en la revista 'point de vue'

Corinna reabre la polémica y habla del rey don Juan Carlos en una revista francesa

“Es un episodio que asumo, pero que se amplifica y se utiliza de manera inadecuada. No quería esa visibilidad, decidí hacer algo positivo en beneficio de la filantropía”, justifica

Foto: Don Juan Carlos y Corinna en un fotomontaje de Vanitatis.
Don Juan Carlos y Corinna en un fotomontaje de Vanitatis.

Ya hubo entrevista con '¡Hola!', pero Corinna zu Sayn-Wittgenstein ha vuelto a hablar a las claras sobre su relación con el rey Juan Carlos. Un episodio que asume, según ella, y del que ha dado más detalles en una entrevista realizada estos días a la revista francesa 'Point de Vue'. “Es un episodio que asumo, pero que se amplifica y se utiliza de manera inadecuada. No quería esa visibilidad, decidí hacer algo positivo en beneficio de la filantropía”, afirma textualmente para argumentar por qué ha decidido mencionarlo en alguna ocasión y por qué vuelve a hablar de él ahora.

La revista también le pregunta acerca de otras cuestiones, como su comentada privacidad. Corinna resume su vida de manera fugaz y, tal y como le recuerda el semanario, no menciona a don Juan Carlos en ese relato. “En 1991 me casé con Philip Adkins, un gran financiero de Estados Unidos. Vivíamos entre Londres y California. Tuvimos una hija, Nastasia, que nació en 1992 en Los Ángeles. Philip y yo éramos socios. Tuvimos proyectos en Estados Unidos, Japón, Australia y Nueva Zelanda”, asegura sobre su primer matrimonio. También afirma que en su familia solo hay chicos, que pasó su infancia “rodeada de hombres” y menciona de manera distendida su origen germano-danés.

Corinna en un fotomontaje de Vanitatis.
Corinna en un fotomontaje de Vanitatis.

La princesa también ha querido lanzar varias loas a sus hijos. “Nastasia estudia historia del arte y economía en la Universidad de Columbia y ya está comprometida. En cuanto a Alexander, creó su propia fundación hace diez años en Kenia y la financia él. La semana pasada, por ejemplo, renunció a una semana de esquí para ahorrar dinero y gastarlo en este proyecto. Además, toca el piano, aprendió a pilotar aviones y le apasiona la cocina como a mí”.

Una relación que nació de los negocios

En 1999, una joven Corinna Larsen contraía matrimonio con el príncipe Casimir zu Sayn Wittgenstein. De esa unión, que no duró más de tres años, nació el príncipe Alexander, segundo hijo de Corinna. Gracias a sus esponsales con el príncipe alemán, Corinna conservó el título de princesa, una dignidad que le ha servido para moverse por las altas esferas europeas y árabes. Tras su divorcio, y habiendo acordado con Casimir seguir llevando el título de princesa, Corinna se dedicó a buscar negocios con grandes personalidades.

Don Juan Carlos y Corinna en una imagen de archivo. (Gtres)
Don Juan Carlos y Corinna en una imagen de archivo. (Gtres)

En uno de esos negocios fue cuando conoció al rey Juan Carlos de España. Como asesora, Corinna acompañaba al monarca emérito en sus viajes oficiales y no oficiales -veáse la cacería de Botsuana- y parece que fue entonces cuando surgió su 'entrañable amistad', que la llevaría a mudarse a La Angorrilla, una finca ubicada en El Pardo muy cerca de Zarzuela, la residencia de don Juan Carlos. Su relación fue tan estrecha que, tal como cuenta Ana Romero en su libro 'Final de partida', el padre de Felipe VI estuvo pensando seriamente en casarse con la alemana y convertirla en princesa de Borbón.

No obstante, y tras el estadillo mediático de su relación con el Rey y las numerosas críticas que suscitó su 'entrañable amistad' con el monarca, Corinna decidió poner tierra de por medio y regresó a Mónaco, donde posee desde hace varios años una lujosa casa.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios