vida sana

El amor engorda: cómo evitar esos kilos de más cuando tu vida sentimental se asienta

El amor es un estado vital muy reseñable, pero coger kilos de más en pareja no lo es tanto. Ante este hecho, te damos las claves para que perder peso también sea cosa de los dos

Foto: Cuanto más satisfactoria resulta una relación sentimental, más se engorda ('Chocolat')
Cuanto más satisfactoria resulta una relación sentimental, más se engorda ('Chocolat')

La tradición popular afirma que cuando dos personas comienzan una relación pasan seis meses y unos cuantos kilos hasta que los amigos vuelven a disfrutar de ellos. Estar enamorado es precioso, pero no vamos a negar la evidencia: el amor engorda y además cuanto más feliz sea vuestra relación, más peso cogeréis.

Así lo ha confirmado un estudio norteamericano del Centro Nacional de Biotecnología de la Información, que realizó un experimento con 169 parejas de Estados Unidos. Mientras que las más felices fueron las que más kilos aumentaron, los individuos más insatisfechos con su relación fueron los que se mantuvieron en su peso ideal. “Cuando la prioridad no es seducir al otro, porque ya lo tenemos, perdemos interés en parecer atractivos”, sentenció Sarah Novak, coautora del mismo. Y aquí reside el drama pues precisamente la pérdida del 'sex appeal' puede ser, por un lado, perjudicial para nuestra autoestima y, por el otro, un factor que puede afectar a la pareja. Vamos a ser sinceros: aunque somos tolerantes y nos gustan muchas más cosas de nuestra pareja, necesitamos seguir encontrándola atractiva. Como ya estamos en pareja, nos creemos que lo tenemos todo hecho y no es así. Mantener la relación suele ser un ejercicio que requiere más esfuerzo que el conseguirla.


Según Blanca Galofré, dietista y coach nutricional de Planet Diet, los kilitos de más pueden dispararse: “Cuando la gente encuentra pareja y empiezan a hacer vida conjunta se acaban ganando unos siete kilos”. Y es que, según ella, disfrutar de una vida más tranquila y sedentaria junto con las tardes en el sofá son también claves. Por ello, cuidarse en pareja se convierte en una necesidad si habéis comprobado que no sois tan esbeltos como cuando os conocisteis. Y decimos 'en pareja' porque no vale que uno quiera comer más sano y el otro se empeñe en pedir pizza para cenar; si no hay acuerdo, a la larga habrá roces incómodos que podrían poner en peligro vuestra relación.

Llegar a ese bienestar común pasa por un cuidado en pareja de igual a igual de la forma más saludable posible. Por ejemplo, el ejercicio se puede convertir en la excusa perfecta, no solo para recuperar el tono, sino para pasar más tiempo juntos y reforzar vuestro vínculo. Y si piensas que un hombre y una mujer no pueden entrenar juntos, tienes el ejemplo de Jorge y Marta, responsables del canal de Youtube '2beFit', en el que comparten sus rutinas de ejercicio juntos, además de un montón de consejos sobre vida saludable.

El amor engorda: cómo evitar esos kilos de más cuando tu vida sentimental se asienta

Pero no es lo único que podemos hacer. Blanca Galofré nos ofrece otros consejos que también resultan muy útiles a la hora de vivir en pareja de forma saludable:

  • ​En el restaurante, animarse a las opciones más saludables. En pareja, uno tiende a pedir aquel postre rico en azúcares, pero también es posible animarse a la opción más saludable de la carta. Si hay uno de los dos que sabe más de nutrición, puede ayudar al otro a discernir entre si conviene pedir extra de patatas fritas o de ensalada, verduras y platos cocinados a la brasa, la plancha, etc.
  • Planificar las comidas en casa. Planificar lo que vamos a comer nos permitirá llevar una vida más sana, introduciendo todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Hacer la compra juntos, preferiblemente sin hambre para no caer con más facilidad en la sección de snacks y bollería industrial del súper y equilibrar nuestro carro de la compra con verduras y alimentos de calidad.
  • Ponerse retos comunes. Gracias a las redes sociales vemos cómo cada vez más parejas se comprometen juntos a dejar atrás la obesidad. El hecho de unirse para un mismo reto hace que sea más difícil desistir, ya que se comparten hábitos, objetivos y cuentas con la pareja. Si la obesidad no es vuestro caso, entonces el objetivo puede ser comer más variado y saludable y estar más fit. Comer sano no es solo para estar delgado, nuestro sistema inmunitario y nuestra salud dependen también de una alimentación correcta.

  • Limitar el alcohol para las ocasiones especiales. Aunque es muy tentador acompañar nuestras cenas con cervezas, cócteles y gaseosas, es mejor reservarse. Para el día a día existen opciones más saludables como los zumos naturales y el agua.
  • Intentar que 'lidere' el que tiene mejores hábitos. En lugar de apuntarse al carro de los hábitos poco saludables, podemos intentar que nuestra pareja comparta nuestros gustos por la dieta equilibrada y el ejercicio físico. Es importante decirle al otro que no es porque no nos guste su aspecto, sino porque se sentirá mejor consigo mismo. Es probable que le cueste al principio, pero luego cambiará de idea.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios