Publicidad

@Laura S. Lara  30/06/2010

Adiós a las ojeras, sin cirugía
 

Pasar por el quirófano ha dejado de ser imprescindible a la hora de conseguir un aspecto más juvenil y saludable. Lo último en soluciones estéticas se centra en combatir eficazmente las ojeras, de forma segura y duradera, y tanto en mujeres jóvenes como mayores, sin necesidad de someterse al bisturí. La Clínica Diego de León, que el pasado jueves presentó en Madrid, en compañía de Sofía Mazagatos, sus tratamientos sin cirugía más novedosos, explica a Vanitatis en qué consiste este ritual ‘mágico’ para acabar de manera definitiva con esas bolsas oscuras bajo los ojos que proporcionan un aspecto de cansancio tan poco favorecedor.

Las ojeras se desarrollan poco a poco sin darnos cuenta, y ese pequeño ‘escalón’ debajo del ojo envejece y entristece sobremanera nuestra mirada. Borrarlas definitivamente rejuvenecerá nuestro rostro y nos aportará mejor aspecto, devolviendo la densidad a la piel mediante una biestimulación celular (del fibroblasto) y aumentando la producción de colágeno y las demás sustancias fundamentales de la dermis. Así, la piel mejora su textura, su apariencia y su hidratación.
El procedimiento es sencillo, indoloro y sin efectos secundarios relevantes. Fundamentalmente, el tratamiento consiste en rellenar la zona debajo del párpado inferior con microinyecciones, rehidratando la piel y eliminando el hundimiento que tanto afea y ensombrece la piel. En la Clínica Diego de León, los componentes que más utilizan para este ritual son, por una parte, el Ácido Hialurónico (muy fluido para que se adapte bien a la piel más fina, y que aporta volumen e hidratación); y por otra, en casos de personas de más de 50 años, además de este ácido, se añaden vitaminas, para tonificar y revitalizar la piel, así como aportar luminosidad.
Tras realizar la historia clínica, el doctor comienza con una limpieza de la piel para eliminar los restos de cremas y maquillaje. A continuación, procede a extendernos un cosmético anestésico para minimizar las molestias de las 4 o 5 microinyecciones que se aplican por cada lado del rostro en zonas superficiales de la dermis. Tras comprobar la ausencia de marcas, el especialista en medicina estética finalmente nos realiza un ligero masaje facial para distribuir adecuadamente el producto.
Con la primera sesión se notan bastante los efectos, y en personas de hasta 35 años suele ser suficiente. Sin embargo, en casos de ojeras muy marcadas, es posible que haya que retocar una vez a la semana durante un tiempo. Los productos usados son naturales y de primera calidad, por lo que se puede hacer vida normal prácticamente desde el momento en que se sale de la consulta. En cualquier caso, esta clínica madrileña realiza siempre revisiones periódicas después de la primera consulta.
La duración de los efectos de este tratamiento depende de cada persona, ya que influyen factores como el metabolismo, la inmunidad, la edad, la cantidad de producto empleado, etc. No obstante, podemos determinar la durabilidad de unos resultados óptimos entre 9 y 12 meses.
Esta solución para eliminar las ojeras sin cirugía está indicada para todas aquellas personas que quieran rejuvenecer y mejorar el aspecto de esa zona de su rostro. Se puede realizar en todo tipo de pacientes y sin importar la edad, pero hay que tener en cuenta que las edades más avanzadas precisarán más de una sesión para obtener mejores resultados, si bien es cierto que el resultado es más evidente en las pieles muy dañadas y envejecidas.
Compártelo en Facebook
 

Categorías

Belleza

Estilo

Moda

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados