino .- En el Comité de Cata de Todovino catamos alrededor de 5.000 vinos al año y elegimos los que más nos han gustado tanto por su historia como por su relación calidad-precio o su lugar de nacimiento. A partir de ahí asesoramos a nuestros clientes, seleccionamos las bodegas del Club y editamos la Guía Todovino. Creemos que detrás de cada vino hay una historia y aquí estamos para contarlas.

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados