El nuevo activismo fashion

Día de la Mujer Trabajadora: la moda también se apunta al feminismo

Más necesarias que nunca, las reivindicaciones de las mujeres encuentran un aliado inesperado en la moda. Estas son las camisetas del nuevo activismo. Haz que te escuchen

Foto:

Brecha salarial, falta de conciliación y discriminación laboral. Ese es el panorama diario de millones de mujeres. Lo que unido a elementos como Donald Trump y sus secuaces, o el diputado polaco que aseguraba que las mujeres son más pequeñas, más débiles y menos inteligentes (razón por la que seguramente no recordamos su nombre…; nuestra media neurona preferimos usarla en menesteres más interesantes) han hecho revivir un feminismo ligeramente adormecido en los últimos años y han generado un movimiento internacional que lidera lo que ya se considera una nueva etapa en la protesta feminista.

Desfile de Zadig et Voltaire. De izquierda a derecha, camisetas de Bershka (c.p.v.) y camiseta de Zadig et Voltaire (85 €).

Y el movimiento ha encontrado eco y apoyo inesperado en el mundo de la moda. Porque las palabras son importantes, como demuestra la frase que ha dado la vuelta al mundo sobre la ya famosa camiseta de Maria Grazia Chiuri, homenaje al discurso de Chimamanda Ngozi Adichie, la escritora y activista nigeriana: "Todos deberíamos ser feministas" (We should all be feminists). Esa es la camiseta que llevan todas las celebrities y que se ha convertido en trending topic mundial. Aunque lo cierto es que el movimiento no siempre se muestra agradecido con el apoyo del sector más fashion: muchas feministas ortodoxas no creen que les haga ningún favor, como Jessa Crispin, que considera que vacían de significado el movimiento y que no es otra cosa que feminismo light para millenials o una forma de vender camisetas y forrarse, sin más.

Lo cierto es que la moda de las camisetas se extiende como la pólvora y en la recién celebrada Fashion Week de Nueva York los diseñadores se han subido al carro de la t-shirt con mensaje reivindicativo para el próximo invierno: Prabal Gurung con "My boyfriend is a feminist", Christian Siriano con “People are people”, Zadig et Voltaire con “Girls can do anything”, etc. ¿Qué tienen en común todas ellas? Que todo o la mayor parte de los beneficios de su venta van a parar a organizaciones sociales. Cosa que Dior acaba de anunciar que también va a hacer. Y es que a la fuerza ahorcan: el anuncio de que su camiseta comenzará a venderse a finales de marzo en Saks.com al precio de 700 dólares se solapó con el tuit de la activista Rowan Blanchard, que se hizo viral en cuestión de horas, y en el que reclamaba que el dinero recaudado tuviera fines benéficos. Y Dior no tuvo más remedio que reaccionar y anunciar que las ventas de su hit de la temporada irán a parar a The Clara Lionel Foundation, la organización benéfica de Rihanna.

¿Otra camiseta que arrasa? La de Reebok y su lema feminista anti-Trump, “Neverthless, she persisted” (Aún así, insistió). En tan solo 10 días la firma ha vendido todas las existencias y ha donado todo el dinero a la Women’s March, la organizadora de la marcha feminista celebrada el 21 de enero pasado. Una frase que también se ha convertido en lema del movimiento: esas fueron las palabras con las que un senador republicano silenció a la senadora Elizabeth Warren mientras intentaba leer una carta escrita en 1986 por la viuda de Martin Luther King, Coretta King: “La senadora Warren estaba dando un discurso muy largo. Estaba violando las normas. Fue advertida. Le dieron una explicación. Aún así, insistió”. Y la frase ha recorrido el mundo desde entonces como la pólvora.

Camiseta de Prabal Gurung AW 17, con el lema "Aun así, insistió".

Hoy, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, y bajo el lema ‘Un día sin mujeres’ alrededor de 30 países han convocado un parón laboral para demostrar su poder. Algo así como ‘Si nuestro trabajo no vale, entonces que produzcan sin nosotras’. Esta es la segunda parte de un movimiento que alcanzó su punto culminante el 21 de enero con la marcha de las mujeres (#WomensMarch) de Washington, con réplicas en Los Ángeles y otras muchas ciudades del mundo. En ella, Natalie Portman, arropada por multitud de celebrities como Rihanna, Karlie Kloss, las hermanas Hadid y un largo etcétera, encendía la mecha con el final de su discurso: “… quiero darle las gracias a nuestro nuevo presidente. Usted acaba de comenzar la revolución”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios