viajes

De Sevilla a San Sebastián: cuatro hoteles para pasar unas Navidades de lujo

Están en rincones soberbios de nuestra geografía y tienen mucha historia e historias que contar, así que, además de lujosos, te resultarán la mar de vintage

Foto: El hotel Villa Soro tiene todo el encanto (aristocrático) donostiarra
El hotel Villa Soro tiene todo el encanto (aristocrático) donostiarra

De Sevilla a San Sebastián, pasando después por Caldas de Reis en la Pontevedra profunda, a un tiro ya de piedra de las Rías Baixas, para llegar a Salamanca, que cuando se pone también sabe ser cool. En estos cuatro rincones de nuestra geografía, a cual más bello, hemos encontrado una casa del siglo XVII muy poética, una villa de las que crecen (o crecían) como setas (o trufas) en Donostia, un hotel rural en medio de un paisaje muy bucólico y un edificio histórico que tenía que estar, cómo no, en la noble ciudad universitaria castellanoleonesa. Y todo para que estas Navidades sean, lo mires por donde lo mires, de lujo.

1. Hotel Boutique Casa del Poeta

No es solo ya que esté en Sevilla, que es hermosa hasta la emoción, sino que tiene el encanto de ser una casa señorial del siglo XVII restaurada en el siglo XXI, con respeto absoluto por la arquitectura y los materiales originales, con un patio central con fuente, como manda la tradición, y se llama Casa del Poeta, el cual podría ser por nacimiento Machado, don Antonio. El hotel, que está en todo lo mejor de la ciudad del Guadalquivir, cuenta con 18 habitaciones, terraza privada con vistas a la cúpula de Santa Cruz (su barrio), la catedral y la Giralda, y entre los servicios que ofrece, hay uno muy especial: música de guitarra clásica andaluza en directo todos los días de 19:45 a 20:15 h. O dos, que también expone obras de arte.

Una casa sevillana, señorial y muy poética
Una casa sevillana, señorial y muy poética

Precio: desde 155 euros.

Dónde: C/ Don Carlos Alonso Chaparro, 3. Sevilla.

2. Hotel Villa Soro

Igual que la Casa del Poeta es muy de Sevilla, el Villa Soro solo podía ser de donde es. Una de esas villas que enmarcan la ciudad del Urumea y la hacen tan aristocrática, de camino a la frontera y antes de pasar por la casa (restaurante) de Juan Mari Arzak, o en la bajada hacia el Kursaal, la Zurriola y la parte vieja, en sentido contrario. El elegantísimo hotel consta de dos edificios históricos, uno de ellos construido en 1898 que es patrimonio histórico de San Sebastián, y 25 muy solicitadas habitaciones. No le faltan las bicicletas, que aquí son muy (a)preciadas.

El Villa Soro está de camino a Francia, pasando por Arzak, o de camino al mar de la Zurriola, según
El Villa Soro está de camino a Francia, pasando por Arzak, o de camino al mar de la Zurriola, según

Precio: desde 158 euros.

Dónde: Avenida de Ategorrieta, 61. San Sebastián.

3. Torre do Río

Otra joya arquitectónica, esta del siglo XVIII, bañada en parte por un meandro del Umia, que lo hace tan bucólico como una égloga de Virgilio. O sea, el hotel rural Torre do Río, con diez habitaciones con vistas al río y a los jardines que presumen de esencia gallega romántica, está en un paraje maravilloso, en el que hay hasta una piscina natural con cascada, un puente de madera y un mirador. Dentro, sala de estar con chimenea y prometedoras terrazas. ¿La banda sonora? El agua. Para colmo está a solo un kilómetro de la villa termal de Caldas do Reis o a menos de diez de la no tan conocida pero igualmente balnearia Cuntis. Tampoco hay que perderse los puentes romanos o el gran salto que da muy cerquita el Umia. Y qué decir de Santiago de Compostela, Vigo, Vilagarcía, Cambados, Sanxenxo y O Grove.

El Hotel Do Río te hará vivir la verde y mágica Galicia
El Hotel Do Río te hará vivir la verde y mágica Galicia

Precio: desde 100 euros.

Dónde: Caldas de Reis. Pontevedra.

4. Grand Hotel Don Gregorio

Tanto si uno va a admirar la fachada de la Casa de las Conchas o a vivir la Salamanca barroca de Churriguera como si busca a la desesperada el balcón de don Miguel (de Unamuno), de cuando fue rector de la gloriosa universidad, lo suyo es quedarse en este hotel que es un antiguo palacio del siglo XV, con un patio porticado antiquísimo, rendido al lujo y en pleno centro de la ciudad, frente al convento de la Plaza Mayor y las catedrales, que aquí son dos. Hay mucho muro de piedra, espejos dieciochescos y un regusto art decó, sí, pero también un hilo musical por internet y un spa, con cama de burbujas, ducha de cascada, baño turco o jacuzzi. Fue la casa señorial de don Gregorio Diego Curto, allá en el XVIII.

El Don Gregorio es un monumento
El Don Gregorio es un monumento

Precio: desde 174 euros.

Dónde: C/ San Pablo, 80-82. Salamanca.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios