vida de lujo

Por qué los ricos viven más y mejor

A mayor renta, menos probabilidad tendremos de padecer una enfermedad. Llevar una vida de lujo repercute en nuestra salud. ¿Quieres conocer los trucos para vivir a cuerpo de rey?

Foto: Demostrado. Los potentados viven más y mejor. (Foto: Warner Bros. Pictures)
Demostrado. Los potentados viven más y mejor. (Foto: Warner Bros. Pictures)

Que la vida de lujo amplía las opciones para disfrutar de la propia existencia es algo que sabíamos desde hace mucho, pero ahora también sabemos –gracias a estudios como uno realizado por el Centro de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos– que la alarga. Según este informe, la prevalencia de enfermedades relacionadas con nuestro estilo de vida, desde los infartos de miocardio hasta la sordera o la diabetes, disminuye proporcionalmente a nuestra renta; cuanto más dinero ganas, menos enfermas. Y no solo por el acceso a una mejor medicina, sino porque los ricos practican más deporte, comen mejor y, entre otras cosas, se permiten más caprichos relacionados con la prevención de las enfermedades y el antiaging. Estos son algunos de los que están más a la última.

1. Análisis genéticos incluso para hacer deporte

Mucho de lo que somos al nacer y cómo nuestro cuerpo tiene planeado desarrollarse está escrito en un mapa dentro de nuestras células, así que mirar dentro de él puede sernos de lo más útil. Los análisis genéticos, una técnica que solemos relacionar con pruebas de paternidad y análisis forenses, también es utilizada para averiguar qué sorpresas nos depara, o no, nuestro cuerpo, como la tendencia a algunos tipos de cáncer y ahora al alzhéimer. Pues bien: la empresa británica FitnessGenes analiza tu secuencia genética con detalle para averiguar cómo de predispuesto está tu cuerpo al ejercicio físico y cómo reacciona a él.

Entre los factores que analizan están la velocidad, la resistencia, el metabolismo... y cómo afectan esos factores a tu rendimiento deportivo. El procedimiento es sencillo. Solo hay que recibir el paquete en nuestra casa, abrirlo y sacar un tubo de ensayo y una bolsa hermética. Después tendremos que depositar saliva en el tubo y enviarlo a los laboratorios. En una semana tendremos en nuestra casa el informe completo de lo que nuestro cuerpo no nos quiere contar, pero que será muy útil para aumentar al máximo nuestro rendimiento deportivo. Todo ello por 150 euros más gastos de envío.


2. Control de peso con escáner portátil

Cuando nos esforzamos en mejorar nuestra figura, es normal que le preguntemos a nuestra pareja o amigos si nos ven más delgados. De las respuestas posibles a esta pregunta, solo 'sí' evitará nuestra decepción y, aun así, nunca estaremos seguros de que sea la verdad o solo una mentira piadosa. Por ello, la empresa estadounidense Naked Labs Inc ha desarrollado Naked 3D Fitness Tracker, un escáner que analizará nuestro cuerpo, recreando en nuestro smartphone una imagen 3D de nosotros mismos que se almacenará para poder compararla con las siguientes revisiones y ver nuestra progresión. Además, marca las zonas donde más se ha ganado masa muscular o aquellas donde más se ha perdido (o ganado) grasa. Ya están disponibles las reservas del producto para España (con entrega estimada en noviembre de 2017) y su precio es de 738 euros.

3. Electrocardiograma donde y cuando sea

A veces sentimos que nuestro corazón hace cosas raras, tal vez por un exceso de sal en la comida o por un ejercicio intenso e inesperado. Todas esas situaciones tienen algo en común: nos asustan, aunque sea un poquito. Algunos incluso iremos al médico para despejar las dudas, pero, claro, al día siguiente, nuestro corazón irá como un reloj y el doctor no podrá detectar nada.

Pues bien, conscientes de este problema, la empresa Alive Health Systems ha creado Kardia, un pequeño sensor compuesto por dos placas metálicas capaz de hacer un electrocardiograma de precisión allí donde estemos y enviar y analizar nuestro ritmo cardíaco en nuestro propio teléfono (y, si es necesario, enviar la información desde aquí a nuestro médico). Es más pequeño que una tarjeta de crédito, así que nadie se va a enterar de que lo llevas. Su precio oscila entre los 139 y los 153 euros. Se puede adquirir en la tienda online de Alive Health Systems.

4. Bicicleta estática con conexión al gimnasio

Peloton Cycle es una bicicleta estática con una enorme tablet delante donde se retransmiten clases de spinning en directo a través de streaming desde el gimnasio de la empresa fabricante hasta la comodidad de nuestro salón. Aparte de la privacidad que proporciona, evita el contratiempo de tener que ceñirse a un horario, dado que también permite volver a asistir a clases antiguas. Su precio actual es de 1.867 euros.

5. Conocer la intensidad de la actividad física

Cuando hacemos ejercicio, su intensidad puede medirse con la cantidad de lactato que hay en nuestra sangre y músculos. Pero hasta ahora saber su nivel exacto solo era posible mediante análisis de sangre. Ahora la empresa estadounidense BSX Insight ha creado un sensor capaz de medir ese nivel con precisión en todo momento durante el ejercicio físico. Situado en un calentador deportivo que cubre el gemelo, este aparato utiliza luces led de alta intensidad para iluminar no solo nuestra piel, sino el músculo en sí, y detectar en su reflejo, gracias a complicados sensores y algoritmos, los niveles exactos de lactato. Al enviar esa información después a nuestro smartphone, BSXInsight promete dar un paso más allá en nuestra comprensión del funcionamiento de nuestro cuerpo. ¿Su precio? 346 euros.

6. Y usar la crema antiedad más cara del mundo

El ejercicio y la alimentación son procesos naturales que en las correctas dosis pueden ayudarnos a mejorar nuestra bioquímica natural. Pero en ocasiones lo que necesitamos es ir en contra de la naturaleza. Prueba de ello son los cosméticos antiedad, diseñados para evitar (o al menos intentarlo) el paso del tiempo. Eso al menos propone JK7 Rejuvenating Serum, el sérum más caro del mundo. Un frasco de 30 ml asciende a 1.684 euros. Está compuesto por más de 70 ingredientes entre los que destacan el aceite de rosas, camomila, jazmín, azahar, sándalo y la flor de cananga. El doctor Jurgen Klein, creador del producto, ha tardado, afirma, 10 años en diseñarlo en su empresa familiar de Hawái. Todos y cada uno de los sérums se elaboran de manera artesanal por un equipo de expertos encargados de que la mezcla sea más precisa de lo que una máquina, aseguran, podría llegar a conseguir.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios