LUDMILA POSEE UNA MANSIÓN EN FRANCIA

Escándalo en Rusia por las inversiones de la exmujer de Putin fuera de sus fronteras

El hecho de que Ludmila y su actual marido, Artur Ocheretni, hayan invertido 7 millones en una mansión fuera de Rusia está causando furor entre los más patrióticos. El revuelo es máximo

Foto: El presidente ruso, Vladimir Putin, en una imagen de archivo. (Gtres)
El presidente ruso, Vladimir Putin, en una imagen de archivo. (Gtres)

Rusia está viviendo un proceso en el que todo aquello que suponga apoyar al exterior está mal visto, especialmente si son las grandes fortunas del país las que deciden invertir en mansiones fuera de sus fronteras y llevando su capital al extranjero. Son cada vez más los rusos que se quejan de las iniciativas de Ludmila, la exmujer del presidente ruso Vladimir Putin, que junto a su nuevo marido, el empresario Artur Ocheretni, han adquirido un boyante palacete valorado en 7 millones de euros en Biarritz, Francia, y que cuenta con 450 metros cuadrados y una extensión de terreno de 5.000 metros cuadrados con piscina incluida.

A pesar de que esta residencia fue adquirida en 2013, no ha sido hasta esta semana cuando se ha conocido la noticia de su polémica inversión, provocando una auténtica avalancha de quejas por aquellos que sienten furor patriótico y consideran un desaire hacia sus propias ciudades balneario (Sochi o Yalta) el hecho de que decidan establecer su nidito de amor más allá de sus dominios. Pero no solo esta compra ha desquiciado a muchos, sino también la apabullante fiesta que orquestó la ex primera dama rusa para celebrar el 39 cumpleaños de su marido en Londres y que saltó a la opinión pública después de que se filtrasen numerosas imágenes de ambos paseando por las calles de la capital británica en las redes sociales del país.

Vladimir Putin y su exmujer, junto a los Reyes eméritos. (Gtres)
Vladimir Putin y su exmujer, junto a los Reyes eméritos. (Gtres)
Artur Ocheretni. (Facebook)
Artur Ocheretni. (Facebook)

Recordemos que Ludmila, de 59 años, se volvió a casar en enero de 2016 con un empresario 20 años menor que ella. Un hombre sobre el que pesa la sospecha de que sus negocios no son del todo limpios, pero que hasta el momento nadie ha logrado probar. Fue en junio de 2014 cuando el matrimonio presidencial dio a conocer su decisión de separarse y continuar así con sus vidas cada uno por su lado, como ya llevaban haciendo extraoficialmente desde hacía años: “Prácticamente no nos vemos”, reconocía el mandatario cuando dio a conocer la noticia. Para él, la felicidad de su mujer estaba por encima de la suya y meses después declaró que “ahora, lo primero es casar a mi exesposa y, luego, ya pensaré en mí”. Y así fue. Él sigue soltero y ella está viviendo una nueva vida, aunque sea polémica y muy mal vista por su pueblo.

Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios