día de la mujer

Día de la Mujer Trabajadora: 11 celebrities fashion que luchan por sus derechos

Seguro que no te las habías imaginado en este papel. Pero estas famosas también son, cada a su manera, feministas

Foto: Verónica, Emily y Emma, feministas modernas
Verónica, Emily y Emma, feministas modernas
1 de

Todo por la causa

Emily Ratajkowski
Emily Ratajkowski

De ellas sí que no te lo esperabas. Detrás de una vida de relumbrón, después de tanto baño espumoso a la sombra del papel cuché o más allá de un generoso cuerpo de infarto, ahí están con su flamante discurso. Proclamando, qué más da si en camiseta, lencería e incluso sin ellas, que se puede ser feminista y por qué no. Nunca sabremos qué le habría parecido todo esto a Simone de Beauvoir. Emily Ratajkowski, ¿tú también?

2 de

Beyoncé

Beyoncé
Beyoncé

Simone que estás en los cielos aparte, el feminismo también adelanta que es una barbaridad. Impensable años ha que una diva de los escenarios, diosa dorada de todos los templos del pop y amiga de los más provocadores de los excesos le cantara al mundo de esta guisa las cuarenta. O su canción: llamamientos varios a no obsesionarse con la apariencia ('Pretty Hurts'), lo cual viniendo de ella…; a ser algo más que la 'esposa de' ('Flawless') o a tomar conciencia de que el placer sexual ha de ser recíproco ('Blow)'. La texana se proclama a sí misma feminista, de las de ahora sin problemas para exhibirse; "contemporánea", dice. Esta leona ruge.

3 de

Emma Watson

Emma Watson
Emma Watson

A la Hermione del Colegio Howarts de Magia y Hechicería nos la encontramos también metida en estos jardines. Sacando los pies del tiesto para ir donde le da la realísima gana; por ejemplo, a la portada de una revista cual amazona (o sea, enseñando pecho), sin que por ello su conciencia feminista, de defensora acérrima de los derechos de la mujer, se resienta y haciendo frente, también cual amazona, a las críticas: ¿medio desnuda y feminista? “No sé qué tiene que ver mi pecho con esto”, ha dicho la nueva protagonista de 'La Bella y la Bestia', embajadora de ONU Mujeres, casi subiéndose por las paredes. Tan joven y ya con callo: recibió también amenazas cuando lanzó la campaña por la igualdad HeForShe.

4 de

Kristen Stewart

Kristen Stewart
Kristen Stewart

Con Hermione en este imaginario está Bella Swan, la protagonista de la saga 'Crepúsculo', que también rompe moldes, empezando por su proclamada bisexualidad, su androginia y su impostura, y siguiendo por que lo mismo posa insinuante para Mario Testino, como el colmo del fashion, que reflexiona hondamente sobre la superficialidad o no de la moda. La californiana ya habló de la estrechez de miras que nos rodea, más en “un negocio dominado por hombres”, a propósito de su película 'Certain Women', la vida de tres mujeres dirigida por una mujer, Kelly Reichardt. La Stewart huye de las etiquetas, pero nadie la libra, ni siquiera ella misma, de la de feminista. Es la primera estadounidense que ganó un César (el Oscar francés) a la mejor actriz, por 'Viaje a Sils Maria', de Olivier Assayas. De camino a su amada igualdad. Las chicas de su generación, según dice, no son guerreras (en estas batallas). Y deberían.

5 de

Maria Grazia Chiuri

Maria Grazia Chiuri
Maria Grazia Chiuri

Ya lo dice, en plan manifiesto, la camiseta que ha diseñado para Dior y que probablemente quieras ponerte con falda vaporosa y muy romántica hasta tus vestales pies: "Todos deberíamos ser feministas". Y como ella, que ha venido a bendecir la maison con su impronta bohemia (vivan las t-shirts con mensaje), Natalie Portman, Rihanna y por supuesto Jennifer Lawrence, que ya la tienen en su armario. La italiana, que ha tomado prestada la frase de la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie, una gran activista, quiere empoderar desde lo suyo a la mujer. De momento, su prenda ya ha sido bandera contra Trump. Estamos ante la primera directora creativa de Dior. Haciendo historia.

6 de

Mila Kunis

Mila Kunis
Mila Kunis

También la ucraniana Milena Márkovna Kunis se ha enfrentado a la todopoderosa industria hollywoodiense. La actriz de 'That 70’s Show' denunció el sexismo existente en la meca del cine y no en abstracto, sino con todo lujo de detalles en una carta pública en la que relataba el machismo sufrido en sus propias carnes durante su carrera. Nos referimos a que fue, según sus palabras, “insultada, marginada, pagada peor, creativamente ignorada y subestimada”, y amenazada por un productor si no aparecía semidesnuda en la portada de una revista de hombres para promocionar su película. No lo hizo: "¿Y adivinen qué?", dijo después. "El mundo no se acabó", concluyó. Y efectivamente, se la ha descrito, cosa que la enerva, como la mujer de Ashton Kutcher.

7 de

Emily Ratajkowski

Emily Ratajkowski
Emily Ratajkowski

Fuera tópicos. Confirmado queda que no hay un modelo de feminista y que, al decir de la londinense, se puede ser la mujer más sexy del año y la más deseada en las redes, después de enseñarlo casi todo, y sostener un discurso feminista casi radical. Emily con su cuerpo hace lo que quiere y desde luego no va a pedir perdón por ser un bombón. Genio y figura. Ella lo ha reinvidicado, vía Lena Dunham y predicando con el ejemplo: lo mismo en las revistas para hombres que en las de toque intelectual, sin distingos. Eso es también para ella la liberación. En su caso, del sentimiento de culpa que la acompaña por ser demasiado atractiva (de pequeña su padre la llamaba Baby Woman). Emily Ratajkowski se desnuda en todos los sentidos y aboga por que las mujeres exploten su sexualidad. Como ella.

8 de

Emmy Rossum

Emmy Rossum
Emmy Rossum

Esta niña prodigio que ya es treintañera, la misma que cantó a los seis años en el Metropolitan Opera del Lincoln Center con Plácido Domingo y Luciano Pavarotti, sus ídolos, o que aireaba el cumpleaños feliz en doce tonalidades diferentes, anda ahora con exigencias salariales que han revolucionado el viejo Hollywood. Concretamente, siguiendo la estela de Patricia Arquette, pidió cobrar no lo mismo sino incluso más que su compañero de reparto en la serie 'Shameless' William H. Macy para equilibrar así la balanza de los últimos años. Tal cual. A la neoyorquina le avala su impresionante currículum, que incluye 'El fantasma de la ópera'. También en esto ha dado la nota.

9 de

Lena Dunham

Lena Dunham
Lena Dunham

Por más que diga que la perfecta feminista no existe, a ella le sienta mejor que bien el papel. No solo por haber parido la serie que más ha empoderado a las chicas de la generación millennial, 'Girls', dándoles toda la libertad (hasta para equivocarse), sino porque Lena Dunham, que luce tatuaje (y corazón) de guerrera y se pone el mundo por montera, rezuma actitud. Lo contó en un libro al que le puso el nombre, por lo de los equívocos, de 'No soy ese tipo de chica'. Sí es, en cambio, una curranta (guionista, directora, actriz), que torea como el mejor diestro el qué dirán, esculpiéndose su propio canon de belleza, engordando a su manera su fondo de armario y entonando su propio 'New York New York', que para eso es su ciudad. El 'a quién le importa lo que yo haga' de Alaska en versión Gran Manzana.

10 de

Patricia Arquette

Patricia Arquette
Patricia Arquette

La despampanante rubia de 'Amor a quemarropa' ha creado escuela en el oscarizado mundo al denunciar en cuestión de un minuto (de oro, la televisión es así) la desigualdad laboral entre hombres y mujeres allá en Hollywood. Lo hizo hace un par de años, Oscar a mejor actriz secundaria por 'Boyhood' en mano, y con un inolvidable tono, tan sentencioso como emotivo: “Ha llegado el momento de tener el mismo salario y los mismos derechos”, al tiempo que animaba fervientemente a las mujeres a luchar por ellos. Podía haber aprovechado el momento para saludar a productores y familia, la suya pura heterodoxia, pero lo invirtió en una buena causa, aunque de dudosos dividendos en lo personal-laboral. Según confesó después, plantarle cara al mismísimo Hollywood le salió muy caro: perdió algún que otro contrato.

11 de

Alba Galocha

Alba Galocha
Alba Galocha

Una foto también puede ser un discurso. El que echó la top model gallega de cuerpo supertatuado, amante del diseño gráfico y metida a actriz para criticar los ajustadísimos cánones de belleza. Queremos decir que posó desnuda de cintura para arriba junto a su compañera y amiga Verónica Echegui, desafiando de paso la censura de Instagram. Todo un posado reinvindicativo para decir que las 'no tetas' y las 'no curvas' también son bellas. Lo hicieron en plena campaña de promoción de la película 'No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas'. No hay duda: la Galocha es una top diferente. Tal vez nuestra Amélie.

12 de

Verónica Echegui

Verónica Echegui
Verónica Echegui

He aquí a la partenaire de Galocha en la foto de marras que puso en danza a Instagram. La dos posaron, cual discípulas de Bowie, reinventando los estereotipos de supermodelo y actriz de moda, respectivamente, con toda la sensualidad de su androginia y la belleza de su aparente adolescencia. La Echegui buscaba la polémica, porque la polémica es reivindicativa. Además, ella es la Juani (ahí está su película 'Yo soy la Juani', del iconoclasta Bigas Luna), una intérprete que pisa fuerte allá donde va. Echegui le puso palabras a su toples: “No os imagináis cuántas veces me han sugerido que me opere el pecho (un representante hace mucho me dijo que no trabajaría incluso), o que me arregle la boca, o me han comentado sobre mi peso”. Su imagen, aquella de Instagram, fue su basta ya.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios