La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

CASAS REALES

A Zarzuela el libro no le quita el sueño

Desde el gabinete de comunicación del palacio de la Zarzuela son tajantes respecto a la publicación del libro Letizia Ortiz: una republicana en la corte de
Foto: A Zarzuela el libro no le quita el sueño
A Zarzuela el libro no le quita el sueño

Desde el gabinete de comunicación del palacio de la Zarzuela son tajantes respecto a la publicación del libro Letizia Ortiz: una republicana en la corte de Juan Carlos I, del periodista Isidre Cunill. “No habrá ningún comunicado y tampoco respuesta oficial a un tema que no se considera importante”. Por lo tanto, y ante la llamada de muchos periodistas, insistiendo en si habrá alguna reacción, la respuesta es negativa.

“Tampoco hay órdenes por parte de nadie en negar nada que tenga que ver con este asunto”. Así de claros y concisos se muestran en Zarzuela. Por lo tanto, esperar cualquier novedad en este sentido es pedir peras al olmo. No estaría mal que fueran algo más expresivos, pero es lo que hay. La Casa de la Primera Familia funciona así. Lo que no gusta, no existe. 

Oficialmente, en palacio se enteraron de la existencia del libro de Cunill la semana pasada, cuando diversos medios llamaron al departamento de prensa para recabar información. Este dato hay que darlo por bueno y, por lo tanto, aceptar que la princesa no tenía ni idea de lo que se le venía encima. En principio, el libro puede resultar escandaloso, ya que Cunill repesca leyendas urbanas como el supuesto aborto que sufrió en un hospital de México cuando era sólo Letizia Ortiz o una presunta detención por posesión de hachís.

Narra también la relación sentimental con su primer marido, Alfonso Guerrero, al que conoció cuando él era su profesor y ella una postadolescente de 16 años. Nada que no se hubiera publicado en foros de internet o en tertulias agresivas de televisión donde se cuestionó en su día la idoneidad de la periodista Letizia. Ni tan siquiera el informe del CNI que se supone utiliza Cunill para su investigación llama la atención. La Casa Real habría solicitado una investigación concienzuda sobre la princesa. Lo desconcertante habría sido lo contrario. Si se despieza la vida de cualquier trabajador de la Casa, qué menos que analizar con lupa el pasado de Ortiz Rocasolano que, por otra parte, es muy común a muchos jóvenes de su generación, de la de antes y de la de ahora.

Novios variados y numerosos, consumir algún que otro canuto, beberse hasta el agua de los floreros en las fiestas de los pueblos, compaginar el novio del momento con el muchacho que  se acaba de conocer, enamorarse del profesor… Y así hasta un sinfín de arquetipos habituales que después desaparecen cuando se madura. El problema de la princesa es que alguien, o ella misma, quiso reescribir una biografía que, como la Cristo, empezó en la treintena. Y esa es la faena, que cuando se pretende borrar la normalidad, ésta  asoma y se convierte en superlativa.

Lo mejor habría sido imitar a Mette-Marit, que de su pasado oscuro (que tampoco lo era) hizo su propia catarsis. A no ser, como dice algún malvado, que este libro sirva para recuperar o renovar los seguidores de la princesa. Además, de este modo, se acaba de una vez con ese pasado que siempre vuelve. Una cosa es la crítica que se pueda hacer a ciertos aspectos que imperan en la institución, como es la total opacidad actual o las salidas de pata de banco de la princesa, y otra muy diferente que sea la diana de un pim, pam, pum donde el ataque se base en la moralidad sideral.  

A la consorte real le sobra prepotencia, pero eso ya lo sabía su marido cuando decidió convertirla en madre de sus hijos. Con lo cual, si hay que pedir cuentas públicas sería al heredero, porque su economía forma parte de los presupuestos del Estado. Como diría Belén Esteban: “Y si Letizia de joven se fumó un canuto, ¿qué pasa? ¡¿Vale?!”. Por cierto, ¿el príncipe nunca se tomó un whisky de más en sus veranos mallorquines? Pues sí. Y fui testigo.

Enlaces relacionados:

 - Un libro desvela oscuros episodios del pasado de la princesa Letizia

- Los mejores amigos de la princesa Letizia: el oro blanc y los diamantes

#25
Pues a esta ya no la echan ni con agua caliente. Se ha acomodado perfectamente al estilo de vida tradicional. Quien la ha visto y quien la ve, antes republicana de izquierdas y ahora ya digo, una señora bien casada que representa a la más alta institución de nuestro Estado.
Si hay problemillas como &034;cuñadas&034; o &034;pasado oscuro&034;, o &034;no tener vacaciones&034;, pues bueno, no todo iba a ser perfecto. Más cornás da el hambre.
Ampliar comentario
#24
Todas estas acciones son importantes que se sepan porque nos dan pistas sobre los parametros morales de esta persona, si es generosa o no, altruista o no, inteligente o no, etc. es decir, apta para el puesto que ocupa. Hemos estado asistiendo anonadado a las metidas de pata continuas, la prepotencia, las groserias, las intrigas, la superficialidad y los complejos evidentes de esta sra con respecto a su fisico, que nos estan gritando que esta mujer NO DEBE DE ESTAR EN ESE PUESTO QUE OCUPA. Y lo peor: Una persona de ese calibre...con que cara se pone a PRESIDIR actos, o con que cara puede ANIMAR o MIRAR DESDE UNA PRETENDIDA SUPERIORIDAD SIMBOLICA Y MORAL a jovenes empresarios, universitarios, cientificos, bomberos, menores con discapacidades, o trabajadores de una fabrica de yogurt? También nos da pistas de como es en realidad su segundo marido que fue quien la eligio.
Ampliar comentario
#23
De que se pueden asustar el borboneo menuda la viña y menudos los ramos de la misma, aquí hay que decir, aquello del los reales católicos reyes: Tanto monta monta tanto los borbones y los Ortiz, basta con tomar un libro de historia para saber como han sido y son los primeros
Ampliar comentario
#22
Ampliar comentario
#21
22, no entiendo por qué siempre se dice que nos constaría lo mismo o más tener un jefe de estado elegido; suprimimos la guardia real [1.400 sueldos y residencias], los yates y sus embarcaderos y le rebajamos el sueldo a un nivel parecido al del presidente del gobierno y ya hemos ahorrado una millonada. Además podríamos plantearnos si realmente nos hace falta una figura aparte como jefe de estado, o, puestos a ahorrar, ya nos bastaría con uno como en EE.UU. y otros países.
Ampliar comentario
#20
Solo me parece bien la monarquía si lo hace bien.Si tuviéramos un Presidente por encima del primer ministro tendríamos el mismo gasto que con la familia real.Lo que no me parece bien, es que alguien tenga que ser rey o reina porque nació de ciertos padres[reyes] sin ver ni saber si está preparado para ese cargo.Con Leticia, creo que hay mucha,mucha envidia y mucha intolerancia.Se mira su pasado y no se la juzga por lo que ha hecho y como lo ha hecho desde que se casó. Y yo no veo que lo haya hecho peor que la Reina, y bastante mejor que sus cuñadas.El pasado es pasado y seguro que cualquiera de los que hablan de él tienen un pasado igual o peor que ella.Tengo bastantes años y me acuerdo lo mal que se habló en España de la Reina cuando se casó y ahora vemos que lo ha hecho excelentemente.Supongo que los izquierdismos se le irán pasando, pues verá que quien más se mete con ella son los que preconizan todos esos libertinajes para ellos y la sociedad
Ampliar comentario
#19
20 y 19
Ampliar comentario
#18
Sabemos algo de la vida privada de Elena y de Cristina?, sabe Dios como fue su juventud o es que solo Letiizia tuvo juventud? las hijas de los ricos no abortaron nunca. Veo que estos articulos son de machistas y clasistas. Letizia lo hace bien y eso es lo que importa. ¿ Que es , que un archiduquesa austriaca , seria virgen y martir esperando un principe? jajaja por favor.....que estos tiempos son para todos igual....
Animo Letizia , que sale la envidia del español , hiciste bien una del pueblo en el trono de España.....que ladren. El que escribió el libro de mi ni un ?. De lo que voy leyendo por estos articulos no me creo ni el 90%.
Ampliar comentario
#17
El grave problema que tiene Leticia Ortiz es ...... la envidia de los españoles.
Nos gusta creer que estamos con el de clase baja, el pobre o el inmigrante hasta que este asciende y nos deja al resto atrás, entonces.... a por él.

Todos tenemos derecho a cometer errores y a cambiar el rumbo de nuestra vida y sería positivo que a Leticia se la valorara sobre cómo lo hace ahora y no porque un señor que quiera vender libros, hable de sus melopeas de juventud [le ofreceré a este señor mis memorias].

El caso de Grace Kelly, eva perón y muchas más, nunca se dará en españa ya que este perfil nunca contará con las simpatías de la sociedad española por envidia.


Ampliar comentario
#16
17
1
Ampliar comentario
#15
Ya vas siendo hora que estos vividores dejen su poltrona. Vivimos en una meritocracia y esta dinastía no deja de sangrar un erario público totalmente arruinado.
Ampliar comentario
#14
Me parece extraño, muy extraño, que cuando salió el libro de Pilar Urbano, enseguida salió la CR a desmentir. Después con la publicaciónd e 2El Jueves&034; hasta el Fiscal General del Estado toma medidas, y resulta que ahora no dicen nada y que solo les interesa los asuntos importantes... ¿Quién calla otorga?.

Ampliar comentario
#13
Sra. Barrientos, ¿una postadolescente de 16 años? Será una adolescente, y claro que muchas se enamoran del profesor, pero no creo que sea tan normal irse a vivir con él. No digo que esté mal [si acaso los responsables son los adultos que permitieron la situación], sino que me parece que no es normal. Incluso en algunos países se consideraría que el adulto comete un delito contra la menor.

Tampoco me parece tan normal lo de salir con otro hombre cuando vives con tu novio, el cual se entera de que te vas a casar con otro por los medios de comunicación; si haces eso cuando tienes 34 años, ¿cuándo se supone que te va a llegar la madurez para comportarte con más seriedad?
Ampliar comentario
#12


esoty con el 1, dejando de lado la veracidad de lo que viene en el libro [aunque, aplicando un mínimo de sentido común, &034;Interné&034; no debería ser considerado muy fiable], afirmar que un aborto, liarse con un profesor siendo poco menos que adolescente, líarse con cualquier desconocido teniendo novio o sin tenerlo es normal, no sé en que mundo vive el periodista, porque a mí no e lo parece, y que cosnte que tengo 25 años y me gusta mucho la fiesta y tal.

Periodista: tampoco hay que dársela tan de &034;moderno&034; para vender, si es que eso es ser &034;moderno&034;. Desde luego que eso no es lo común a la juventud de hoy en día.
Ampliar comentario
#11
Letizia, al parecer, tenía otra vida antes de llegar a ser Princesa. Y, a poco que se urge, las vidas de los que no son Príncipes suelen ser vulgares: comes, trabajas, te jodes y a veces te fumas un canuto. Antes en la Monarquía Española no había vidas vulgares.
Ampliar comentario