MODA

Los vestidos ibicencos no pasan de moda

La Pasarela Moda Adlib volvió la semana pasada a la Isla de Ibiza para dar a conocer las nuevas tendencias que se podrán lucir durante los
Foto: Los vestidos ibicencos no pasan de moda
Los vestidos ibicencos no pasan de moda
Fecha
Tags

    La Pasarela Moda Adlib volvió la semana pasada a la Isla de Ibiza para dar a conocer las nuevas tendencias que se podrán lucir durante los meses siguientes. El evento que se celebró el miércoles por la noche ante más de mil invitados que pudieron disfrutar con los desfiles de 13 diseñadores, entre ellos, Charo Ruiz, Eva Cardona o Marta Raffo. Las colecciones giraron en torno a diversos sectores: ropa para niños, mujer, novias, complementos y joyas. Como estrella invitado el acto contó con la participación de la mujer de Flavio Briatore, Elisabetta Gregoraci.

    Pero, ¿en qué consiste realmente la moda Adlib, también llamada cariñosamente ibicenca? Este estilo nació a principios de los años setenta, en pleno auge del movimiento hippy y, cuándo aún la isla no era el destino de moda de nuestros famosos más cool. En 1971 la famosa relaciones pública, la yugoslava Princesa Smilja Mihailoivtch, dio luz a esta peculiar moda, convirtiéndose en todo un atractivo de la isla, tanto económica como turístico. Sus señas de identidad: los bordados, los encajes, los tejidos naturales, el ganchillo y el color blanco como principal y casi único color.

    Smilja Mihailoivtch, de origen serbio y nacionalidad francesa, se inspiró en la tendencia hippy, que por aquellos años inundaba las pasarelas de todo el mundo, y los vestidos típicos de las pitiusas, los trajes folclóricos de la isla. La moda Adlib surge y crece, principalmente, con el de que la mujer adquiera una conciencia real de su propio cuerpo, que sea capaz de vestir de acuerdo a sus gustos. De esta filosofía de libertad proviene su nombre, derivado de la expresión latina Ad Libitum, que en términos musicales se traduce como ‘a placer’. Y es que la corriente Adlib tiene sentido sólo si lleva hacia la libertad, si se entiende sin normas, sin dictados, sin imposiciones. Sin embargo, esto nunca ha significado la ausencia del buen gusto a la hora de vestirse. ‘Viste como quieras, pero con gusto’, fue el lema con el que se dio a conocer la tendencia.

    Para complementar nada mejor que un cinturón ancho y unas sandalias de suela de madera. Remata la faena con el pelo suelto pero ondulado o con trenzas. A pesar del paso de los años esta tendencia sigue estando presente, si bien en las últimas temporadas ha cobrado una mayor importancia. Entre los diseñadores que han decidido apostar por vestir a sus musas de blanco destacan: Valentino, Cavalli...