La triste infancia de James Dean

El actor más 'rebelde' no tuvo una infancia feliz. Cuando tenía 11 años y su madre murió, empezó a sufrir abusos sexuales por parte del pastor de su iglesia, según recoge 'The Daily Beast'. La confesión viene de la recientemente fallecida Elizabeth Taylor, quien se lo contó a un periodista en 1997 y le exigió que no lo desvelara hasta su muerte. "Creo que eso le atormentó el resto de su vida. Hablábamos mucho sobre ello durante el rodaje de 'Gigante'. Pasábamos muchas noches en vela hablando y ésa fue una de las cosas que me confesó", aseguró la actriz. - I. C.