trucos de belleza

Poros en la piel: cinco consejos para disimularlos

¿Sufres porque tienes la piel grasa y se te ven mucho los poros? No podemos enseñarte a hacerlos más pequeños, pero sí mostrarte de qué modo puedes disimularlos

Foto: Fotos: Imaxtree
Fotos: Imaxtree

La cosmética ha puesto en marcha una campaña de acoso y derribo al poro. Pero vayan por delante dos avisos a navegantes para saber de qué hablamos. El primero: los poros, en realidad y te digan lo que te digan, no pueden abrirse y cerrarse a nuestra voluntad, como si fueran las compuertas de una presa, porque carecen de músculos que les permitan contraerse y expandirse. Y segundo: esos pequeños agujeritos tienen su razón de ser. Existen para evacuar el sudor (fundamental cuando sube la temperatura de nuestro cuerpo) y la grasa, que a su vez tiene como función hidratar nuestra piel y absorber los nutrientes que llegan a ella.

Solo unas cuantas privilegiadas, como Irina Shayk, tienen poros invisibles (Imaxtree)
Solo unas cuantas privilegiadas, como Irina Shayk, tienen poros invisibles (Imaxtree)

Dicho esto, a todos (y especialmente a todas) nos gustaría que tuvieran el tamaño mínimo imprescindible para hacer su función y, por supuesto, que fueran transparentes. Pero, ayyyy, que sean pequeños o grandes es casi una cuestión de suerte o, más bien, del tipo de piel que tengas: a las grasas les ha tocado el gordo, justamente, porque tienen que excretar más sebo. Y eso sin olvidar que, a medida que cumplimos años, esos orificios que tanto odiamos se agrandan debido al aumento de flacidez de la piel como consecuencia de la pérdida de elasticidad.

Con todo y con eso, los laboratorios no paran de investigar en esta cuestión estética que tanto nos preocupa y, de hecho, a día de hoy se están probando técnicas mecánicas, como el uso del láser fraxel, o físicas, como la utilización del bótox, para actuar sobre el músculo, inhibir la producción excesiva de grasa y ponerle cerco al poro.

Mientras llega un tratamiento efectivo para hacer estos puntitos lo más pequeños posible sin alterar por eso sus funciones, aún tienes en tu mano ciertos trucos para disimularlos. Toma nota:

1. Siempre limpios. Como comentábamos, a día de hoy, su tamaño es inalterable, pero según como estén parecerán más grandes o más pequeños. Si están sucios (con acúmulos de grasa, toxinas y restos de polución) o infectados (con comedones o rojos), evidentemente no necesitarás un espejo de aumento para vértelos y que te los vean. Así que, norma número uno, límpialos a conciencia (el clásico ritual de limpieza en tres pasos no debes saltártelo nunca, ni por el día ni por la noche). Eso sí, evita las lociones oleosas y usa, especialmente en la zona T, productos astringentes suaves, pues una limpieza demasiado agresiva podría provocar un efecto rebote al estimular las glándulas sebáceas.

2. Acude a tratamientos que contengan ácido glicólico o salicílico, ya que mejoran mucho la apariencia de la piel. Si ya estás en la edad madura, el retinol también está demostrado buenos resultados como desincrustante. Y periódicamente hazte peelings o usa mascarillas con alfa o beta hidroxiácidos.

3. Ponte mejor en manos de un profesional. La tentación está ahí, pero ni se te ocurra acudir al DIY. Créenos, eso de quitarte las espinillas estrujando la piel solo puede extender el problema, al infectar la zona e inflamarla. Incluso puedes provocar que queden cicatrices si la extracción ha sido incompleta. Mejor acude a un experto, que valorará si lo hace mediante un extractor de comedones o punciona primero la piel.

4. Maquillaje. Hay quien cree que el maquillaje tapa esos orificios, pero lo cierto es que dependiendo de su textura los puede hacer más visibles. Un truco: aplícate antes una prebase específica, que lo que hace es crear una película e impedir que el maquillaje penetre en los poros. Y utiliza fórmulas en polvo en lugar de maquillajes líquidos, pues quedan más en la superficie y, por tanto, 'ensucian' menos y disimulan mejor el poro.

5. Huye del sol. Lejos de ser un aliado, empeora las cosas, pues engrosa la piel y hace que los poros parezcan más dilatados.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios