CASAS REALES

El Rey ya no quiere celebrar su santo

Durante años, la celebración del santo del Rey en los jardines del Campo del Moro marcaba el inicio del verano. A partir de esa fecha, ya

Durante años, la celebración del santo del Rey en los jardines del Campo del Moro marcaba el inicio del verano. A partir de esa fecha, ya no había convocatorias sociales importantes que tuvieran como referente al Jefe del Estado en su vertiente más familiar. Después, llegaba el encuentro distendido con la prensa en Marivent, en aquellos tiempos tan felices donde la relación con los medios era fraternal. Su Majestad no se mosqueaba por nada y hacía chascarrillos con los reporteros sobre la seriedad de su heredero al que solía indicar que sonriera, en plan eslogan publicitario.

Los posados con la familia al completo han ido poco a poco desapareciendo y ya es inusual una foto conjunta que pueda servir para ilustrar una felicitación navideña. De ahí el polémico “corta y pega” utilizado por la Reina hace un par de años para la estampa oficial, al no existir una foto con todos ellos reunidos. El año que viene, en cambio, no será necesario montar ningún collage porque se podrán utilizar las imágenes de la Primera Comunión de Miguel Urdangarín, donde el único que ya no sale -y por razones obvias- es Jaime de Marichalar.

La celebración del santo era la excusa perfecta para que la sociedad civil presentara sus respetos al monarca en un encuentro distendido, al que acudían más de dos mil personas, algunos de los cuales fueron después juzgados y condenados por estafa, fraude, apropiación indebida… Había tortas para formar parte del listado y el que no figuraba movía influencias e incluso se pagaba con dinero o en especies a gabinetes de comunicación que supuestamente tenían línea directa con Zarzuela.

Salvando las distancias, San Juan era una fecha casi tan clave como el posado de Ana García Obregón en la Costa de los Pinos, cuando no mediaba firma comercial por medio como ahora. Los Reyes y sus hijos recibían a pie de escalinata y una vez resuelto el “besamanos” se mezclaban con los invitados y hasta llegaban a compartir bebida y canapés con los presentes.

La última vez que hubo celebración en los jardines del Palacio Real el convite fue una especie de fiesta de los líos con una gran repercusión en la llamada prensa de información general. La del colorín no se metía en esos líos. En el  mismo espacio físico coincidieron las recién separadas  hermanas Koplowitz con sus ex maridos, “los Albertos”, que en aquel momento ni se hablaban. Isabel Preysler, en calidad de novia oficial de Miguel Boyer, mirando a otro lado para no coincidir visualmente con su segundo consorte, el marqués de Griñón. Ni tampoco con su hermano, el marqués de Cubas, abandonado por Marta Chávarri que, a su vez, se había liado con Alberto Cortina. Fue el último año.

Nunca más los jardines reales se abrieron para la recepción social. Se buscaron otros escenarios en plan fiesta itinerante y dejó de ser lo que era hasta acabar en nada como este año, donde parece que ni los hijos se reunirán con su padre/rey para tomar la tarta de San Juan. Al menos, el gabinete de prensa de Zarzuela ni confirma ni desmiente si los príncipes y sus  niñas, la duquesa de Lugo, Froilán y Victoria, más las infantas Pilar y Margarita con sus proles respectivas compartirán reunión festiva en Zarzuela. “Pues va a ser que no”, como decía la frase que popularizaron el dúo Cruz y Raya.

Noticias relacionadas

- El Rey continuará su recuperación en Zarzuela

- La visita 'fantasma' de Jaime Peñafiel al Rey

- Retiran el vídeo en el que el Príncipe discutía con una republicana en plena calle

#11
Compartir
Ay estos BOBONES......perdon boRbones!!!!!!
Ampliar comentario
#10
Compartir
10 Al fin y al cabo tengo que reconocer que me hace gracia eso de que nos llame republicanos faltosos; yo creo que no es necesario que nos vayamos, simplemente este que es monárquico educado que pague todos los gustos y caprichos de la real family, con todos los adosados incluidos.
Ampliar comentario
#9
Compartir
3 Por qué tenemos que marcharnos de nuestro país?
Aquí quien sobra es quien vive a costa del erario público. Solo faltaria!
Ampliar comentario
#8
Compartir
LLeva tantos años viviendo de nosotros que ya no le importa ni disimular. Esta viejo y mas soberbio que nunca. Solo vive para su bienestar a costa nuestra. De tener los mejores médicos, los mejores fisioterapeutas, los mejores cocineros y lo demás le da igual. Es decir: todos los españoles. No quiere saber ni que se sepa de el. Seguir haciendo la vida de rico que ha llevado siempre pero ahora ademas,que ya esta viejo y NO ES UTIL PARA ABSOLUTAMENTE NADA, pues todavia menos.
Se lo imaginan en una residencia siendo tratado como cualquier español de su edad al campechano y a su griega esposa, los dos juntitos con su cuñada???
Ampliar comentario
#7
Compartir
el rey ya está mayor y cuando uno es mayor, las manías se multiplican...Me recuerda a mi padre cuando sale alguien que no le gusta en la tele y cambia de canal diciendo que ese por su tele no canta o no habla...Pues el rey igual ha dicho que no y es que no...
choceces de viejo
Ampliar comentario
#6
Compartir
Creo yo que está claro que no lo celebra porque no está en condiciones físicas...
Ampliar comentario
#5
Compartir
.
Sinceramente no me extraña.

La disyuntiva es, celebrar su santo, con la posibilidad -casi certeza-, de que La Leti programe otra cosa [ya pasó en Navidad], y haya que recurrir al Fotoshop, para parecer una familia unida; o que casualmente esté, y tener que soportar sus estupideces, prepotencias, y dar ocasión a que los ciudadanos vuelvan a manifestar su malestar por una sucesión indeseada [aunque sean minutos de gloria].

Y la otra posibilidad, es no celebrarlo, al menos de cara al público, y escaparse donde le parezca y con quién le parezca [aunque ya no esté para muchos trotes].

Ponerse de perfil, nunca es solución, y el Rey se ha puesto demasiadas veces con su familia, y de aquellos polvos, vienen estos lodos.

No obstante, es de agradecer que nos libre de la pública presencia del segundo marido de Leti, y de su indeseada esposa, que bastante hartitos nos tienen.

Ampliar comentario
#4
Compartir
3 Mire usted, los republicanos faltosos, resultan que aun no hemos tenido ocasión de decir si queremos monarquía [para seguir siendo faltosos] o república.

El día que haya un referendun y podamos elegir, aun en el supuesto de que gane la opción monárquica, a lo mejor hasta dejemos de faltar.

Mientras tanto el país no está para más dispendios, y si Juanito, no tuviera todos los trapos sucios que tiene, él sería el indicado para tratar de llamar al orden.

Pero cómo va a llamar al orden alguien que tiene a todos los periodistas del país amordazados para que no salgan a relucir sus andanzas?

Por desgracia, España se ha convertido en la casa de tócame Roque, a día de hoy no hay ninguna institución con la suficiente talla moral como para llamar al orden a nadie. Conclusión: así nos va.
Ampliar comentario
#3
Compartir
Solo hay que Republicanos faltosos leyendo esta noticia,podeis ir a vivir a Francia o a China,ambas Republicas y muy dispares ,pero dejad en paz al rey,FELICIDADES MAJESTAD.

Ampliar comentario
#2
Compartir
Pues si, a Juanito le ha salido muy rentable el trono español, dejará a todos sus herederos bien colocados cuando se vaya.
Mientras el resto de los españoles a apechugar con los descalabros que se están haciendo con nuestro pais.
Ampliar comentario
#1
Compartir
No creo que la supresión del festejo sea por la crisis; imagino que más bien será porque están viendo que el chiringuito se le cae a cachos, y prefieren pasar desapercibidos para no crear más polémica sobre su vidorra, en medio de tanto parado y a la espera de que la economía española sea intervenida, y digo española, porque la de Juanito está a buen recaudo, él sabrá donde.
Ampliar comentario