Desde hace unas semanas, La mañana de La 1 se graba en un hotel de Gran Canaria debido a que los responsables de la cadena han decidido desmontar el viejo decorado del programa para construir en su lugar el del nuevo espacio de sus tardes Entre todos. Asimismo, el espacio presentado por Mariló Montero empezará a grabarse en el Estudio 1.

En un principio, para salvar este problema y debido a los tiempos de austeridad, la cadena valoró la posibilidad de grabar el programa desde los jardines de Prado del Rey como así ha sucedido con otros productos de la cadena como Stamos Okupa2.

Sin embargo, según cuenta el periodista Borja Terán en La Información, la directiva de TVE alcanzó un acuerdo con el Patronato de Turismo de Gran Canaria para grabar el programa en un hotel de la isla. De esta forma, la institución conseguía publicidad a cambio de hacerse cargo de los gastos de hospedaje del equipo trasladado hasta la región canaria.

Hasta aquí todo correcto. Lo controvertido del asunto es que el hotel Lopesan Costa Meloneras pertenece a uno de los mayores donantes del Partido Popular en 2011, Eustasio López, que junto a sus hermanos Francisco y Sebastián conforma el holding Hijos de Francisco López Sánchez (Lopesan).

Este grupo empresarial, que dispone de tres hoteles de cinco estrellas en el sur de la isla, así como de dos campos de golf, donó al PP 200.000 euros en 2011 a través de dos empresas de su grupo, Áridos Canarios S.L. y Trabajos y Servicios Canarios S.L.

“Se acordaron las donaciones por acuerdos de los respectivos consejos de administración de las dos compañías, se hicieron las aportaciones, se declararon a Hacienda y se ha hecho constar en la contabilidad como un pago perfectamente legal”, defendía López hace unas semanas en el diario Canarias Ahora.

Este grupo también ha apoyado al Cabildo de Gran Canaria (PP) en su enfrentamiento con el grupo Riu Hotels & Resorts, que ha pedido una indemnización de 35 millones de euros al Cabildo por paralizar las obras de renovación del Hotel Oasis de Maspalomas.