GASTRONOMÍA

Algo diferente: lasaña de calabacín

Lasaña se llama tanto al tipo de pasta como al plato que se cocina con este ingrediente. Es típico de la gastronomía italiana y un magnífico
Foto: Algo diferente: lasaña de calabacín
Algo diferente: lasaña de calabacín
Fecha
Tags

    Lasaña se llama tanto al tipo de pasta como al plato que se cocina con este ingrediente. Es típico de la gastronomía italiana y un magnífico y completo plato único que admite muchos ingredientes. Hoy, Elena Aymerich*, profesora de la Escuela de Cocina Pimienta y Sal, nos explica cómo hacer una lasaña muy especial, con calabacín.

    Ingredientes para 8 personas
     
    - 2 calabacines grandes
    - 400 g de carne picada
    - 1 cebolla
    - 1 diente de ajo
    - 400 ml de tomate triturado
    - 1 bolsa de mozzarella fresca
    - orégano, albahaca y tomillo
    - 50 g de harina
    - 50 g de mantequilla
    - 1/2 litro de leche
    - 100 g de queso Emmental rallado
    - sal, pimienta y nuez moscada
     
    Manos a la obra
     
    Cortar los calabacines en láminas finas con la ayuda de una mandolina. Envolver en papel de cocina para eliminar el exceso de agua. Pelar y picar el ajo y la cebolla.
     
    En un sartén rehogar el ajo con un poco de aceite. Cuando esté ligeramente dorado, añadir la cebolla y dejar que se poche. Incorporar entonces la carne picada y las hierbas y saltear hasta que esté hecha.
     
    Verter la salsa de tomate y dejar cocer a fuego lento 5 minutos. Rectificar la sazón con sal, pimienta y un poco de azúcar. Si la salsa quedara muy líquida, espolvorear encima una cucharada de harina y cocer un par de minutos más.
     
    Mientras tanto, elaborar la bechamel cociendo en un cazo la harina con la mantequilla, sin parar de remover. Transcurridos 2-3 minutos, echar la leche y remover con varillas hasta que vaya espesando. Sazonar con sal, pimienta y un poco de nuez moscada.
     
    En una fuente de horno, alternar una capa de láminas de calabacín, otra de salsa de tomate y carne, trozos de mozzarella, otra capa de calabacines y así sucesivamente hasta terminar los ingredientes. Cubrir la superficie con bechamel y espolvorear de queso rallado. Hornear 30 minutos y gratinar en el último momento.
     
    * Elena Aymerich es Licenciada en Gerencia y Dirección de Hostelería por la Universidad Politécnica de Madrid.