fitness

Cinco errores frecuentes que cometes en el gimnasio (y que desconocías)

Centrarse en un grupo muscular del cuerpo puede convertirse en un escollo a la hora de hacer deporte. Y aún hay más. ¿Quieres saber en qué yerras con facilidad?

Foto: Sí, te centras en partes de tu cuerpo que no deberías. Aquí, las pistas para enmendar tus errores. (Foto: Puma)
Sí, te centras en partes de tu cuerpo que no deberías. Aquí, las pistas para enmendar tus errores. (Foto: Puma)

Por fin te lo has propuesto en serio y lo cumples: vas al gimnasio casi a diario, te esfuerzas y ya ves los resultados. Sabes que es necesaria esta rutina, si de verdad quieres estar en forma y lucir un cuerpo esbelto. Sin embargo, no siempre entrenas como deberías. Cometes errores y ni te das cuenta. Ni siquiera preguntas a los que saben y están allí para aconsejarte. Entrenar a tu aire es el primer fallo. Pregunta a los profesionales, ellos te asesorarán para optimizar el ejercicio. Aparte de consultar cualquier duda, caemos en malas prácticas, como nos cuenta Luis Carballo, entrenador personal, coach y fundador de Fitness en la Nube.

1. Olvidarse de las piernas o el torso

Es un error que cometen sobre todo los hombres. “Los músculos de las piernas son mucho más grandes que cualquier otro grupo muscular del torso y, por tanto, entrenar las piernas va a generar una respuesta anabólica mayor que cualquier otra parte del cuerpo”, explica Carballo. Sin embargo, añade el experto, las mujeres suelen pecar de lo contrario, entrenar solo las piernas olvidándose del tren superior y esto es otro error. “Para tener un físico estético y proporcionado se necesita entrenar todos los grupos musculares. El cuerpo hay que entrenarlo como un todo y no olvidar ninguna zona para no crear desequilibrios ni asimetrías”.

2. Miedo a las pesas

Este error es casi exclusivo de las mujeres. Tienen mucho miedo a la sala de musculación y prefieren apuntarse a clases colectivas porque piensan que si levantan pesas, se van a poner demasiado musculosas, casi como culturistas. Alcanzar niveles altos de desarrollo físico es extremadamente difícil. Ni las mujeres ni los hombres se van a convertir en el increíble Hulk de la noche a la mañana por levantar pesas en el gimnasio. De hecho, “por el perfil hormonal de las mujeres, ganar masa muscular es una tarea mucho más difícil que para los hombres, por lo que levantar pesas no te hará menos femenina. Al contrario, al mejorar tu composición corporal, tu físico se verá más duro y más atlético”, señala Carballo.

3. Calentar mal o directamente no calentar

El primer paso que mucha gente da antes de empezar a entrenar es subirse a la cinta de correr, a la bicicleta o a su máquina de cardio favorita para calentar. Pero “si el objetivo es calentar para una sesión de pesas, no tiene mucho sentido utilizar la cinta de correr o cualquier otra máquina de cardio. Correr solo serviría de calentamiento si en la actividad que realices después necesitas correr”, afirma Carballo.

Así que utilizar una actividad de componente aeróbico para prepararte para hacer otra de componente anaeróbico (como es la sesión de pesas) no tiene relación alguna y por tanto no es el mejor método para calentar.

“Para una sesión de pesas, lo mejor es calentar usando movimientos que emulen a los ejercicios que piensas realizar, movilizar las articulaciones e ir añadiendo peso progresivamente hasta sentirse cómodo para empezar a entrenar”.

Por otro lado, hay gente que ni siquiera se toma la molestia de calentar y pasan directamente a realizar su entrenamiento. Este es otro error muy grave e incluso es muy peligroso para tus articulaciones y tendones. Para estar en óptimas condiciones para entrenar necesitas iniciar el entrenamiento de forma gradual con un calentamiento adecuado.

4. Hacer abdominales no te hace perder grasa

Hacer 100 abdominales al día en el gimnasio no hará nada por reducir el contorno de tu cintura. Tener un vientre plano no depende de la cantidad de abdominales que hagas, sino de tu alimentación y del estilo de vida que lleves, según Carballo: “La estética del abdomen está más relacionada con la cantidad de grasa corporal que tienes que con el entrenamiento. De hecho, hay un dicho muy popular que reza: 'Los abdominales se hacen en la cocina', y es cierto”.

Si quieres tener un vientre plano y marcado, “entrena el abdomen como cualquier otro grupo muscular y céntrate en mejorar la alimentación. Conforme vayas reduciendo tu grasa corporal verás cómo el aspecto de tu abdomen mejora notablemente”, aconseja este experto.

5. No estar concentrado en el ejercicio

Al gimnasio se va a entrenar, a trabajar los músculos de la forma más eficiente posible para obtener el máximo resultado. No es un lugar para hablar del último gol de Messi o del último estreno de la cartelera. Hacer esto solo entorpecerá tus resultados. Está claro que es un entorno en el que se hacen muy buenas amistades y puedes conocer gente, pero si quieres resultados, el momento de entrenar es el momento de entrenar.

Para ello, “escuchar música con unos auriculares ayuda mucho a concentrarte en tu entrenamiento. También ayuda mucho no llevar el móvil encima ya que los teléfonos están continuamente enviando notificaciones (wasaps, emails, redes sociales…) y esto es una distracción muy grande que empeorará la calidad de tus entrenamientos. Solo vas a entrenar durante 50-60 minutos, haz que esos minutos cuenten”, recomienda.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios