La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

CASAS REALES

El final feliz de Magdalena de Suecia: su boda con Christopher O'Neill

A las 16:05, y como manda la tradición de hacer esperar al novio, Magdalena de Suecia entró en la Capilla del Palacio Real de Estocolomo. Dentro,

A las 16:05, y como manda la tradición de hacer esperar al novio, Magdalena de Suecia entró en la Capilla del Palacio Real de Estocolomo. Dentro, el financiero estadounidense Christopher O’Neill le esperaba visiblemente emocionado. Desde su inauguración en 1754, en este lugar se han celebrado cinco enlaces reales, siendo la última el de la princesa Cristina, tía de la hija pequeña de los reyes Carlos Gustavo y Sofía de Suecia hace ya casi cuatro décadas. La última vez que se utilizó fue en el bautizo de la princesa Stelle, hija de Victoria y Daniel Westling, en 2011. El enlace ha supuesto un final de cuento de hadas para el tortuoso camino de la princesa, que sufrió los vaivenes de su relación con Jonas Bergström, con el que estuvo ocho años que finalizaron cuando ella se enteró de sus infidelidades. 

A pesar de que ya se conocían muchos detalles de cómo iba a ser la boda, el secreto mejor guardado ha sido, como ocurre en todas estas celebraciones, el vestido de la novia. Magdalena de Suecia  se ha decantado por un Valentino a pesar de que durante las últimas semanas sonaron otros nombres como el del diseñador patrio Pär Engsheden -quie confeccionó el vestido de Victoria en su boda hace ya tres años- y las agujas internacionales Elie Saab y Vera Wang, que poco a poco han ido perdiendo fuelle.

El vestido del diseñador italiano fue elaborado en seda plisada con encaje de Chantilly en tono marfil, manga corta y cuello en forma de barco. El toque original y romántico del vestido fue el escote de la espalda, también en encaje. Pequeños pliegues en la parte inferior abrían la falda para ceñirse a la cintura y dar mayor volumen al vestido. La cola, de cuatro metros, quedó cubierta por el velo, elaborado con organza de seda y delicados encajes, los mismos que llevaban los zapatos de la princesa Magdalena.

En cuanto a la tiara, Magdalena no se decantó por la histórica diadema de siete camafeos elaborada con oro amarillo y perla, que perteneció a la emperatriz Josefina y que se utilizó por primera vez en 1910. Así, prefirió dejar a un lado la tradición e hizo un guiño a sus padres, portando la tiara del rey Gustavo, un regalo de su padre a la reina Silvia por su décimo aniversario de boda en 1986. Además, y en recuerdo de su tía la princesa Lilian, que falleció en el mes de marzo, Magdalena lució su brazalete preferido.

Una vez finalizada la ceremonia religiosa, en sueco y en inglés, para que el novio y su familia pudieran ser partícipes de este día tan especial, y que ha sido oficiada por Lars-Göran Lönnermark, obispo emérito de Estocolmo y Michael Bjekhagen, predicador de la corte sueca -que profesa la religión luterana-, los recién casados abandonaron la Capillla Real. Acompañados 21 salvas disparadas desde las instalaciones militares de Skeppsholmen, se dirigieron al exterior del Palacio Real, donde, tras saludar a la multitud, se dieron tres románticos besos. 

Minutos después, y visiblemente nerviosos, Madgalena de Suecia y Chris O'Neill se subieron a la misma carroza real que utilizaron los reyes y los príncipes herederos. El carruaje, llamado el de las lámparas de plata y tirado por cuatro caballos, recorrió las calles de Suecia escoltados por cuatro miembros de las caballerizas reales. Al final del trayecto, en la plaza de Evert Taube y fieles a la tradición, embarcaron, junto a sus invitados, en uno de los botes reales hasta el palacio de Drottningholm, donde tuvo lugar el banquete, en el que los reyes fueron los anfitriones. Este pequeño Versalles sueco es la residencia oficial de la Familia Real y Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, escenario en el que los invitados disfrutaron de una cena servida por el cocinero sueco Stefano Catenacci, estrella Michelin, el mismo que elaboró el banquete de boda de Victoria de Suecia y Daniel Westling.

Con una expectación en el país nórdico que recuerda a la que provocó en su día la de su hermana, las celebraciones previas a la ceremonia ya han tenido lugar. Este jueves, Día Nacional de Suecia, la princesa y su futuro marido acudieron a los actos oficiales programados, siendo ésta la primera vez en la que el financiero pasaba a formar parte de los retratos oficiales de la Familia Real sueca.

El viernes, horas antes del gran día, el rey Carlos Gustavo ofreció una cena privada a los 400 invitados en el Grand Hôtel de Estocolmo, cuyo restaurante posee dos estrellas Michelin y está dirigido por Mathias Dahlgren, uno de los cocineros más aclamados del país. El príncipe Carlos y su novia, Sofia Hellqvist, fueron loas invitados que más llamaron la atención a un público que vio desfilar no sólo a miembros de la Familia Real sueca, sino también el español Luis Medina, gran amigo de la novia, y Charlene de Mónaco. La princesa Magdalena aligió para una ocasión tan especial un vestido entallado en color champán del diseñador libanés Elie Saab -el mismo que eligió su hermana en su cena de gala hace tres años-, que combinó con unas sandalias doradas, largos pendientes y un brazalete de brillantes.

#23
Compartir
El final no ha hecho nada más que empezar, ahora le van a sacar al novio un montón de enredos que tiene en los paraísos fiscales y ay de él que a partir de ahora va a estar mirado con lupa. Dicen las malas lenguas que se ha casado ella por llorar como una magdalena por el otro novio que le puso los cuernos y que le daba la marcha que ella necesita, dicen que este es muy soso. No les veo unidos por mucho tiempo y coincido con Viva España que ella estaba preciosa.
Ampliar comentario
#22
Compartir
&034;Un final feliz para Magdalena&034;
Que pretenden insinuar... que acaso se la esta pasando el arroz...?
Que cosas tiene The Mamarrachadas New... Je je
Ampliar comentario
#21
Compartir
El vestido es una autentica preciosidad.
Que suerte poder ponerse una cosa asi. Estaba guapisima.
Ampliar comentario
#20
Compartir
21 ya gastan bastante en otros menesteres diarios, no se preocupe. Por gastar que no quede.
Ampliar comentario
#19
Compartir
20 ¿Y? El artículo va de que los Borbones españoles no han ido a la boda. Así que se supone que no han gastado mucho en tal menester.
Posiblemente ruja usted ahora mostrándose indignado por el poco gasto que hacen los Borbones.
Ampliar comentario
#18
Compartir
A ver si se acaba ya con estas mamarrachadas que lo que hacen estos vividores es gastar dinero del Erario publico, y producir cuantiosos gastos de personal y trasporte, esos lujos son una ofensa y un desprecio a la sociedad española producidos por estos Borbones impuestos y sinsustancias.
Ampliar comentario
#17
Compartir
Pues si la Leti, no ha querido ir, habrá dado la excusa de una de las niñas tiene fiebre... así, sin dar nombres, que sino la excusa sería repetida, que ya la dio para no asistir al cumple del primo.
La Elena, no le apetece ir sola. Y la Cristina, es evidente.
Ampliar comentario
#16
Compartir
16 Estoy de acuerdo con usted: las patas no las puede meter en el bolso si no va a la boda.
Y una pregunta: ¿dónde están esos bolsos fastuosos donde cabían dos menús enteros de una boda?
Es necesario volver a los orígenes.
Ampliar comentario
#15
Compartir
Realmente lamentable que no vaya nadie de la casa real española .
claro que [ bien pensado] casi mejor , porque a los que les tocaria ir por aquello del rango y el protocolo o estan de mierda hasta las cejas [ directa o indirectamente ] y no saben ya como salirse en los juzgados o mejor en casita para que no se les recuerde quien es el ex-marido .
Ampliar comentario
#14
Compartir
Aún no se si podré conciliar el sueño después de saber que no asistirán a tan fausto acontecimiento...
Que lástima, nos perderemos las meteduras de pata de la impresentable, escuchimizada y prepotente plebeya con ínfulas de grandeza... aderezadas con su penetrante mirada de serpiente al acecho...
Y como no, la consiguiente comidilla de la prensa carroñera que ameniza nuestro ocio...
Hasta cuando podremos aguantar tanta Real mamarrachada sin explotar...?
Ampliar comentario
#13
Compartir
Comprendo el disgusto de muchos foreros.
A mí me pasa lo mismo.
No sé si criticar a Leti porque va a la boda o porque no va.
Si hubiera ido, tendría que haber hecho un regalo, pero a cambio podría haber metido unas cuantas gambas en el bolso.
Como no ha ido, nos quedamos sin gambas, pero no hemos tenido que entregar el sobre con el dinero de la comida.
Ampliar comentario
#12
Compartir
Pues para eso les pagan, si no ejercen sus funciones, tren y para la frontera.Por fin la princesa del pueblo será reina de España&034;&034;&034; MAÑANA BELÉN SERÁ SOBERANA&034;&034;&034;
Ampliar comentario
#11
Compartir
es que ya no hay ganas de seguir aparentando el cuento de la familia trapisonda...como andan cada uno por su lado, se agarrana cualquier excusa para legitimar su vagancia actual y no hacer lo que se supone que tienen que hacer. Sólo están para representar a España, y ni eso hacen...dirán que es por ahorrar [no me río porque no me hace gracia tras la cantidad de despilfarros a los que nos someten diariamente, botox, silicona, viajes de lujo, etc]pero loc ierto es que debe´rían haber ido, y si no tienen ganas que se aguanten...con haber enviado una representación hubiese bastado...si el Rey se está recuperando, la reina pasa de todo, la leti es una maleducada y la Cristina una supuesta chorza encubridora, que hubiesen mandado a Elena, que de momento, y excepto algunas cosillas &034;sin importancia&034; es la única que cumple...en fin...vivan los novios
Ampliar comentario
#10
Compartir
Es que tienen que ir al tenis a París
Ampliar comentario
#9
Compartir

Los españoles siempre dando la nota; o llegando tarde o no llegando directamente o no sabiendo beber...
Ampliar comentario