EL PEQUEÑO QUERÍA DISFRUTAR A SU BOLA

¡Berrinche real! El desplante de un niño de 2 años a la reina Isabel II

El pequeño Alfie Lun quería jugar y ensuciarse en el suelo y no tener que atender a un protocolo que no entiende por su corta edad. Lloró y pataleó, pero cumplió con su deber con la soberana de entregarle un ramo de flores

Foto:

Conocer a la reina de un país como Inglaterra, podría poner nervioso hasta el más templado, pero no al pequeño Alfie Lun, de tan solo dos años, que tenía problemas en mente más importantes que mantener la compostura en presencia de la reina Isabel II. Para él, la soberana era una señora más que se acerca a saludar a su madre un día cualquiera, a pesar de que su madre vestía el traje oficial para recibir a su 'jefa' y él estaba estrenando un simpático traje de chaqueta para conquistarla.

La labor del pequeño protagonista era hacer entrega de un ramo de flores a la soberana, que acudió a la cita con la firme intención de desvelar un nuevo monumento en la capital británica. Ella tenía sus quehaceres en mente, pero Alfie también tenía sus propias preocupaciones, como ver cómo podía huir del asedio de sus padres para corretear por la plaza y sentarse en el suelo embarrado para disfrutar como se puede esperar de un niño de su edad.

La reina Isabel II en el homenaje a los soldados caídos en Iraq y Afganistán (Gtres)
La reina Isabel II en el homenaje a los soldados caídos en Iraq y Afganistán (Gtres)

La solemnidad del acto no iba con él, pero finalmente tuvo que pasar por el aro y seguir el protocolo dictado por los mayores, un rollo soberano en el que él prefería no tomar partido. Así, cumplió con su papel, ya en brazos de su madre, y le entregó el correspondiente ramo a la reina, que parecía no haberse percatado de la familiar escena que se había producido minutos antes.

La reina Isabel II (Gtres)
La reina Isabel II (Gtres)

Él, enfurecido en pleno berrinche y con el ceño fruncido para evidenciar su descontento, entregó las flores y pasó por completo de las carantoñas que la soberana tenía preparada para él. En fin, cada uno tiene sus propias preocupaciones y prioridades, las de Isabel II pasaban por cumplir con responsabilidad sus labores de representación de la corona y las del pequeño Alfie, ensuciarse descubriendo los pequeños placeres del mundo como le corresponde a un niño de dos años.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios