Medicina antienvejecimiento

Las claves para detener el paso del tiempo

Hoy en día nos preocupa estar guapos, disimular las arrugas, estar delgados, tonificados y vernos (y que nos vean) bien. Pero esto es sólo fachada, ¿qué pasa por

Foto: La top model de 82 años Carmen Dell´Oreffice
La top model de 82 años Carmen Dell´Oreffice

Hoy nos preocupa estar guapos, disimular las arrugas, estar delgados, tonificados y vernos (y que nos vean) bien. Pero esto es sólo la fachada. ¿Qué pasa por dentro? Hace dos décadas se creó en EEUU un nuevo concepto de medicina, la medicina antiaging. No es que vayamos a ser jóvenes eternamente, se trata de ralentizar la vejez, de estar mejor el mayor tiempo posible. El objetivo es prevenir enfermedades, no sólo diagnosticarlas, optimizando la salud de cada individuo.

Envejecemos porque nos oxidamos. Cuando somos jóvenes podemos luchar contra este proceso, pero con los años vamos perdiendo esa capacidad. Las células envejecen y se manifiestan en todo el organismo. Hace un siglo se vivía hasta los 50 años, ahora pasamos de los 80 y todos anhelamos estar bien hasta el final. A partir de los 20 años empezamos a envejerc y es aquí cuando deberíamos comenzar a cuidarnos, pero en la juventud no se piensa en eso, y es a partir de los 40 o 45 años en cuando nos empezamos a preocupar por la manera de envejecer y que los años que nos queden los vivamos en buenas condiciones.

Un hombre y una mujer no envejecen igual. El hombre pierde agilidad mental y memoria, le baja la líbido, duerme peor, acumula grasa en el abdomen, pierde músculo, baja su energía, cambia de estado de ánimo con frecuencia, se concentra peor, pierde elasticidad y gana rigidez y dolores musculares. La mujer aumenta de peso, retiene líquidos, le salen arrugas en la piel, su estado de ánimo fluctúa, pierde el deseo sexual, sufre sofocos y sudoración nocturna, duerme mal, pierde vitalidad y su cuerpo se vuelve flácido. ¿Te reconoces? Pues empieza ya a cuidarte.

Los principios básicos de esta medicina preventiva serían:

- Eliminar los malos hábitos. Cada uno sabe los suyos. Tampoco que hay que ser radical. Si te gusta la cerveza, tómate una alguna vez, no cada día. Fumar está prohibidísimo.

 - Ser positivos. Adiós a los malos humos. Ser gruñón o gruñona te echa años encima. Cambia el chip y ve el lado bueno de las cosas. Por muchos disgustos que te de la vida recuerda que estás vivo y ese es el mayor regalo que te han dado jamás, cuídalo.

- Nutrición apropiada, comer sano, poca cantidad, pocas grasas y muchos antioxidantes. Pero la alimentación se queda corta de nutrientes y hay que tomar suplementos alimenticios como Vitamina D, Colágeno, Magnesio, Vitamina C, Potasio y hormonas como la melatonina.

- Actividad física moderada. No se trata de convertirse en un deportista de élite porque el deporte en altas dosis oxida y la oxidación también contribuyen al envekecimiento, pero sí realizar ejercicio cada día. Unos minutos de cardio, algo para tonificar y estiramientos.

En esta medicina preventiva todo se mide. La forma física, la capacidad pulmonar, la cardiaca, la capacidad cognitiva, la psicológica, el estado del sistema inmunitario, los ácidos grasos (no pasar de 150 de colesterol aunque su médico de cabecera le diga que 200), el perfil oxidativo y un estudio genético. Obtendremos así la edad biológica, la del organismo, no la el DNI.

La medicina antiedad no está aún reconocida como especialidad médica aunque cada vez son más los médicos que se interesan por ella. Hay cardiólogos,  internistas, cirujanos o nutricionistas, todos enfocados a prevenir. Actualmente cuenta con muchos adeptos y muchos detractores. Aunque es cierto que si invirtiésemos en prevenir, el gasto en curar sería menor. Ppero el mayor problema que tiene es el económico, pues realizar estos estudios resulta caro. Los chequeos van desde los 1.200 a los 6.000 €, según los parámetros a analizar. Y para el control que se requiere habría que hacerlos cada pocos meses.

En España cada vez hay más centros especializados en antiagingNeolife en Madrid, Sha Wellness Clinic en Altea, Clínicas Vicario en Madrid, Barcelona, Valencia y Mallorca o la Clínica Planas en Madrid y Barcelona.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios