familia real de suecia

El desaire 'secreto' de la reina Silvia a su nuera Sofía Hellqvist el día de su boda

Por fin se ha descubierto el origen de la diadema de diamantes y esmeraldas que los reyes suecos regalaron a su nuera

Foto: Sofía de Suecia con su tiara de esmeraldas
Sofía de Suecia con su tiara de esmeraldas

La tiara de diamantes y esmeraldas que la princesa Sofía lució el día de su boda siempre había estado rodeada por un halo de misterio. La casa real sueca no quiso especificar cuál era el origen de la diadema y los medios suecos empezaron a plantearse decenas de preguntas que no han obtenido respuesta hasta ahora. La revista 'Svensk Dam' ha conseguido averiguar de dónde procede la joya y su historia es, cuando menos, curiosa. Resulta que durante un viaje oficial a Tailandia en el año 2006, la reina Silvia recibió de manos del rey Bhumibol Adulyadej, quien murió hace apenas unos meses, una gargantilla de diamantes y esmeraldas. Aunque se desconoce el motivo, Silvia decidió guardar ese collar y nunca lo llevó públicamente. Según aseguran las malas lenguas, la razón es que no le gustaba demasiado su estilo recargado.

Cuando en julio de 2013 se anunció el compromiso matrimonial del príncipe Carlos Felipe con Sofía Hellqvist, los reyes pensaron que sería conveniente entregarle a su futura nuera una tiara para que fuera de su propiedad. Así lo hicieron, por ejemplo, Harald y Sonia de Noruega con Mette-Marit, a quien regalaron una diadema formada por margaritas de diamantes, o Margarita de Dinamarca con Mary, a quien obsequió con una tiara de perlas que llevó el día de su enlace. Sin embargo, a diferencia de sus homólogos escandinavos, Carlos XVI Gustavo y Silvia decidieron no desembolsar ni una corona sueca para el presente de Sofía. Por el contrario, la reina pensó en aquella gargantilla que tenía guardada en su joyero y que nunca había utilizado.

Silvia decidió convertir el collar en una diadema, se la entregó a su nuera unas semanas antes de su enlace matrimonial y esta la estrenó en su gran día. Dicen que para Sofía la joya guarda un significado muy especial, pues fue un regalo directo de su suegra y que por esta razón la lució en los eventos que siguieron a su boda, como la entrega de los premios Nobel de 2015 y su posterior cena de gala y también en la única fotografía oficial que tiene como princesa. El hecho de que la esposa de Carlos Felipe tan solo luciera esta diadema provocó que se corriera el rumor de que el verdadero motivo por el que Sofía siempre llevaba la misma tiara es que no tenía a disposición el resto del joyero real porque su suegra y sus cuñadas así lo querían, aumentando las habladurías de una mala relación entre ellas.

La princesa con su tiara de esmeraldas
La princesa con su tiara de esmeraldas

Sin embargo, este mismo fin de semana se ha podido comprobar que la esposa de Carlos Felipe sí puede utilizar el joyero real, pues se ha olvidado por unos días de su querida tiara de esmeraldas y ha lucido dos diademas diferentes. En la entrega de los Nobel, llevó una tiara de plata y pequeños zafiros en la parte superior que es propiedad de la princesa Victoria y cuyo origen se desconoce. Asimismo, al día siguiente, en la cena en el Palacio Real a los galardonados, eligió la tiara de los cuatro botones. Se trata de una joya creada en 1959 que ha pasado por la mayoría de las cabezas de las damas Bernadotte.

Las tiaras lucidas por Sofía en los Nobel
Las tiaras lucidas por Sofía en los Nobel

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios