JOYAS

‘Spin’, la belleza simétrica de las pequeñas joyas de Durán

El spin es una característica básica de las partículas de la mecánica cuántica, ese misterioso mundo nanoscópico con reglas imposibles sobre el que paradójicamente se sustenta
Foto: ‘Spin’, la belleza simétrica de las pequeñas joyas de Durán
‘Spin’, la belleza simétrica de las pequeñas joyas de Durán
Fecha
Tags

    El spin es una característica básica de las partículas de la mecánica cuántica, ese misterioso mundo nanoscópico con reglas imposibles sobre el que paradójicamente se sustenta todo nuestro universo. De acuerdo con las leyes de la física, el spin es un número cuántico relacionado con la simetría que indica el giro de una partícula en torno a su eje y de él dependen sus características. De este elemento científico ha surgido la inspiración para la última colección de Durán Joyeros, que ha reunido además a dos creadores procedentes de la moda y la arquitectura para dar forma a las piezas.

    Juanjo Oliva, habitual de Cibeles, y el arquitecto Julio Jiménez se han puesto manos a la obra para crear en su primera colección de joyería unas piezas simétricamente perfectas, que aluden al movimiento y la estabilidad, que adaptan el aparentemente imposible comportamiento del universo subatómico a los ritmos de nuestro mundo.

     

    La colección está compuesta por 13 piezas en oro delicadamente moldeado en forma de cañas con perlas australianas de los mares del Sur, grises de Tahití y perlas cultivadas de los mares de China, combinadas con jades de Birmania y citrinos. La sinuosidad de sus formas y la rotundidad de sus curvas marcan el ritmo en anillos, pulseras, collares y diademas, piezas que representan también el carácter de los creadores y su gusto por la coherencia y el rigor en el diseño.

     

    La casa formada por Pedro Durán Morales hace más de 120 años ha sabido apostar en los últimos tiempos por colecciones creativas que acercan el mundo de la joyería a entornos tradicionalmente ajenos a ella, como ocurrió el año pasado con la colección Krypton de Rubén Gómez para Pedro Durán, inspirada en el mundo de los superhéroes y la ciencia ficción, o esta de Oliva y Jiménez para Durán Joyeros, que acerca como nunca la física y la estética.