CELEBRITIES

Desarticulan un complot para matar a Justin Bieber

Las autoridades estadounidenses desarticularon un complot orquestado por tres hombres para matar al cantante canadiense Justin Bieber en Nueva York el mes pasado, según informó la
Foto: Desarticulan un complot para matar a Justin Bieber
Desarticulan un complot para matar a Justin Bieber
Fecha

Las autoridades estadounidenses desarticularon un complot orquestado por tres hombres para matar al cantante canadiense Justin Bieber en Nueva York el mes pasado, según informó la cadena de televisión CBS.

El supuesto complot implicaba también matar al guardaespaldas de Bieber, de 18 años, y a otras dos personas, según el informe de un tribunal de Nuevo México en el que dos de los acusados afrontan cargos por conspiración para cometer asesinato al que tuvo acceso CBS. El plan fue urdido supuestamente por Dana Martin, preso en Nuevo México tras ser condenado a dos cadenas perpetuas por violar y matar a una adolescente en el año 2000.

Martin, de 45 años, está obsesionado con Bieber y tiene un tatuaje del ídolo adolescente en una pierna, según la policía. De acuerdo con su declaración jurada, Martin se sintió menospreciado por Bieber después de escribirle varias cartas y no obtener respuesta. Por eso comenzó a planear el asesinato del cantante y para llevar a cabo su plan reclutó a Marcos Staake, de 41 años, que estuvo preso con él, y a un sobrino de éste, Tanner Ruane, de 23 años.

El plan consistía en que Staake y Ruane viajaran primero a Vermont para matar y castrar a dos conocidos de Martin, por causas que no han trascendido. Posteriormente se desplazarían a Nueva York para asesinar a Bieber y a su guardaespaldas, aprovechando la estancia del artista en la ciudad, donde ofreció un concierto en el Madison Square Garden a finales de noviembre. El propio Martin frustró el plan al llamar a las autoridades y delatar a sus socios.

Staake fue detenido en Vermont y Ruane fue localizado en el estado de Nueva York con armas y tijeras de podar en su vehículo. Los dos serán enviados a Nuevo México, donde enfrentan cargos por conspiración para cometer asesinato.