LIBROS

Federico Quevedo, el ‘diablo de la derecha’ que le escribe cartas a Zapatero

El compañero Federico Quevedo, columnista e informante de este diario, se ha convertido, lo quiera o no, en un autentico “diablo de la derecha”. Sus dardos
Foto: Federico Quevedo, el ‘diablo de la derecha’ que le escribe cartas a Zapatero
Federico Quevedo, el ‘diablo de la derecha’ que le escribe cartas a Zapatero
Fecha

El compañero Federico Quevedo, columnista e informante de este diario, se ha convertido, lo quiera o no, en un autentico “diablo de la derecha”. Sus dardos envenenados y llenos de mala leche hacia José Luis Rodríguez Zapatero, “el presidente que con mayor virulencia ha promovido el desarme moral de la sociedad”, han removido de sus asientos a más de un socialista que, me consta, tienen a Quevedo como uno de los columnistas anatema. Es verlo pasar por los pasillos del Congreso y más de un ministro corre despavorido solo del olor a azufre que desprende. 

Sea como fuere y bromas aparte, Quevedo, asumiendo o no su condición de malo de la película zapaterista, guión en el que está comodísimo, ha vuelto a embarcarse en el terreno literario para cantarle al presidente las verdades del barquero. El periodista recupera el género epistolar para combinar humor, ironía y buenas dosis de indignación por la deriva de su querida España desde la llegada al poder del Maquiavelo de León. El texto quevediano reinterpreta algunas de sus mejores colaboraciones escritas para El Confidencial durante los últimos seis años. Con el objetivo, dice, de que sirvan de reflexión para que “en el futuro no vuelvan a repetirse circunstancias como esta y seamos conscientes de que España es un gran país, con una gran historia, y una gente que, cuando quiere, puede ser ejemplo para el mundo”.

Un Zapatero reconvertido en aprendiz de un Maligno encarnado en un tal Astaroth recibe a lo largo de 43 cartas todo un manual de consejos prácticos para atacar la libertad, acabar con los principios,  degenerar la democracia, lograr la “chavización” del poder y conducir al país hacia la derrota económica.
Humor negro y grandes dosis de análisis socarrón para destripar una situación que Quevedo lamenta profundamente y que tantas y tantas veces ha descrito desde sus columnas digitales de El Confidencial. 
 
Federico Quevedo nació en Hamburgo, aunque por accidente, como él mismo reconoce. “No he obtenido provecho alguno más allá de la curiosidad de la gente”, dice sobre sus orígenes, para concluir luego que es: “por tanto, español por los cuatro costados”. Con las Cartas del Diablo Zapatero, Quevedo publica su tercer libro, después de Pasión por la Libertad, sobre el pensamiento político de Adolfo Suárez, y El Negocio del Poder, sobre la corrupción y el mangoneo de la clase política patria. 
 
Estilo
Comparte en:
Sigue esta sección: