Domingo, 3 de febrero de 2013

EL CONFIDENCIAL

EDICIONES ANTERIORES

· ARCHIVO

gastronomía

El Mentidero: de la tradición a la moda del gin tonic

El Mentidero: de la tradición a la moda del <em>gin tonic</em>

@Luis Castroverde - Sígueme en    Twitter  - 01/02/2013

Hace casi un año del traslado del madrileño Mentidero de la Villa de su vieja ubicación en la calle Santo Tomé a su nueva y casi palaciega situación en Almagro 20. Es el Mentidero uno de esos locales de moda del que mucha gente habla, y en mi opinión, con mucha más justicia que la que ensalza a alguno de los muy sobrevalorados, como los Ten's o Bombons.

Sobre la base de una buena decoración se aporta una cocina de mercado con profusión de varios tipos de platos: los cebiches, carpaccios y pescados tan al gusto de quienes quieren cuidar la línea,  completados con algún plato de pasta y arroz, sin olvidarse tampoco de una cocina tradicional donde la casquería y  carrilladas tienen también su presencia. En conclusión, siempre habrá algo que apetezca a cualquier comensal.

Ofrece el Mentidero dos formatos diferentes en Almagro:

Por un lado el más formal: el Mentidero de la Villa, que siendo muy correcto, y ofreciendo cinco reservados con capacidades entre tres y veinte comensales, nos ofrece una muy cuidada presentación; manteles de hilo, cubertería de Meneses y una carta mas que satisfactoria. Tan solo dos peros, y que tienen que ver con las bebidas,  una carta de vinos y excesivamente cara para lo que ofrece, ya sea o por los grandes vinos que contiene o por el precio de los más desconocidos, y algo que los abstemios echamos en falta: mayor variedad en la carta de aguas. No pedimos tener cinco referencias  con o sin gas, pero qué menos que dos o tres en un restaurante de esta categoría, con más o menos carbónico, y mayor o menor mineralización según gustos, y creo que hay que exigírselo. También me sorprende que no se disponga de jarras o botellones de esa agua tan extraordinaria como la del grifo en Madrid, y que es claramente superior a alguna de las envasadas. Señores restauradores, es impresentable que en lugares de más de 50 euros el cubierto no dispongan de ese servicio cuando es requerido. 

Acabada esta pequeña crítica, que en absoluto es exclusiva de El Mentidero, reconozco que es  una “patada a gran parte del sector, pero en el trasero del Mentidero”, pues de todo lo demás solo puedo resaltar sus excelencias.

Hoy sobre todo  quiero destacar el segundo formato entrada desde Zurbano y también desde Almagro 20: el Mentidero & Gin.  Su decoración mezcla de librería, salón y bar crea un ambiente especialmente acogedor, y nos ofrece una carta de platos para degustación informal,  en mesa baja realmente buena, su cebiche de pez mantequilla (12,5€) es impresionante, la calidad del pescado y el aliño con el toque acido de los cítricos y el amargo de la aceituna es obligado, el atún rojo laminado templado con brotes verdes (16 €) es bueno pero no impresionante,  en proporción preferí  la ejecución de la tapa de chipirón a la plancha, presentada con un máximo de sencillez y pureza. Completa la carta del Mentidero & Gin croquetas, pepitos,  hamburguesas, y  tartares. Todo ello hará que el precio no ronde los 35 euros por comensal, una buena relación calidad precio por la experiencia percibida.

Como su nombre indica, Mentidero & Gin dispone de una de las mejores cartas de gin tonics de la capital, y que por precios ente 9 y 15 € podremos degustar.

A los socios Borja Anabitarte y José Ynglada, en la cocina, y se les nota el oficio, los platos absolutamente en su punto y la elección del personal en sala muy muy cuidada.  No es casualidad que su catering sea uno de los mas valorados en la actualidad, y su restaurante no es fruto de una moda, sino la consecuencia de mucho oficio y experiencia  alcanzada tras muchos años.  

En resumen, además de estar en boga entre un público exigente y con edad, este Mentidero nos ofrece una buena experiencia  por un precio especialmente atractivo en su versión Gin.

Compártelo en Facebook

1 .- Conocía el Mentidero de la calle Santo Tomé. La apertura en el local actual de la calle Almagro hay que entenderla como ejemplo de la nueva línea de restauración que triunfa en Madrid.

Se trata de un local desenfadado, muy acertadamente decorado en modo contemporáneo y que además tiene un espacio para oir música y degustar un licor.

Si la cocina, además, es de buen nivel, el éxito está asegurado. Y en el Mentidero, las anchoas en salazón son inmejorables, servidas a veces sobre una ligera compota de tomate natural; el seteak tartar, inmenso y acompañado de unas patatas fritas que quedan lejos de las vulgares que sirven en muchos sitios; buen atún rojo y extraordinario salmón ahumado; la mozarella de búfala, sensacional; la carne, muy acertada y a quien le gusten los callos, que se atreva...

Eso sí, el comedor que tienen en la parte alta del restaurante [acristalado con vistas al resto del local], puede resultar muy pero que muy agradable un día entre semana, cuando su aforo no esté completo. Un viernes o sábado, si ese saloncito tiene llenas sus 4 ó 5 mesas, el ruido es desagradable porque la acústica amplifica las voces. En tal caso, mejor elegir el salón de la planta calle.

gsamsa

01/02/2013, 11:26 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

Noticias Anteriores

Los anuncios más aclamados de la Super Bowl

Los anuncios más aclamados de la Super Bowl

Laura S. Lara

Este domingo tiene lugar la final de la Super Bowl, el evento deportivo más importante y esperado de los Estados Unidos. Y como cada año, los grandes anunciantes compiten por insertar su spot en tan cotizada franja horaria....

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados