colores feministas

Complejo de Barbie: ¿por qué están las millennials obsesionadas con el rosa?

Han convertido el color más cursi e infantil en toda una declaración de principios feministas. Así es como Beyoncé, Lady Gaga, Gigi Hadid, Nicki Minaj y Roxane Gay lo usan

Foto: El rosa es el color favorito de Gigi Hadid.
El rosa es el color favorito de Gigi Hadid.

El rosa millennial existe. O no. Porque nadie logra ponerse de acuerdo en qué tono exacto de rosa es. Va a la zaga del rosa cuarzo, que tiene su Pantone pertinente. Y el Pantone es el DNI de los colores, ¿verdad? Por eso, cuando un color es provisto de nombre, pero no de documento de identidad propio… Tenemos un ligero problema. Sí, se le relaciona con ese 13-1520 del rosa cuarzo, pero no es su sello propio. Y es ahí donde un amplio abanico de tonalidades rosáceas se despliega. Pero bueno… parece que el rosa millennial existe. O no. Sea lo que sea, es un color (si es que lo es) en auge. Y es maravilloso. Lo es.

Emma Stone y su vestido rosa de 'La la land'.
Emma Stone y su vestido rosa de 'La la land'.

Algunos dicen que nació -si es que los colores nacen- de la mano del gran Wes Anderson y de su maravilloso 'El Gran Hotel Budapest', película con orgásmicos paréntesis rosáceos que sumían al espectador en una suerte de nube dulce rosada. la conexión continúa con el vestido rosa flamenco de Emma Stone en 'La la land'. Otros aseguran que este rosa evoca la belleza con calado intelectual. Suena maravilloso, ¿verdad? Pero ¿con qué argumentos se sustenta? Con ninguno. Perfecto. Estupendo. Lo realmente maravilloso es que este rosa se está haciendo también con el armario masculino, ahora que la moda lucha más que nunca por borrar los géneros. A la Generación Z le debemos la lucha por la individualidad, que muchos tachan de egoísta, pero que, en realidad, es la responsable del universo 'genderless'.

El rosa ha ido colándose en la moda poco a poco. Su regreso ha sido paulatino. Cuando la colección Resort 2012 de Céline le dio la bienvenida comenzó todo. Y cuando en 2016 las tonalidades rosas abandonaron con recelo el fucsia para abrazar las tonalidades nude, con el objetivo de abrazar esta fusión de géneros, el rosa entró ya en nuestros armarios con todos sus matices. 2017 apuesta por un rosa más vivo que el nude, más fresco, pero no por ello más 'princesa'. No. Ahora el rosa se muestra vital, menos dulce, más enérgico.

Porque el rosa no es ya el color de las niñas. Es el color de las mujeres. La industria musical, al menos, eso parece querer decirnos. Desde Lady Gaga hasta Solange han hecho del millennial pink su nuevo aliado y cuando Nicki Minaj sacó a la luz su disco 'The Pinkprint', afirmó que quería que el color sirviera a las nuevas generaciones de raperas para sentirse mujeres poderosas. Y no olvidemos que fue ella, junto a Beyoncé, la que actuó con la palabra 'feminist' en una mastodóntica pantalla de fondo. Palabra, por supuesto, escrita en rosa. Quizás no rosa millennial. O sí. Quién sabe. Porque el rosa puede asociarse al feminismo. Cuando Roxane Gay habla del rosa en su libro 'Bad Feminist' lo hace con vergüenza al principio, hasta terminar abrazando este color con orgullo.

En realidad, todo este discurso acerca del rosa venía por algo. Tenía una razón de ser. Y es el look de la firma Kreist de Gigi Hadid, que se ha convertido en una Barbie (no olvidemos que Mattel ya le hizo una cuando lanzó su colección para Tommy Hilfiger) humana. Un look que demuestra que el rosa puede ser un color poderoso y ajeno a hiperglucemias. De acuerdo: cuando la exposición 'Barbie, más allá de la muñeca’ quiso vendernos a las Barbies como iconos feministas quizás el intento terminó pareciendo una mofa. Una especie de “el feminismo está de moda y tenemos una exposición de Barbies: juntemos ingredientes y veamos cómo vender el cupcake resultante”.

Pero lo importante de todo esto es que el rosa está perdiendo, poco a poco, esas connotaciones hiperedulcoradas y rancias de antaño. El rosa ahora es un color con personalidad, fuerza y poder. Ya no hace falta ir a la oficina de gris para que te tomen en serio. No. Porque ahora el rosa es 'empowering'. Y menos mal. Porque la que firma el texto colecciona Barbies y siempre va de rosa. ¡Benditos millennials!

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios