La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

CASAS REALES

El enésimo desplante del príncipe Felipe a Luis Alfonso de Borbón

Nuevo episodio en la cronología de desencuentros entre Luis Alfonso de Borbón, hijo del fallecido duque de Cádiz y de la famosísima Carmen Martínez Bordiú, y
Foto: El enésimo desplante del príncipe Felipe a Luis Alfonso de Borbón
El enésimo desplante del príncipe Felipe a Luis Alfonso de Borbón

Nuevo episodio en la cronología de desencuentros entre Luis Alfonso de Borbón, hijo del fallecido duque de Cádiz y de la famosísima Carmen Martínez Bordiú, y la Casa Real española. Horas después de viajar al enlace nupcial de los grandes duques herederos de Luxemburgo, el príncipe Felipe acudió, en Évora, una pequeña localidad medieval del sur de Portugal, al bautizo de su nueva ahijada. Se trata de la princesa Beatriz, primogénita del príncipe Carlos Felipe de Orleans, hijo de la conocida Beatriz de Orleans, y de la princesa Diana Alvares Pereira de Melo, duquesa de Cadaval. Desde el primer momento en el que los padres de la pequeña le propusieron al heredero que fuera el padrino de su primera hija, don Felipe se mostró “honrado”, según confirma la abuela paterna del bebé, y dispuesto, sin cortapisas, a participar en la ceremonia religiosa. Sin embargo, su determinación ha encendido los ánimos de Luis Alfonso y su familia, que ven en este acontecimiento un nuevo desplante, el enésimo de la Casa Real al heredero de un inexistente trono francés.

Con la asistencia de don Felipe al bautizo de la polémica, parece evidente que éste y su padre, el rey don Juan Carlos, se llevan mejor con la rama de los Orleans, en pugna dinástica -quimérica para muchos- con Luis Alfonso por la corona de Francia, que con su propio familiar. Tal y como ha podido saber Vanitatis, el enfado en el entorno del bisnieto de Franco ha sido mayúsculo y evidente, entre otras cosas, porque el hijo de Beatriz de Orleans y el conde de París también utiliza el título de duque de Anjou, que ahora don Felipe ha 'legitimado' en cierto modo. En España, Luis Alfonso no tiene tratamiento de Alteza Real, como si ocurre en Francia o Italia por ejemplo, y solo es excelentísimo señor. De ahí que hayan entendido la presencia del príncipe de Asturias en la celebración del sacramento como un “agravio totalmente gratuito”, según estas mismas fuentes. Un término que Carmen Martínez Bordiú, la madre del duque Borbón, ya utilizó en su día cuando la Casa Real evidenció su mala relación con ellos y declinó la invitación a la boda de Luis Alfonso con la rica heredera venezolana Margarita Vargas en La Romana, una paradisíaca urbanización en República Dominicana. “No entiendo el enfado, yo quiero mucho a Carmen y su familia”, confiesa Beatriz de Orleans a Vanitatis.
 
En cambio, la ausencia de representante al enlace nupcial por parte de la monarquía española fue algo muy comentado en su día. Luis Alfonso es sobrino segundo del Rey y primo segundo del príncipe Felipe. A pesar de este desplante, éste, tan bisnieto de Alfonso XIII como Elena, Cristina, Felipe o los hijos de Doña Pilar y doña Margarita, siempre ha optado, de puertas hacia fuera, en remarcar que su relación con la Casa Real española era cordial. En cambio, en petit comité se despachaba a gusto y criticaba que, teniendo una vida tan trágica, ni su tío ni su primo le arroparan al menos públicamente. Lo cierto es que el duque de Anjou nunca ha estado en una recepción en Zarzuela. Es más, ni los Reyes ni las infantas ni los príncipes conocen a ninguno de sus tres hijos. Ni han estado en el bautizo de estos, a pesar de que Luis Alfonso siempre les ha invitado formalmente. El primogénito del duque de Cádiz y la nietísima ha mostrado su indignación en más de una ocasión, ya que su benjamina podría compartir perfectamente juegos con las infantas Leonor y Sofía, de edades parecidas. Además, la Casa Real tampoco se personó en el entierro de Emmanuella Dampierre, abuela y una de las personas más importantes de su vida, que falleció hace unos meses. Pero parece que no hay visos de que la relación mejore.
 
Posiblemente, esa ausencia en el entierro es la clave del misterio de toda esta historia, porque la aristócrata italiana-francesa, con fama de mujer férrea e inconmovible, fue la que más luchó para convertir a su hijo Alfonso de Borbón, fallecido en un accidente de esquí en Estados Unidos en 1989, en rey de España. La recuperación dinástica una vez muere Franco, que se personalizó en la figura de don Juan Carlos, es algo con lo que nunca estuvieron de acuerdo el duque de Cádiz y su familia. Y siempre lo manifestaron. Las hemerotecas recuerdan cómo el marqués de Villaverde llamaba al actual monarca “El Príncipe”, de una forma, que a Don Juan Carlos le sonaba peyorativa. Hubo una tregua cuando murió el benjamín de Martínez Bordiú en un accidente de tráfico. El Rey le puso un avión a su disposición, pero Carmen lo rechazó. Desde entonces, los malentendidos y los desplantes entre ambas ramas de los Borbón han sido una constante. Ahora, la historia se repite.
#26
Compartir
25 De todas formas, ambos han perdido su legitimidad porque el abuelo de Alfonso Borbón y Felipe Borbón se han casado con personas que no son de sangre real.Pero puestos a analizar quien se ha casado peor, desde luego Felipe Borbón se lleva la palma al haberse casado con la divorciada Letizia Ortiz,que es una pobre hortera y su segundo marido un tipo con muy pocas luces,incapaz de hablar coherentemente en público sin un papel escrito delante.Si jugamos a lago tan anacrónico y residual como la monarquía, la corona,según las normas dinásticas, le correspondería quien las haya cumplido y en ese caso, creo que la legitimidad estaría en alguno de los descendientes del Duque de Calabria.En cualquier caso, lo mejor para España es una República presidencialista y no esta monarquía corrupta y parásita que desgraciadamente esta durando demasiado tiempo y se esta convirtiendo en un problema para España.
Ampliar comentario
#25
Compartir
La línea primogénita de la casa de Borbón está representada por Alfonso Borbón Dampierre.Felipe Borbón Gluksburg representa,al igual que su padre a la línea segundogénita de los Borbones.Cuando hicieron renunciar al abuelo de Alfonso Borbón,Alfonso XIII no pintaba nada,al no ser Rey, y esa renuncia no tuvo ningún efecto legal en España.El abuelo de Alfonso Borbón, Príncipe de Asturias y primogénito de Alfonso XIII,no renunció a sus derechos por ser sordomudo.La &034;causa legal&034; fué su matrimonio morganático y contrario a las disposiciones de Carlos III,con la sra Dampierre.Por eso y solo por eso,Franco al instaurar la monarquía se salto a la línea primogénita y coloco a estos segundones que,hasta el momento, habían seguido sus normas dinásticas.Tras el matrimonio de Felipe Borbón con la hortera de la lety,la línea segundogénita se ha saltado las normas dinásticas y ha perdido sus derechos dinásticos asi que Alfonso Borbón actualmente tiene mas derecho a la corona de España,desde el punto de vista dinástico,que Felipe Borbón porque Alfonso Borbón es la línea primogénita y el otro no.
Ampliar comentario
#24
Compartir
dejando aparte lo de Francia, Luis Alfonso es por leyes dinásticas mucho más heredero al trono de España, por la ilegal renuncia de su abuelo, que el señorito de aquí,en cuanto a desplantes con recordar que se presentó a dar respetos a una figura tan &034;dudosa&034; con Carrillo y no apareciese nadie a las honras fúnebres de Manuel Fraga ya se dice todo
Ampliar comentario
#23
Compartir
Este deberia ser el rey de españa .. y no el baboso y la nancy republicana, que mira que es hortera y estirada.
Ampliar comentario
#22
Compartir
Los reyes o aspirantes en monarquías no reinantes deberían esconderse bajo tierra, igual que los nazis o los fascistas. Si no tienen el favor público tienen su desprecio, y por tanto salir luciendo medallas, diademas o títulos es impresentable, y aun más si pretenden seguir viviendo de eso. Nada menos que de Francia, que todo el mundo sabe como terminaron con ellos.
Ampliar comentario
#21
Compartir
2 Eso quisieras tu, esta por ver!
Ampliar comentario
#20
Compartir
8 Estas tan equivocado que me da hasta risa.
Ampliar comentario
#19
Compartir
9 o que tiene sangre suya...
Ampliar comentario
#18
Compartir
6 Como iba a oponerse? estaba casado con la nieta del dictador y habia que tragar, si el penso que Franco iba a nombrarlo rey a el en algun momento, cambiando de opinion, no podia abiertamente desafiarlo y el papelon tenia que hacerlo, era su primo al fin y al cabo y el que habia nombrado a Juan Carlos sucesor a titulo de era rey el abuelo de su esposa. De todas formas es lo que hay. Y cuando murio el hermano de Luis A. y el rey le puso un avion a Carmen a su disposicion para mi fue un noble gesto, lo cortes no quita lo valiente, en mi opinion mas cabreado tendria que estar el rey que cualquiera de la familia de Franco e incluso de la de Luis A., ya que, a pesar de que Franco contara con el rey lo hizo de forma que casi destrozo a la familia, ya que lo indispuso contra su propio padre, al que ignoro y vejo cuanto quiso, y tuvo al propio J.Carlos esperando hasta el ultimo momento y jugo con el como con una marioneta, asi era el dictador, el era el gato y J. Carlos fue el raton.
Ampliar comentario
#17
Compartir
9 Franco el que nos dejo como herencia esta monarquia asi que dudo mucho que el bragazas no le adore también.
Ampliar comentario
#16
Compartir
Lo que significan la realeza y la nobleza en estos tiempos, es el anacronismo en el que algunos viven y a otros les gustaría vivir.

Lo del derecho civil, no se a que viene, quizás sea para que veamos lo alejado que se encuentra de la realidad y el sentido común, que diferencia entre las aventuras amorosas del Rey, que dejan su fruto y éste no reconoce, y las aventuras del Príncipe Feliz con la Bruja, que al parecer, Dios quiera que no, nos deja herederos...

Lo del derecho Penal, supongo que vendrá por la gloriosa impunidad de la que gozan estos parásitos privilegiados. Como soy muy corto, quizás debiera usted explicarse con mas sencillez, como si se lo dijera a un noble...

Ampliar comentario
#15
Compartir
.

Desde luego el Real Heredero apunta maneras.

Ha ido acumulando lo peor de su padre, y lo peor de su madre, sin concitar, en su persona, ninguna de las virtudes que a sus progenitores adornan, que si la Reina es cabezona y se empecinó en no parlar la lengua patria de Cervantes, al menos ha sabido, hasta ahora, ser discreta y profesional. Y su progenitor, al menos simpático, chistoso y empático, aunque amante del lujo, el vicio y el dinero.

Pues bien el hereu salió con la prepotencia de la estulticia materna, y va dejando como el padre, el camino sembrado de cadáveres, que no ha habido amigo regio que no haya sido abandonado, vejado y vapuleado, desde Prado a Conde, pasando por Sabino.

Ahora es el hereu, sin los méritos acrisolados, quien empieza a dejar ver los defectos, que virtudes no lo adornan, y dando la medida de su ineptitud e incapacidad.

Si la Institución, en si, es inasumible en el Siglo XXI, con este representante, se vuelve republicano hasta un Duque.

Ampliar comentario
#14
Compartir
No tienes NPI de lo que hablas, que tendrá que ver la realeza y la nobleza con la igualdad en estos tiempos. No te has liedo el C. Civil o el C. Penal.
Confundes churras con merinas y los mezclas con la misma ignorancia que atrevimiento.
Dejate de demagogias baratas y estudia un poco lo que significa la relaeza o la nobleza en el siglo XXI.
Saludos, BER.
Ampliar comentario
#13
Compartir
PUNTUALIZACIONES VARIAS A EDUARDO VERBO
a] Luis Alfonso de Borbón es Alteza Real también en España. Repásate el R.D. de tratamientos de la Familia Real y la Familia de S.M. el Rey [que no son lo mismo] de 1987.
b] Al Rey no le importa que use el tratamiento, pero sí que vaya de pretendiente de España y de Francia. Por eso no envió a nadie a su boda, por la forma en que la organizó, por como redactó las invitaciones, etc
c] ¿Que no enviaron un avión? El cadáver del Duque de Cádíz fue repatriado en un avión de la Fuerza aérea española cuando falleció en enero de 1989. Infórmate mejor.

Y por último...
Contrastado: El Príncipe confirmó que iba a Évora estando el Luxemburgo, para evitar filtraciones. También temen la tontería que hay en esa rama de los Orleans, con Beatriz Frauclieu [está divorciada, pero se empeña en decir que sigue siendo Orleans], pero nobleza obliga...
Ampliar comentario
#12
Compartir
Lo inconcebible es que en una sociedad como la actual sigan existiendo realezas y noblezas de nacimiento. Que unas personas puedan ser superiores a otras por el mero hecho de nacer, y tengan unos privilegios que otros nunca podrán alcanzar.

Los reyes, princesas, y demás parásitos, están muy bien para los cuentos, pero nada más.

Ya tenemos al Rey malo, al Príncipe Feliz, y a la Bruja, ahora nos faltan encontrar el Ogro, las hadas y los gnomos para nuestro cuento particular...

Los súbditos también estamos, pero como en los cuentos, siempre pasamos desapercibidos e ignorados, después de todo, no tenemos su sangre azul, y sólo valemos para mantener sus castillos y hacer sus guerras, al margen que si no hubiera una clase inferior, ellos no podrían pertenecer a una casta superior...

Y he oído decir que estamos en el siglo XXI, pero no sé si el que no se ha dado cuenta de ello he sido yo, o han sido otros....

Ampliar comentario