familia real noruega

Los modelitos de Mette-Marit en la visita de Estado de Islandia a Noruega

Este martes, el presidente de Islandia, Guðni Thorlacius Jóhannesson, acompañado por su esposa, Eliza Jen Raid, inició una visita de Estado de tres días a Noruega

Foto: La princesa Mette-Marit durante la cena de gala.
La princesa Mette-Marit durante la cena de gala.
1 de

La bienvenida

Este martes, el presidente de Islandia, Guðni Thorlacius Jóhannesson, acompañado por su esposa, Eliza Jean Reid, inició una visita de Estado de tres días de duración a Noruega. Durante los eventos, hemos podido ver algunos modelitos de la princesa Mette-Marit que, como ya es habitual, nos han dejado sin habla. Para la ceremonia de bienvenida, la heredera rescató de su armario un vestido verde que estrenó en su visita oficial a Canadá y que le queda algo pequeño. Lo combinó con salones nude de Prada y cartera de mano a juego. Por su parte, Sonia eligió un maxiabrigo rojo, un sombrero negro y unas botas de ante.
2 de

Gestos de amor

Durante la ceremonia de bienvenida, se pudo ver varios gestos de amor entre los príncipes herederos. En un momento dado, el príncipe Haakon abrazó por la espalda a su esposa, mientras esta le pasó el brazo por la cintura dejándonos con una imagen de lo más romántica. Es habitual verlos así de cariñosos en los eventos oficiales.
3 de

Sencilla de blanco

Tras un almuerzo en el Palacio Real de Noruega, la princesa acudió junto al presidente de Islandia y su esposa a NORLA, una biblioteca especializada en literatura noruega en el extranjero. Para la ocasión, Mette-Marit se decantó por un sencillo vestido blanco de lana y peinó su rubia melena con la raya al medio. La perfecta antesala de lo que nos tenía preparado para la noche...
4 de

Bonito color, mal diseño

Para la cena de gala, Mette-Marit estrenó un vestido cuyos colores -el amarillo, el verde y el blanco- le sientan realmente bien; sin embargo, el diseño es un auténtico horror y parece más una cortina. Las mangas abullonadas, el cinturón y el cuello cerrado no favorecen para nada a la heredera. La princesa coronó su cabeza con la tiara de margaritas, un regalo que sus suegros le hicieron con motivo de su boda.

5 de

Un vestido de 25 años

La reina Sonia estuvo mucho mejor rescatando un vestido azul klein con escote barco del diseñador danés Erik Mortensen que guarda en su armario desde hace 25 años y que, curiosamente, llevó en 1992 cuando realizó una visita de Estado a Islandia. Como joyas, la esposa de Harald lució la tiara de la reina Maud, una diadema de diamantes rematada por perlas en forma de lágrimas.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios