Viernes, 31 de agosto de 2012

EL CONFIDENCIAL

ENCUESTA

El cuerpazo femenino del verano es el de...
Paula Echevarría
Amaia Salamanca
Edurne
Sara Carbonero
Paz Vega
Malena Costa
Marta Torné
Laura Sánchez
Helen Lindes
Eugenia Silva

EDICIONES ANTERIORES

· ARCHIVO

casas reales

El rey Juan Carlos corrige a Soraya Sáenz de Santamaría tras un error de protocolo

Don Juan Carlos Soraya Sáenz de Santamaría

El rey Juan Carlos corrige a Soraya Sáenz de Santamaría tras un error de protocolo

El rey y Santamaría charlan durante los premios (Efe)

Lara Fernández - Sígueme en    Twitter  - 29/03/2012

La confusión con el protocolo parece haberse convertido ya en una constante, a juzgar por lo sucedido en últimos actos institucionales, en los que el núcleo central de la Familia Real ha sido, en gran parte, protagonista. Ya fuera por un diplomático del Congo  que desairó a la princesa Letizia, o por el propio don Juan Carlos, que mandó callar a su esposa después de que ésta le indicara que no levantara la sesión de un acto porque aún debían tocar los músicos. En esta ocasión, sin embargo, era la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la que cometía un error de protocolo que trató de subsanar el propio monarca.

Pasaban las doce del mediodía, y el rey se disponía a hacer entrega de los Premios Internacionales Rey de España y del galardón Don Quijote de periodismo. Junto a él, en el estrado se encontraban su esposa, la reina Sofía; Sáenz Santamaría; el presidente del grupo OHL, Juan Miguel Villar Mir; el presidente de la agencia Efe, José Antonio Vera; el secretario de Estado de Cooperación internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia; y el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias. La vallisoletana era, sin duda, la que parecía más relajada y menos encorsetada de los que acompañaban a los reyes, quizá porque acusaba el cansancio de su intervención, minutos antes, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

Tan tranquila estaba la vicepresidenta que no se dio cuenta de que don Juan Carlos, y sólo don Juan Carlos, era el encargado de ponerse en pie para hacer entrega de los galardones de periodismo, a los que acudieron, entre otros, el actor Álvaro de Luna, el cantante Víctor Manuel, el empresario Arturo Fernández y el diseñador Modesto Lomba -presidente de la Asociación de Creadores de moda de España-. Sáenz de Santamaría, seguidora del refrán Allá donde fueres, haz lo que vieres, no dudó en acompañar al monarca en dicha tarea, y tan pronto como don Juan Carlos se levantó de su asiento, ella hizo lo propio, provocando que los que se encontraban a su lado también se pusieran en pie, mientras la reina Sofía y el resto de ocupantes del estrado continuaban en sus asientos.

El rey, consciente del error, tuvo a bien corregir a la número dos del gobierno y, cuando procedía a entregar el segundo de los premios, puso la mano sobre el hombro de Sáenz de Santamaría al tiempo que le hacía una señal y le dirigía unas palabras. Posteriormente, le explicaría lo sucedido sin saber que, minutos después, sería el propio rey el que cometería un error protocolario, el mismo que protagonizó hace un par de semanas, cuando clausuró la entrega de becas de la Fundación La Caixa sin que el acto hubiera temrinado, algo de lo que le avisó la reina, obteniendo como respuesta el ya célebre: “Ya lo sé, pero déjame hablar un momento”.
Soraya canta y el rey come jamón
En este caso, y al igual que sucediera el pasado mes de abril durante la misma entrega de premios -cuando don Juan Carlos cerró el acto sin que el Orfeón Pamplonés llevara a cabo su actuación sorpresa-, el rey levantaba la sesión tras pronunciar un discurso sobre "la importancia del periodismo de excelencia", la información con libertad y rigor y la libertad de prensa, y lo hacía sin darse cuenta de que El Consorcio esperaba para actuar. Tras un pequeño problema de sonido, el grupo interpretaba las canciones Palabras de amor, Eres tú y ¿Dónde estás corazón?, mientras la vicepresidenta del Gobierno, muy sonriente y con evidente gesto de disfrutar de la actuación del grupo, las tarareaba todas desde el estrado, junto a Villar Mir. Los reyes, por su parte, permanecían atentos y en silencio.
Después de levantar la sesión definitivamente, don Juan Carlos y doña Sofía, ya en una reunión más distendida, conversaban con unos y con otros, por separado. La reina lo hacía con su amigo el excónsul de Bangladesh, Álvaro Sarmiento, mientras sostenía un zumo de naranja en las manos. El monarca, por su parte, hacía lo propio con los actores Álvaro de Luna y Xabier Elorriaga, al tiempo que degustaba el jamón serrano y el queso que varios camareros distribuían por uno de los salones de la madrileña Casa de América.
Al acto acudieron también representantes del mundo diplomático y del ámbito de la comunicación y la cultura, así como de la Real Academia Española y de la Asociación de la Prensa, entre otros organismos. La ausencia más destacada fue la de la duquesa de Alba que, según aseguraron fuentes de la organización a Vanitatis, estaba invitada al acto, aunque finalmente no asistió.
Compártelo en Facebook

Noticias Anteriores

El regreso del 'gen Borbón': don Juan Carlos vuelve a sacar su carácter

El regreso del 'gen Borbón': don Juan Carlos vuelve a sacar su carácter

Lara Fernández

Este jueves, el gen Borbón ha vuelto con fuerza. Como ya ocurriera en otras ocasiones, el episodio de don Juan Carlos ha puesto de manifiesto, una vez más, el fuerte carácter del rey. El manotazo...

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados