Publicidad

@Amaya Cervera (Todovino) 24/02/2012

Hay un carácter realmente diferencial en los vinos que se elaboran en esta denominación de origen leonesa, limítrofe con Galicia, y a la que acabamos de pasar revista seleccionando sus mejores etiquetas para La Guía Todovino 2012.

Parte de ese carácter diferencial se apoya en la existencia de una uva autóctona, la mencía, que sólo se cultiva en el cuadrante noroccidental de la Península y tiene su principal centro geográfico precisamente en el Bierzo. Es una variedad que da tintos más profundos y amables que estructurados, muy aromáticos, con notas de frutillos rojos y personales toques terrosos y minerales.
 
Los mejores son los que proceden de viñedos viejos, la mayoría situados en pequeños valles entre montañas, a bastante altitud y, a menudo, en laderas de cierta pendiente. En este paisaje inspirador nacen vinos como Pieros Reserva 2003, el top de Bodegas Estefanía-Tilenus (93 + puntos, 60 euros, 2.000 botellas), nuestro bierzo mejor valorado este año, para el que se seleccionan las cepas más antiguas de la empinada colina de Pieros, en el municipio de Cacabelos. El tiempo le ha regalado complejos aromas y conjuga con elegancia la mejor profundidad que da la variedad con una cierta mineralidad terrosa.
 
De pagos concretos, y por tanto con producciones escasas y precios también elevados teniendo en cuenta la dificultad orográfica para trabajar la viña y sus muy bajas producciones, encontramos etiquetas como La Bienquerida 2008 (Losada Vinos de Finca, 92 puntos, 30 euros, 3.000 botellas), de una parcela recuperada en la que hay un 5% de otras uvas junto a la mencía. Con frescura, el estilo es más potente y concentrado, por lo que no le viene mal algo más de botella o una decantación si se quiere consumir ya. En una línea similar de potencia y con textura muy agradable y persistencia, Peique Selección Familiar 2006 (Bodegas Peique, 92+ puntos, 26 euros y apenas 1.000 botellas) se elabora con cepas de más de 90 años, mientras que otro nombre que destaca en textura y sensaciones en boca, Bembibre 2007 (Dominio de Tares, 91+, 23 euros, 10.000 botellas) se construye a partir de seis pagos diferentes de viñas de más de 60 años cultivadas en suelos pizarroso y en laderas con hasta un 22% de inclinación. Por su parte, Villa de Corullón 2009 (Descendientes de J. Palacios, 92+ puntos, unos 40 euros, 16.000 botellas), que lleva la firma del mediático Álvaro Palacios y su sobrino Ricardo Pérez, está concebido como un vino de municipio. Procedente de viñas del pueblo de Corullón, es el prototipo del bierzo delicado y elegante con envolventes taninos y final muy aromático. A mitad de camino entre este estilo sutil y las propuestas más concentradas, Paixar 2008 (91 puntos, 42 euros, 5.500 botellas) ofrece la mineralidad propia de los suelos pizarrosos en los que se cultivan sus viñas.
 

Las mejores compras
 
Casi todas las bodegas que hemos citado cuentan por suerte con excelentes tintos que reflejan la personalidad de la zona a precios asequibles y con mayor disponibilidad de botellas. Apúntense el nombre de Luna Beberide con el excelente, profundo y muy equilibrado Finca La Cuesta 2009 (91 puntos, nueve euros, 70.000 botellas) y en un plano más informal su juvenil Mencía 2010 (88 puntos, cinco euros, 150.000 botellas), fragante, fresco y frutal. Otra etiqueta a tener en cuenta es Baltos 2009 (90+ puntos, 7,5 euros y 90.000 botellas), de Dominio de Tares, con abundante fruta roja y capaz de crear un conjunto sabroso y de buena amplitud aromática en el paladar que acompañará muy bien cualquier plato a base de legumbres.
 
En un lugar intermedio recomendamos Hombros 2009 (91 puntos, unos 14 euros y 36.000 botellas), una mencía marcadamente frutal, jugosa y con mucha frescura. La firma otra bodega destacada de la zona que sólo trabaja con viñedos propios: Casar de Burbia. De Bodegas Peique destacamos el sedoso y balsámico Peique Viñedos Viejos 2007 (91 puntos, 15 euros, 10.000 botellas), que sale de cepas de más de 60 años propiedad de la familia. Y de Bodegas Estefanía, Tilenus Pagos de Posada Reserva 2004 (91 puntos, 25 euros, 12.000 botellas) y Tilenus Crianza 2006 (87 puntos, 14 euros, 40.000 botellas), ambos con el estilo característico de la casa de delicada ligereza, bocas muy envolventes y sensaciones minerales y aromáticas, en el primer caso con el plus de unas cepas casi centenarias y un viñedo perdido. Enológicamente, los Tilenus son hijos del enfant terrible del Bierzo, Raúl Pérez, uno de los enólogos españoles más mediáticos y ocupados del momento entre asesorías enológicas y proyectos propios en numerosas regiones, la mayoría dentro del noroeste español. Constituyen una buena opción para quien quiera probar bierzos con su firma y no consiga acceder a los escasos y muy buscados Ultreia que Pérez elabora en esta denominación.

Si tienes alguna pregunta para el experto en vino, pincha aquí
Sigue a 
Todovino desde Twitter

Compártelo en Facebook

1 .- No es posible hablar de vinos del Bierzo, con seriedad, sin hablar de los vinos de Raul Perez. Son los mejores, son muy personales, tienen identidad y son de lo más tipico que se puede tener. Estoy seguro.

Ojo, Pitacum, buenisimos y muy bien de precio.

vida

24/02/2012, 19:47 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

 

ACERCA DE

Todovino .- En el Comité de Cata de Todovino catamos alrededor de 5.000 vinos al año y elegimos los que más nos han gustado tanto por su historia como por su relación calidad-precio o su lugar de nacimiento. A partir de ahí asesoramos a nuestros clientes, seleccionamos las bodegas del Club y editamos la Guía Todovino. Creemos que detrás de cada vino hay una historia y aquí estamos para contarlas.

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados