Los tonos pastel deslucen la boda real sueca

@Laura S. Lara - 22/06/2010

Los tonos pastel deslucen la boda real sueca
 Letizia (Efe).

La boda de Victoria de Suecia ha generado su particular ‘alfombra roja’. Y es que los y las asistentes a este gran acontecimiento lucieron sus mejores galas tanto la noche anterior al enlace como durante la ceremonia. En ambas ocasiones, los tonos pastel, nude y crudos se impusieron a los colores más vivos. Sin embargo, aunque se trata de tonalidades elegantes y muy femeninas, éstas no favorecen por igual a todas las mujeres.

Elegir el color de la ropa de acuerdo al tono de la piel y el cabello es imprescindible para logar un estilismo perfecto. Hay prendas que, aunque nos entusiasmen de primeras, al ponérnoslas no nos sientan tan bien como imaginábamos. La explicación está en el color, seguramente inadecuado para nuestro tipo de piel.

Cada temporada, los grandes diseñadores imponen las tendencias en cuestión de cortes y colores, pero esto no quiere decir que todos vayamos a vernos bien con sus propuestas. Lo ideal es saber cuáles son los tonos que más nos favorecen a cada uno.

Letizia acudió a la boda real sueca con un vestido en muselina nude bordado con pétalos de geranio, rosas y miniclaveles en tul en el mismo tono, de Felipe Varela. Un vestido muy elegante que, sin embargo, por su tono de piel y su complexión, no logró lucir como en otras ocasiones. La princesa de Asturias posee un color de piel muy claro y un físico extremadamente delgado, por lo que los tonos que más le favorecen son los que contrastan, es decir, los más fuertes: negro, verde, blanco, rojo, azul oscuro o gris. Así, el vestido rojo de escote palabra de honor y falda bordada en forma de rosas que vistió en la cena de gala previa a la boda, fue infinitamente más acertado, ya que mostraba su imagen más rompedora sin perder un atisbo de sofisticación.

Por su parte, la Reina Sofía siguió esta línea de tonalidades empolvadas, eligiendo un vestido drapeado y con flores bordadas, de Margarita Nuez, en un tono rosa pastel que supo lucir gracias a su elegante porte. Un color muy semejante al elegido por la Reina de Suecia para su atuendo.

Las pieles morenas deben prestar suma atención a los colores, ya que muchos sólo lograrán endurecer sus facciones. De esta manera, los que mejor lucen con las pieles tostadas son el azul cobalto, el negro, el blanco, el coral, el verde lima, así como todos los tonos pastel. Es el caso de Victoria de Suecia (en la imagen de la izquierda), que la noche antes de su boda eligió un vestido rosa palo de alta costura, de escote asimétrico y cuajado de pedrería, muy favorecedor para su físico, más corpulento, y su tono de piel.

El look de Mary de Dinamarca en esta fiesta previa al enlace siguió la misma línea: vestido palabra de honor en tono nude con encajes que gracias no tanto a su tono de piel como a su larga melena morena, consiguió sacarle todo el partido a un tono de por sí poco agraciado.  A pesar de ello, la esposa del príncipe heredero danés no brilló con la misma intensidad en la ceremonia, con un vestido verde demasiado apagado.

El color del cabello también es fundamental para combinar los tonos pastel. Charlene Wittstock, novia de Alberto de Mónaco, rubia y de tez pálida, demostró esta realidad con un vestido gris perla muy poco favorecedor. Sin embargo, Tania Blatnick, prometida de Nicolás de Grecia, llevó una bella creación de tonos maquillaje con incrustaciones doradas que combinaba a la perfección con su pelo y su tez.

No obstante, hay colores que son universales y que se pueden usar perfectamente sea cual sea nuestro color de piel. De cualquier manera, la elección y la combinación más acertadas siempre dependerán de nuestro propio estilo.

Compártelo en Facebook
 

Categorías

Belleza

Estilo

Moda

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados