Lunes, 25 de marzo de 2013

EL CONFIDENCIAL

ENCUESTA

¿Cree que Cayetano Martínez de Irujo se merece el Premio Príncipe de Asturias del Deporte?
Sí, es un gran jinete
No, los hay mejores

EDICIONES ANTERIORES

· ARCHIVO

gastronomía

Maria’s Bakery, un "tea room" con encanto en el corazón de Madrid

Madrid

Maria’s Bakery, un "tea room" con encanto en el corazón de Madrid

Eduardo Verbo - Sígueme en    Twitter  - 21/11/2012

El pan está más de moda que nunca. Durante los últimos años, esta mezcla tan primaria de harina, levadura, agua y sal ha vivido su particular auge y ahora también ha evolucionado y se ha convertido en producto apto para gourmets. En Madrid, concretamente, han proliferado de forma notable las denominadas  boutiques del pan. Maria’s Bakery es una de ellas. Pero no una cualquiera. Esta pequeña tahona ubicada en el corazón del Madrid más ilustre, concretamente en la calle Zurbano, 15, a tan sólo unos pasos de la Academia de Cine, ha sido todo un soplo de aire fresco para el barrio y a su vez para la capital. La panadería conjuga calidad, cantidad y también buen precio. Un cóctel complicado de encontrar. Además, el lugar rezuma encanto por sus cuatro costados.
Un espacio donde es posible degustar sándwiches hechos con pan de miga, pasteles, cookies, muffins, bollería del día, así como todo tipo de tartas: desde la de zanahoria hasta la de chocolate y plátano. Y con una carta con una gran variedad y oferta de panes. Concretamente hasta 40 especialidades: sin gluten, de cebolla, integrales, con aceitunas, de centeno, de tomate, con pasas...  La decoración acorde con el pedigrí del establecimiento, pequeño pero con un carisma impersonal que arropa al cliente desde el primer momento. En definitiva, un tea room de renovada factura con una estética a caballo entre una pequeña casa en la campiña británica y la exquisitez de los detalles de un château francés. Dos mesas donde tomar un café o comer el menú, que es la última novedad que ha incorporado el establecimiento por un precio cercano a los diez euros, hacen el resto.
Su propietaria, María Calleja, como la conocida Romy Schneider en La panadera y el emperador, decidió hace cerca de un año montar este negocio. Después de 18 años de trabajo como relaciones públicas de Canal Plus, de haber organizado las mejores fiestas con Jesús Polanco como anfitrión y de haberse ganado el respeto de la profesión, a veces desagradecida y olvidadiza, decidió volver a lo primario: los recuerdos de su infancia. “En mi casa merendábamos todos los días, es una costumbre maravillosa que he intentado mantener y he trasladado a mis hijas”, afirma en conversación con Vanitatis. “Esta panadería es un pequeño homenaje a Embassy, donde siempre iba de pequeña”. En efecto, Maria’s Bakery guarda mucho de aquel salón de té, a la vez que nido de espías, que todavía a día de hoy sigue alimentando la imaginación de niños y mayores.
Pero la determinación a desafiar a la crisis y montar una panadería no fue una decisión alocada. “Mis hijas me ayudaron mucho. Me han empujado a hacer esto. La verdad, que no puedo estar más feliz”, prosigue. En efecto, María y Clea Fitz-James, sus hijas, fruto de su matrimonio con Luis Esteban Fitz-James Stuart y Gómez, marqués de Valderrábano y pariente de la duquesa de Alba, tienen mucho que ver en ello. “Me han dado el espaldarazo. Y me ayudan tanto…”. En las distancias cortas se muestra sagaz y espabilada. María Calleja despierta el interés en el interlocutor de aquel que tiene muchas historias que contar. Su hija María la escucha atentamente durante el encuentro con este portal. Clea, la pequeña, trabaja en El Corte Inglés como diseñadora por lo que no tiene tanto tiempo para dedicarle al nuevo negocio familiar. Pero, María lleva el nombre de Maria’s Bakery por bandera.
Allí se reúnen sus amigos casi todas las tardes. Amigos influyentes de la jet set madrileña, pero también anónimos. La tahona es apta para todos los públicos. No es de extrañar que María se ponga el delantal y venda pasteles por doquier. “Viene muchísima gente. No nos podemos quejar”. Lo compagina con su trabajo en Cien Volando, una de las agencias de comunicación high class más importantes de España. Organiza todo tipo de eventos. Lo suyo sin duda alguna es la comunicación. Apuntaba buenas maneras en el oficio del periodismo, aunque finalmente su pasión por la moda le ganó la batalla. Con tan solo 27 años, recibió una llamada de Javier de Pascual, presidente de Condé Nast, que le cambió la vida. Y se convirtió en relaciones públicas del conglomerado editorial. “No es el típico producto de lo que podría haber sido”, afirma su madre orgullosa.
Y ahora, mientras forma parte de la nueva hornada de empresarias, su madre, “que ya tengo unos añitos”, atraviesa por el mismo momento de éxito. “Estamos muy contentas. Además, lo mejor de todo es que estamos muy seguras del producto que ofrecemos”, finaliza Calleja. “No me veía como panadera, pero es una experiencia altamente recomendable. Eso sí, lo mejor es tratar con la gente que viene a comprar. Estar en contacto con los clientes siempre me ha fascinado”, concluye. Con ustedes, Maria’s Bakery, un nuevo sitio en el Madrid más ínclito donde se incumple la máxima: “Tiempo pasado no siempre fue mejor.”

álbum

Maria´s Bakery en imágenes

Un "tea room" con encanto en el corazón de Madrid
Compártelo en Facebook

Noticias Anteriores

400 euros por probarse un vestido de Vera Wang

400 euros por probarse un vestido de Vera Wang

L.S. Lara

Vera Wang es la diseñadora nupcial más venerada por las novias de todo el mundo. Sin embargo, la firma puede haber perdido algunas fans en su China natal, donde la política de su nueva tienda de Shanghái...

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados