CASAS REALES

Reunión de urgencia entre el rey y su yerno, Iñaki Urdangarín

El nerviosismo y la preocupación siguen siendo la tónica general en Zarzuela desde que se conociera la presunta implicación de Iñaki Urdangarín en el presunto desvío

El nerviosismo y la preocupación siguen siendo la tónica general en Zarzuela desde que se conociera la presunta implicación de Iñaki Urdangarín en el presunto desvío de capitales del Instituto Nóos, presidido en aquellos momentos por el yerno de don Juan Carlos y cuya investigación se enmarca dentro del Caso Palma Arena.

Sin embargo, pese a que la Casa Real se ha visto salpicada directamente por este asunto -no en vano, la pasada semana se añadía el nombre de Carlos García Revenga, mano derecha de las infantas Elena y Cristina, a la investigación-, no ha habido, a día de hoy, pronunciamiento alguno por parte de la Casa del Rey sobre esta cuestión, granjeándose ciertas críticas. De hecho, fuentes de Zarzuela han asegurado a Vanitatis que mantendrán la prudencia y no se manifestarán sobre este asunto.

El hecho de que Casa Real aún no se haya manifestado no quiere decir que el rey se haya desmarcado de los asuntos que implican al duque de Palma. Más bien todo lo contrario.

Según la periodista Mariángel Alcázar, el viaje que realizó hace unos días Iñaki Urdangarín, y que al parecer tenía como objetivo preparar su defensa con los abogados, no tuvo tal fin. En realidad, se trató de un viaje relámpago del esposo de la infanta Cristina para reunirse con don Juan Carlos en el Palacio de la Zarzuela.

Lo que se habló en ese encuentro, que se presupone fue complicado, duro y tenso, no ha trascendido, como tampoco las decisiones que en él se tomaron ni las consecuencias derivadas del mismo.

El diario La Vanguardia da cuenta, únicamente, de un viaje de Washington-Madrid y Madrid-Washington que se produjo el mismo día y tras el cual el propio Urdangarín señaló a la Agencia Efe que defendería su "honorabilidad e inocencia", al tiempo que aseguró que no se pronunciaría hasta conocer todos y cada uno de los extremos del proceso judicial, que sigue su curso.

En cualquier caso, el duque de Palma está tranquilo y convencido de que podrá demostrar su inocencia, algo que, sin embargo, no ha evitado el disgusto del Rey, quien, según ha podido saber Vanitatis, está notablemente afectado por la repercusión que ha tenido todo este asunto, teniendo en cuenta, además, el especial cariño que profesa a Iñaki Urdangarín, que fue durante años su yerno preferido y con el que ha compartido la afición por todo tipo de deportes.

Con todo, algunos medios apuntan a que a la vinculación del caso Nóos con la Primera Familia le quedan dos telediarios. Alcázar asegura que, en las próximas semanas, el duque de Palma, solo o en compañía de la infanta Cristina, "hará un gesto doloroso pero necesario, con el que libere a la Casa Real".

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios