SALUD Y BELLEZA

La sal de Epsom, el mejor truco de belleza en época de crisis

Nuestra piel no tiene por qué sufrir si la economía no nos permite grandes estipendios y además, el cuidado del cuerpo puede convertirse en un importante
Foto: La sal de Epsom, el mejor truco de belleza en época de crisis
La sal de Epsom, el mejor truco de belleza en época de crisis
Fecha
Tags

    Nuestra piel no tiene por qué sufrir si la economía no nos permite grandes estipendios y además, el cuidado del cuerpo puede convertirse en un importante aliado a la hora de planificar el ahorro. El mercado está lleno de productos naturales que a precios bajos nos permitirán estar tan guapas y radiantes como si hubiéramos invertido cientos de euros en tratamientos de belleza. Al fin y al cabo, los cosméticos que se venden en las tiendas están basados en muchas ocasiones en materias primas que se pueden encontrar sin dificultades en cualquier ciudad.

    Un buen ejemplo es el sulfato de magnesio, conocido popularmente como la sal de Epsom. Utilizadas en muchas de las sales de baño existentes en el mercado, sirven para una infinidad de posibilidades que van desde una exfoliación hasta un baño relajante ‘de flotación’. Fueron los ingleses los primeros en utilizarlas, dicen que desde la Edad Media, y en descubrir sus propiedades desestresantes y regeneradoras. He aquí algunos trucos para ayudarnos a sacarle el mayor provecho:

  • Una crema exfoliante
  • : Sólo hay que mezclar dos tazas de sal de Epsom con un cuarto de taza de vaselina y unas gotas de aceite esencial de lavanda. Es un limpiador profundo de la piel del rostro sin igual.

  • Un baño relajante: Añadiendo dos tazas de sal de Epsom en una bañera con agua nos podremos dar un baño que servirá para liberarnos del estrés acumulado por los quehaceres diarios. Doce minutos en el agua y ¡como nuevas! Si hace falta un ‘tratamiento de choque’, podemos añadir unas hojas de eucalipto en el agua.
  • Tratamiento de spa: Masajear con sal de Epson sobre la piel húmeda después de la ducha. No dejará nuestra piel seca ni con residuos sino al contrario, a diferencia de la sal marina.
  • La sal de Epsom es indicada para todo tipo de pieles y edades, y aunque carece de efectos, es conveniente consultar al doctor antes de comenzar a usarla si usted tiene algún tipo de condición médica relacionada con la diabetes o la presión arterial, así como para casos de afecciones cutáneas.