fitness

Desnudos, con cerveza... Seis maneras insólitas de practicar yoga

Este deporte se deja seducir por las prácticas menos ortodoxas pero igualmente válidas. ¿Encontrar la espiritualidad con baños de cromoterapia? Sí, esta y otras nuevas disciplinas marcan tendencia

Foto: ¿Yoga y sorbos de cerveza? Sí, así es lo último en fitness
¿Yoga y sorbos de cerveza? Sí, así es lo último en fitness

Existe un sinfín de variedades de yoga que combinan la búsqueda de la espiritualidad con prácticas menos ortodoxas: mientras tomas unos sorbos de cerveza, con baños de cromoterapia y aromaterapia, como si te adentraras en un videojuego... He aquí algunas de nuestras favoritas.

1. Yogascape: un viaje a lugares remotos

El fitness inmersivo, en el que la iluminación, el color y el sonido te envuelven, también se aplica al yoga, en una modalidad conocida como Yogascape. La paredes de la sala en la que se imparte, en un gimnasio de Los Ángeles (Earth’s Power Yoga), se convierten en pantallas que proyectan vídeos con espectaculares paisajes (desiertos, lagos, montañas, playas...) y otras imágenes abstractas y psicodélicas, que prometen una experiencia sensorial distinta a 35 grados centígrados. El inventor del Yogascape y propietario del gimnasio, Steven Metz, –uno de los instructores de yoga favoritos de celebrities como Penélope Cruz y Renée Zellweger– dice que el medio ambiente tiene un efecto poderoso sobre cómo nos sentimos. Te da la sensación de que te adentras en entornos de la naturaleza como en un videojuego.

Desnudos, con cerveza... Seis maneras insólitas de practicar yoga

2. Nude Yoga: sensación de libertad total

Sí, también existen escuelas de yoga nudista, con clases colectivas en las que apostamos a que el calor emana de forma natural sin necesidad de graduar la calefacción. Sus defensores argumentan que acaba con todos los complejos corporales, que te ayuda a aceptarte tal y como eres, y también a eliminar inseguridades y miedos y a liberar pensamientos negativos. La sensación de libertad es total. Y no, no es frecuente tener una erección, aunque puede pasar sin tener ningún pensamiento sexual, porque se mueve una gran cantidad de energía. Si sucede, recomiendan adoptar la postura del niño para relajarte (balasana). Algunos entusiastas de esta modalidad hasta se han hecho famosos en Instagram. Entre ellos, Yoga Nude Girl, que comparte sus cautivadoras y sugerentes fotografías en blanco y negro con las que quiere promover la aceptación del cuerpo.

3. Yogilates: flexibilidad y fuerza

“El Yogilates tiene la parte de quietud, observación y sosiego propia de una clase de yoga y a eso se añade la parte de movimiento y repeticiones que caracterizan al pilates y que no suelen ser frecuentes en esta disciplina, especialmente en lo que se refiere a las repeticiones”, explica Débora Altit, fundadora de Dalmai Yoga, uno de los centros que imparten yogilates en Madrid. Aporta un trabajo más intenso en la zona abdominal y potencia la flexibilidad con ejercicios inusuales en el yoga.

4. Broga (Bro-Yoga): orientado a hombres

Combina posturas tradicionales de yoga con entrenamiento para la tonificación muscular, cardio y ejercicios para fortalecer el núcleo o core. En estas clases los hombres no se sienten avergonzados por no llegar con las manos a tocarse los pies ni prima la espiritualidad. Aunque claramente está enfocado a hombres porque se adapta a su cuerpo, también lo practican mujeres. El Broga Yoga mejora la flexibilidad, la fuerza, la resistencia y la concentración.

Desnudos, con cerveza... Seis maneras insólitas de practicar yoga

5. ChromaYoga: la energía de los colores

Para inducir un estado de meditación, mezcla el yoga con la cromoterapia y lo complementa con aromaterapia y distintos sonidos (pulsos binaurales y tonos isocrónicos) que emulan las frecuencias que nuestro cerebro emite en diferentes estados de conciencia. En cada clase de ChromaYoga se expone a un baño de color (con su correspondiente olor) para compensar los desequilibrios que se producen en nuestras vidas. Por ejemplo, el efecto negativo de la luz azul emitida por las pantallas del televisor, el móvil y la tableta.

6. Beer Yoga o Boga: alegría para la mente con unas birras

No es broma aunque lo parezca. Ha nacido en Alemania, cómo no, y consiste en practicar asanas mientras das unos traguitos de cerveza “para una experiencia energizante”, explican en la web. Las botellas se integran en la dinámica de los ejercicios. Las clases se imparten en pubs, festivales, cumpleaños... Prost!

Esta disciplina, cómo no, ha nacido en Alemania
Esta disciplina, cómo no, ha nacido en Alemania

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios