MODA

¿Es Marchesa una marca de lujo o con ‘enchufe’?

Al mirar las listas que cada año se confeccionan tras la ceremonia de los Oscars con los trajes de las participantes tiene siempre una extraña sensación
Foto: ¿Es Marchesa una marca de lujo o con ‘enchufe’?
¿Es Marchesa una marca de lujo o con ‘enchufe’?
Fecha
Tags

    Al mirar las listas que cada año se confeccionan tras la ceremonia de los Oscars con los trajes de las participantes tiene siempre una extraña sensación de déjà vu. Las marcas se repiten una y otra vez y en muchos casos, los vestidos parecen clónicos los unos de los otros. En este panorama Marchesa, una firma hasta hace bien poco desconocida, ha conseguido colocarse entre los diseñadores favoritos de las estrellas.

    Hace tres años Georgina Chapman y Keren Craig eran dos diseñadoras en ciernes que trabajaban en un apartamento londinense como buenamente podían, pero en este tiempo se han convertido en la marca de confianza de personajes como Sienna Miller, Jennifer Lopez o Lindsay Lohan. ¿Cómo lo han logrado?

    La respuesta podría estar en un nombre propio: Harvey Weinstein. El fundador de la productora de cine Miramax, propietario también de la marca Halston desde hace algún tiempo, está casado con Georgina Chapman. Mucha gente en la industria cree que si no fuera por las conexiones y la capacidad de influencia de Weinstein, Marchesa hoy sería una marca más o simplemente, no existiría.

    En cualquier caso, Chapman y Craig no son unas advenedizas: se conocieron en la escuela de arte y diseño de Chelsea y luego ambas lograron graduarse en esta disciplina en diferentes academias británicas, una en Brighton y otra en Wimbledon. A pesar de sus conocimientos, es innegable que muy pocas marcas logran llamar la atención de las estrellas consagradas en tan poco tiempo, lo que levanta las sospechas de los más desconfiados. ¿Cuántos alumnos salidos de la prestigiosa escuela londinense de St. Martin’s soñarían con un éxito tan fulminante?

    ¿Se visten las actrices que participan en películas producidas por Miramax con los trajes de la mujer del jefe para tener a éste contento? Karen Craig lo desmintió en The New York Times el año pasado: “No tenemos idea de quién se viste con nuestra ropa hasta que las vemos directamente en la alfombra roja”, aseguraba.

    Lo cierto es que los trajes diseñados por esta pareja de creadoras no desentonan con la línea general de los vestidos que se pueden ver en este tipo de ceremonias. Su estilo elegante y femenino hace que las mujeres que usan su ropa acaben apareciendo siempre en las listas de las mejor vestidas. Anne Hathaway lució un traje rojo de Marchesa en la última edición de los Oscars, al igual que Jessica Alba. El impresionante traje de chiffon que lució Jennifer Lopez en los de 2007 también era de la marca inglesa. Con o sin ‘enchufe’, Marchesa ya es un must de las pasarelas.