CASAS REALES

Kate Middleton se queda sin seguridad

La Familia Real inglesa sigue con su política de austeridad para dar ejemplo a los ciudadanos británicos. La Reina Isabel II ha dado un paso más
Foto: Kate Middleton se queda sin seguridad
Kate Middleton se queda sin seguridad
Fecha
Tags

    La Familia Real inglesa sigue con su política de austeridad para dar ejemplo a los ciudadanos británicos. La Reina Isabel II ha dado un paso más y ha decidido retirar la seguridad que protegía a Kate Middleton, la novia del Príncipe Guillermo. Middleton tenía, desde el momento en que comenzó a salir con el segundo en la línea de sucesión, un servicio de seguridad cuyos costes superaban las 25.000 libras al año.

    La decisión la han tomado en base a que consideran que no es esencial proteger a la joven, aunque el Príncipe Guillermo no estaba demasiado de acuerdo con la decisión. Entre los elementos utilizados para proteger a la novia del hijo mayor del Príncipe Carlos se incluía un circuito cerrado de televisión en su casa de Londres, un botón para emergencias y una puerta de acero. Además de estos sistemas de seguridad, una patrulla de policía se encargaba de vigilar su calle.

    La Casa Real británica ha decidido retirar la seguridad de Middleton tras hacer una revisión de los gastos de los royals en seguridad, que ascienden a 100 millones de libras anuales. Tras este análisis de sus cuentas, los Príncipes Enrique y Guillermo también perderán la protección en determinados momentos de su tiempo libre, como es el caso de sus noches de fiesta. Lo mismo sucederá con Beatriz y Eugenia, las hijas del Príncipe Andrés, que verán cómo su elevada cuenta de seguridad desaparece.

    Mientras Clarence House tomaba la decisión de prescindir de seguridad para la novia de Guillermo, Daily Telegraph publicaba las declaraciones de Claudia Joseph, autora de Kate Middleton: Princesa en espera, una biografía no autorizada de la novia real. Decía Joseph en las páginas del tabloide británico que la fiesta de presentación, en el exclusivo club londinense Raffles, fue “misteriosamente” cancelada la pasada semana.

    Comentaba la autora que la habían emplazado en otro club, llamado JuJu, pero que estaba disgustada ya que “he sido miembro de Raffles durante años y he celebrado otros eventos allí, tengo mis sospechas de por qué ha sido cancelada”. Piensa que, quizá, las cartas recibidas por parte de los abogados de Middleton mientras escribía el libro tengan algo que ver.