TENDENCIAS

Tiembla, Madonna: tu sucesora ya está aquí

Al ritmo de Just Dance, sencillo de su álbum debut The fame, la neoyorquina Lady Gaga se ha colado en las pistas de baile y en
Foto: Tiembla, Madonna: tu sucesora ya está aquí
Tiembla, Madonna: tu sucesora ya está aquí
Fecha

Al ritmo de Just Dance, sencillo de su álbum debut The fame, la neoyorquina Lady Gaga se ha colado en las pistas de baile y en lo alto de las listas de éxitos acercándose vertiginosamente al olimpo de otras diosas rubias como Christina Aguilera, Britney Spears, Kylie Minogue o la mismísima Madonna.

"Es el color de pelo. Si fuera morena me llamarían Amy Winehouse", afirma la cantante quien, con el rostro serio, no quiere hablar de comparaciones ni de copiar, en lo estético y en lo musical, a alguna de las estrellas ya consagradas de la escena dance. Lady Gaga -nombre artístico inspirado en la canción Radio Ga Ga, de Queen- se mueve en el terreno del electro-pop, con toques disco y ecos rock, una mezcla que, aderezada con brillos ochenteros, tacones de aguja y latex negro, ella define como "música pop teatral o dramática".

"Hago una música llena de pasión y de emoción, es un modo un poco provocativo de expresar los sentimientos", cuenta Lady Gaga, "feliz" y "agradecida" con su condición de artista revelación, pero consciente del riesgo que esto acarrea: "Estoy muy centrada, no permito que ninguna de las implicaciones del éxito sean un obstáculo para mi trabajo". Para ella, "la fama", título elegido para su trabajo de presentación, no se refiere a "tener dinero o a que te sigan las cámaras de televisión", sino que para ser famosa "sólo necesitas arte y amor", dice.

En su caso, a pesar de su juventud y de su similitud con otros productos efímeros, Lady Gaga dice ser toda una artista que, además de aportar voz e imagen -ella diseña parte de su vestuario-, compone las letras y melodías de todas sus canciones, algo que lleva haciendo desde que era una niña y escuchaba a algunos de sus ídolos, como David Bowie o Grace Jones.

No obstante, "tienes que dejar que el arte hable por sí mismo" -destaca- y, por ello, más que ocupar su tiempo en discutir y convencer, prefiere centrarse en "hacer un buen álbum, vídeos increíbles y actuaciones memorables". Su problema es parecido al que, en su opinión, le tocó sufrir a Andy Warhol, otra de las figuras que más le ha influido y "que no fue tomado en serio porque se inclinó por un arte comercial con el que quería llegar a todos".

Lady Gaga, con su particular forma de entender el arte, también persigue este propósito, por lo que entre sus planes inmediatos figura cantar en español en una nueva versión de Just Dance en la que -adelanta- ya está trabajando.