MTV pasa por sus peores momentos. Desde que el Gobierno anunciase un recorte en las concesiones de canales, la cadena no ha invertido ni un euro de más en su programación y en su equipo, dejando morir a su parrilla y marchando a la deriva a la espera de que el Supremo tome una decisión que les obligaría a cerrar. A día de hoy, MTV promedia un 0,5% de cuota de pantalla, igualando mínimo con el pasado mes de febrero y con datos que no se veían desde finales de 2011.

VIACOM,  grupo de comunicación que produce MTV y Paramount Channel en España, sabe que la cadena que hay detrás de Alaska y Mario tiene las horas contadas. Por eso mismo tomó este año dos importantes decisiones internas. El pasado mes de marzo decidió prescindir de su jefa de prensa, y meses después de parte del equipo. Además, desde el 1 de octubre, el grupo externalizó su departamento de publicidad y se lo pasó a Pulsa. Esta decisión dejó a 15 personas sin puestos de trabajo en VIACOM.

La programación también ha sufrido muchos recortes. MTV ha vivido estos últimos meses con la decisión del Gobierno a sus espaldas. Por eso mismo ha preferido no gastar dinero en producciones propias que, si se llegase a efectuar el cierre, jamás podrían ser emitidas. La cadena tuvo que despedirse de su programa estrella: Gandía Shore. El espacio le concedió a MTV sus mejores datos. Sin embargo, la poca estabilidad de la cadena no le ha permitido producir una segunda temporada que tenía que haberse rodado el pasado verano.

Otro que no tendrá nueva oportunidad será Alaska y Mario. El programa que dio a conocer a la cadena para el gran público no tiene cabida ahora en MTV. Aunque estuvo en la cuerda floja, la cadena decidió rodar la tercera temporada del reality el pasado mes de marzo. Fue el último intento de MTV para mantenerse en el aire. Cerró temporada con récord, pero vivía por encima de sus posibilidades, lo que ahora mismo imposibilita una cuarta temporada.

Con un 0,5% de cuota media durante el mes de octubre, la cadena se ha despedido de la producción propia y sólo espera que el Gobierno tome una decisión. MTV comenzó su emisión en abierto en septiembre de 2010 tras un acuerdo alcanzado por VIACOM y Vocento. A través de la licencia concedida a este último se emiten Intereconomía, Paramount Channel, Disney Channel y MTV. De regularse esta concesión, MTV sería la primera en caer de la lista, realidad por la que la cadena ha tomado este nuevo rumbo vago, sin apuestas y sin gastos de más.