Publicidad

Arancha de Benito, una camarera peculiar en el rastrillo

La Fundación que preside la Infanta Pilar volvió a abrir el rastrillo que cada año marca el comienzo de la época navideña y que sirve para recaudar fondos para ayudar a los niños más desfavorecidos. Anónimos y famosos se unen para colaborar y ayudar con esta fundación. Así, Arancha de Benito se despidió de esta edición del rastrillo agotada, pues no paró de servir mesas. La ex mujer de Guti confesaba estar cansada pero, con su delantal aún puesto, asegura estar muy contenta con toda la ayuda prestada. - Gtres