CASAS REALES

Iñaki Urdangarin huye; la Infanta Cristina da la cara

Los Duques de Palma han recibido estos días una sorprendente visita con la que no contaban: la de la periodista Paloma García Pelayo. Aislados en Washington,
Foto: Iñaki Urdangarin huye; la Infanta Cristina da la cara
Iñaki Urdangarin huye; la Infanta Cristina da la cara

Los Duques de Palma han recibido estos días una sorprendente visita con la que no contaban: la de la periodista Paloma García Pelayo. Aislados en Washington, Cristina e Iñaki habían conseguido, hasta ahora, mantener a la prensa alejada de la familia, sin embargo, la colaboradora de Telecinco ha querido volar hasta la capital americana para hablar con ellos.

Veinticuatro horas después de la llegada del equipo de 'Materia reservada' a Washington, los Duques de Palma salieron de su refugio para dirigirse al cine. En un momento dado, el yerno del Rey se quedó solo en la calle, sin familia ni escoltas. Ante esta ocasión, Paloma García Pelayo aprovechó para acceder hasta él y entregarle un sobre con dos preguntas. Al encontrarse con ella, Urdangarin se puso nervioso y se negó a escucharla, echando a correr: "No tengo nada que decir. Gracias”.

"El encuentro fue tenso y lleno de una gran decepción. El Duque de Palma me decepciona. Su reacción es impropia de lo que es un miembro de la familia real española. Nuestro objetivo era Iñaki Urdangarín y el momento más tenso es cuando decido acercarme a él y veo que es imposible. Me quedo paralizada, podía imagina cualquier reacción menos la que tuvo", ha dicho la periodista a su regreso a Madrid.

El 29 de enero, tras el intento fallido con Urdangarin, Paloma repitió la operación con doña Cristina en un supermercado. Pese a encontrarse junto a su inseparable guardaespaldas, la hija del Rey escuchó a la periodista y justificó la actitud de su marido el día anterior:  "Lo que quiero es que me dejen vivir tranquila, ¿vale?. Estamos intentando llevar una vida normal y ustedes no nos dejan. Ese es el problema que tenemos. ¿Usted cree que se puede vivir así?".

Finalmente, la Infanta accedió a recoger el mensaje de Paloma García Pelayo. "Yo le llevo la tarjeta y ya veremos. Vale. Yo me lo llevo".

"El encuentro fue tenso. Todavía iba con mayor respeto pero sabía que era mi última oportunidad. Me sorprende que amablemente, dentro de la tensión que se palpaba, accede a hablar conmigo. No pierde la serenidad y consigo lo que no había conseguido 24 horas antes. Marca una distancia en el saber reaccionar y en su actitud frente a su marido", ha explicado la periodista.

Durante estos dos encuentros, Paloma García Pelayo pudo comprobar el deterioro físico de la Infanta. "Está más delgada, va sin maquillar, casi sin peinar, con ropa deportiva... Lo está pasando mal. Veo una mujer abatida", ha señalado la periodista.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios