SALUD Y BELLEZA

Diez claves para convertirse en una persona elegante

Hay quien afirma que la elegancia es algo innato, y hay quienes creen que aunque uno posea ese je ne sais quoi, un poco de ayuda
Foto: Diez claves para convertirse en una persona elegante
Diez claves para convertirse en una persona elegante
Fecha
Tags

    Hay quien afirma que la elegancia es algo innato, y hay quienes creen que aunque uno posea ese je ne sais quoi, un poco de ayuda nunca viene mal. La experta en moda y protocolo Jean Broke-Smith opina que tampoco se puede comparar con la de otras épocas ni el de unas personas con otras.

    La página web Femalefirst.com ha creado con la ayuda de la experta una lista en la que se postulan los diez pasos más importantes para que cada cual resalte su elegancia natural en un tiempo en el que, afirma Broke-Smith, “todo el mundo se queja de estar muy ocupado” y no dedica el tiempo que le gustaría a cuidar su apariencia.

    El primero de los consejos que la experta otorga para la búsqueda de la elegancia que cada uno tiene es buscar un estilo que encaje con la personalidad de cada cual. Ponernos algo que no tiene nada que ver con nuestro ritmo de vida ni con nuestra forma de verla hará que parezca que se trata de un disfraz más que de un estilo propio. Y es que ese el segundo de los consejos, buscar prendas que se adapten a nuestro ritmo de vida.

    El tercer paso es conocer nuestra talla de ropa. Comprar ropa demasiado grande o demasiado ajustada puede provocar no sólo que no luzcamos la figura tanto como nos gustaría, sino que además, puede resultar incluso molesto, lo que nos llevaría además a forzar la forma de caminar o de sentarnos.

    Mantener una postura siempre correcta es otra de las claves para resultar elegante a los ojos de los demás. Lo ideal sería tener la espalda lo más recta posible, los hombros hacia atrás para levantar el busto, y caminar poniendo un pie delante del otro, como si caminásemos sobre una línea recta con la cabeza alta, sin mirar al suelo pero tampoco al cielo.

    Un buen peinado siempre pondrá un toque de distinción a nuestra ropa y forma de vestir, para ello es mejor dejarse aconsejar por los expertos y comenzar por un corte de pelo que se adecue a nuestros rasgos y a nuestro estilo de vida. Por ejemplo no es adecuado tener una melena larga si no tenemos tiempo para cuidarla, porque provocaría el efecto contrario al deseado.

    Los complementos y el perfume pueden poner el broche de oro a nuestra imagen o arruinarla por completo. Acompañar un traje con el accesorio adecuado puede dar el toque de distinción que buscamos, pero si nos pasamos colocando complementos pasaremos de la imagen elegante al estilo ‘árbol de Navidad’. Lo mismo sucede con el perfume. Un aroma adecuado aportará un plus a nuestro look, si nos equivocamos o nos excedemos, puede eclipsar al resto de nuestro estilismo.

    A todo esto ha de acompañar siempre un trato correcto y respetuoso hacia los demás, las buenas formas son esenciales para resultar elegante. Una persona que posea esta cualidad siempre será educada con los que le rodean y procurará no perder el respeto a nadie y tratar a todos con cortesía. Por último, quizá el paso más importante, es la seguridad en uno mismo. Una actitud positiva y segura hará que nuestra imagen ante los demás mejore y, lo más importante, que nosotros mismos nos sintamos mejor.