moda

La colección de la firma Martin Margiela para H&M no convence a los madrileños

Nueve y media de la mañana. Quedan treinta minutos para las 10. Las tiendas de H&M de Madrid se preparan para recibir a los fashion vicitms de
Fecha
Tags

    Nueve y media de la mañana. Quedan treinta minutos para las 10. Las tiendas de H&M de Madrid se preparan para recibir a los fashion vicitms de la capital que acudirán en masa a comprar la nueva colección de la marca sueca en colaboración con Martin Margiela. Sin embargo, algo llama la atención a las dependientas: la falta de afluencia.

    Este jueves era un día importante para muchos. H&M sacaba a la venta una colección diseñada en colaboración con Martin Margiela, uno de los nombres que desfilan cada año durante la semana de la moda de París; constituyendo para todos los seguidores de la moda belga, el acontecimiento del año.

    París, Londres, Viena se han echado a la calle para ser los primeros en acceder a las tiendas y conseguir una prenda de diseño a un precio económico. Sin embargo, parece que Madrid no ha querido madrugar y pasar frio; solo unos pocos valientes se han presentado delante de los diferentes puntos que vendían la colección, como los de Gran Vía, Velázquez o Goya.

    Un importante dispositivo

    Las instrucciones eran claras: los clientes pasarían en grupos de 20 personas y en 10 minutos tendrían que seleccionar las prendas buscadas. Eso sí, solo una por talla y color. Una vez pasado este tiempo, sonaría una campana que daría paso al siguiente grupo que volvería a tener un tiempo limitado para escoger su ropa. Pese a estar todo calculado de forma minuciosa, apenas hubo gente a las puertas de las tiendas, dispuesta a seguir dicho protocolo y menos aún a las 10 de la mañana.

    Y es que, en esta ocasión, parece que Martin Margiela no ha convencido a los madrileño que prefirieron las colaboraciones del gigante sueco con Lanvin, Jimmy Choo o Versace.

    #1
    Compartir
    Pero ¿quién es éll/la que se va a poner esa tomadura de pelo de ropa para salir a la calle? Ni regalada la querría yo.
    Ampliar comentario