BELLEZA

¿Tenemos un triángulo de la muerte en la cara?

Quién nos lo iba a decir, que nuestro rostro podría tener una zona con un potencial de peligrosidad hasta ahora desconocido. Aquí, algunos trucos para conocerlo y darle esquinazo

Foto: Puntos negros, espinillas... El triángulo de la muerte está en tu rostro. Cuidado con él. (Kylie Cosmetics)
Puntos negros, espinillas... El triángulo de la muerte está en tu rostro. Cuidado con él. (Kylie Cosmetics)

Por muy concienciadas que estemos con nuestras rutinas de belleza, unas más que otras, al final todas hemos llevado a cabo uno de los gestos prohibidos para tener una buena piel: toquetear y pellizcar espinillas y granitos. Qué tendrá eso de quitarnos (y quitar a otros, novios especialmente) los puntos negros que algunos lo convierten en su vicio particular, sobre todo los de la nariz, esos que se acumulan en las aletas de la misma. Pero parece ser que este trabajo manual en la zona de la cara conocida como 'triángulo de la muerte' puede tener consecuencias más graves que un poco de sangre y una pequeña cicatriz.


Por muy peliculero que parezca (cada vez que escucho esto del 'triángulo de muerte' no puedo evitar pensar en películas de Bruce Lee) resulta que existe de verdad. Este 'triángulo de la muerte' se encuentra en el área que va desde las esquinas de la boca hasta la parte alta del puente de la nariz. Justo en el centro de ese triángulo, bajo la superficie de la piel, está el seno cavernoso, que alberga los nervios esenciales y los vasos sanguíneos que llevan la sangre al cerebro. Por lo visto, debido a la naturaleza especial del suministro de sangre a la nariz humana y el área que la rodea, es posible que las infecciones en esta zona se propaguen al cerebro causando trombosis, meningitis o abscesos cerebrales. Terror absoluto.


Pero ¿es tan peligroso como parece o se trata solo de una entrada sensacionalista de la Wikipedia? Quizás deberíamos tomarnos este riesgo más en serio, sobre todo después de escuchar a la doctora Sandra Lee, la famosísima dermatóloga afincada en Los Ángeles y conocida como Dra. Pimple Popper. "Si alguna vez tienes un grano infectado en esta zona, la infección tiene una distancia más corta para llegar al seno cavernoso", declaraba en una entrevista a un medio especializado americano. "Si la infección de un grano en esta zona se extiende, existe un riesgo potencial de ceguera o accidente cerebrovascular", explicaba Lee.

Queda claro que el riesgo está ahí, por lo que tampoco debemos activar el modo pánico hipocondríaco. Tal y como explica la doctora en la misma entrevista, en los tiempos que corren y gracias a los antibióticos, ningún médico va a permitir que una infección en esta zona alcance esos niveles de peligro. Obviamente, si una espinilla es lo suficientemente grande y acaba causando problemas, siempre debemos consultar inmediatamente a un dermatólogo o incluso a nuestro médico de cabecera ya que muchas de estas afecciones se pueden tratar de forma sencilla y eficaz con antibióticos tópicos y orales.


La posibilidad de sufrir daños cerebrales por culpa de una infección en el 'triángulo de la muerte' se revela como algo extremadamente remoto, por muy cierta que sea la teoría detrás de este apodo tan poco tranquilizador. Además, evitar que una infección llegue a ser peligrosa es tan sencillo como no pellizcar ni toquetear cualquier granito que aparezca, aunque sea en el momento menos oportuno. Y si al final caes en la tentación, lava inmediatamente la zona con agua y jabón y aplica una crema antibiótica para evitar un mal mayor.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios